jueves, 26 de octubre de 2006

Estar mal



"Estar bien es una especie de carga, estar bien significa estar dispuesto y ese estado te lleva inevitablemente a algún tipo de enfrentamiento. Es como extender dos brazos fuertes y sanos cuando a tu alrededor están construyendo pirámides; es raro que no te caiga alguna piedra. Estar mal, en cambio, es estar tranquilo, tan tranquilo como una fortaleza quemada en mitad de una guerra. Alejado de todos los retos, de todas las obligaciones. Estar absolutamente borracho es estar absolutamente incapacitado para la acción y por lo tanto tan alejado como se puede estar de la responsabilidad o lo que es casi lo mismo, de la culpa. Momentos sagrados de paz absoluta, de esfuerzo cero. La mejor sensación viene cuando se detiene el esfuerzo. Si pudiéramos aislar esa sensación podríamos prescindir del esfuerzo. Sería algo así como una meta sin carrera. Estar bien signifca estar preparado para lo peor, estar mal es permanecer quieto y tranquilo. Estar bien es Julio y estar mal es Septiembre.

¿Y ahora cómo te encuentras?
Bien, quiero decir, mal"

Ray Loriga: "Héroes"


Hay gente que está mal como refugio y como huida.
Hay gente que quiere, aunque no quiera, estar mal.
Hay gente que está mal y se echa como un peso muerto
para que lo levanten, para que lo sostengan, para que lo arrastren
los que están bien.

Hay gente que está mal para no estar solo
hay gente que confunde atención, compasión, obligación y amor
y busca amor estando mal.
Hay gente que en el mal huye de su vida,
y de la responsabilidad, y de la culpa.
Hay gente que quiere estar mal aunque no quiera.
Hay gente que sólo sabe estar mal.
Hay gente que está mal como escondite, o como coraza,
o como máscara, o como chantaje, o como excusa,
o como lazo, o como cadena, o como arma...


Hay gente que sólo se siente a salvo en la oscuridad
y se entrega, para anestesiar el miedo, a la mentira
de que cuando estás mal ya nada malo te puede pasar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...