jueves, 28 de septiembre de 2006

Recuerdo enmarcado.

He deseado muchas veces estar a la altura de tus sueños
y me he esforzado
y me he estirado
y he saltado

para llegar
una y otra vez
sin conseguirlo
intuyendo apenas la altura de esos sueños
divisando, asustada, pequeña, lejana
la altura de tu pasado.

Quería taparte cada herida con una rosa
quería cuidarte y protegerte
del dolor pasado presente y futuro
y he buscado en tus ojos y en tus gestos
amor
y allí he creído encontrarlo
y quizás no era más que el reflejo de mi
Amor .

Pero soy feliz
por haberte amado
y porque te amo.

Soy grande
por haberte amado
y porque te amo.

Y si adiós es la palabra
te enmarco en el recuerdo
para llevarme algo tuyo
enmarcado
conmigo
guardado y envuelto con mucho cuidado.

Así que esto no es un adiós
es un hasta siempre emocionado
porque hay un siempre
oscuro
en el que estaremos tú y yo
siempre
amándonos.

Y cuando tú mires atrás
y cuando le cuentes
¿Qué dirás?
¿Cómo me verás en la distancia?
¿Pequeña, azul y frágil?
¿Triste, lluviosa y queriéndote?
¿Mirándote, siempre mirándote?
¿Qué dirás de mi?
¿Qué imagen guardarás?
¿Cuál de ellas?
¿Cuál de todas?
Elige.

Yo elijo tu cara al besarme.
El gesto de tu mano en mi pierna mientras conduces.
Tu mano en mi pelo.
Tu brazo en mi cintura.
Mi llegada a ti.
Tu abrazo por detrás.
Tu mirada de arriba a abajo en el reencuentro.
El verte caminar en el breve instante en que tú aún no me ves.
El entreabrir las pestañas somnolientas para ver tu cara en la almohada.
Tu voz en el teléfono.
Tu ojos cuando estoy sobre ti.
Tu tacto cálido y suave.
Tu olor, tu olor, tu olor.
Tus gestos de niño travieso.
Tu abrazo en la despedida.
Tu refugio cuando todo está oscuro, y frío, y negro.
Tu sueño.

Me quedaría a morir abrazada en tu cintura
y no pediría ya nada más
nunca, nada más.

Y tú sonreirás
seguro
sonreirás.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...