lunes, 16 de octubre de 2006

Lo perdido

¿Dónde estará mi vida, la que pudo
haber sido y no fue, la venturosa
o la de triste horror, esa otra cosa
que pudo ser la espada o el escudo

y que no fue? ¿Dónde estará el perdido
antepasado persa o el noruego,
dónde el azar de no quedarme ciego,
dónde el ancla y el mar, dónde el olvido

de ser quien soy? ¿Dónde estará la pura
noche que al rudo labrador confía
el iletrado y laborioso día,

según lo quiere la literatura?
Pienso también en esa compañera
que me esperaba, y que tal vez me espera.


Del gran Jorge Luis Borges, ciego clarividente y poeta de la paradoja.





¿Dónde estarán las posibilidades frustradas, lo que pudo ser y no fue?
Aquella posibilidad que se abría cuando tomamos (o las circunstancias tomaron por nosotros) la decisión, aquella posibilidad desechada, que existía en potencia tanto como la que luego se cumplió.

¿Dónde estaría yo si no te hubiera conocido, si me hubiera quedado, si no hubiera querido?
¿Dónde estarías tú si no me hubieras mirado, si no hubieras vuelto, si no hubieras querido?
¿Dónde estarán los que nos hubieran acompañado?
¿Dónde estarán las citas que rechazamos y las oportunidades que no vimos?
¿Dónde estarán los tropezones que evitamos y las heridas que no sufrimos?
¿Dónde estarán los caminos que no tomamos y los lugares que no vimos?
¿Dónde estarán los sueños que no quisimos?
¿Dónde estarán los que hubiésemos sido si no nos hubiésemos cruzado aquella tarde que pudo no pasar?
¿Dónde estarán las palabras no dichas y los silencios rotos?
¿Dónde estará mi vida sin ti?
¿Dónde la tuya sin mí?

¿Qué posibilidad que se abre ahora se perderá para siempre?
¿Quién nos aguarda en vano?

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...