viernes, 4 de agosto de 2006

Y encontré la verdad en la mentira...


Se puede mentir con la verdad. Se nos miente a dirario en las noticias, contándonos sólo datos, algunos datos, cuyo sentido cambia si faltan otros. Se nos miente con la verdad por todo lo que no se nos cuenta y que forma parte de la verdad, y se nos dice que la verdad es ésa, y no es verdad, porque una verdad incompleta es una gran mentira.

Se puede decir la verdad con la mentira. De hecho, el hombre suele recurrir a la mentira para decir grandes verdades que sólo así se pueden contary hacer comprender de forma completa. Las parábolas, las fábulas, el Quijote, Crimen y castigo, La peste, Mme Bovary, La Regenta, Tiempo de silencio, Ana Karenina, La insoportable levedad del ser, los cuentos de Borges, el teatro de Shakespeare (que, sin ir más lejos, hacía que Hamlet recurriera a la mentira para denunciar la dolorosa verdad que había descubierto), el de Lorca, Cien años de soledad, el Lazarillo de Tormes, las grandes tragedias griegas, y tantas y tantas otras páginas escritas a partir de esa mentira organizada que es la ficción, dicen grandes verdades sobre el hombre, su alma, sus preguntas, su tiempo, su sociedad y sus demonios.

Hay mucha más verdad en algunas películas que en muchos telediarios

Por que ya lo dijo como nadie Juan Carlos Onetti en El pozo: Se dice que hay varias maneras de mentir; pero la más repugnante de todas es decir la verdad, toda la verdad, ocultando el alma de los hechos. Porque los hechos son siempre vacíos, son recipientes que tomarán la forma del sentimiento que los llene.

Esa es la verdad. El alma de los hechos. El sentimiento que los llena .

Cuidado, pues, con la verdad. Hay que elegir bien el medio para buscarla y para intentar contarla

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...