miércoles, 22 de noviembre de 2006

Yo no quiero



Rutina, obligación.
no preguntarse si sí o si no.
Gris, costumbre, necesidad,

pereza, cobardía, temor.
Ni frío ni calor
ni euforia ni dolor
ni espera ni ilusión.

Confundir costumbre, amor, deseo, posesión.

Tumbarse a intuir el pasar de la vida
allá lejos,
en otra parte,
oyendo apenas su rumor,
soñando y recordando aquello
que en realidad nunca pasó,
sin atreverse siquiera a preguntarse
dónde y cuándo fue que se acabó
lo que nunca terminó,
fingiendo esconder,
con tristes rutinas y gestos acostumbrados
la sombría, la terrible, la callada decepción.

Yo no quiero.

No.

Hace mucho tiempo que descubrí que Sabina dice mucho mejor cosas que yo ni sabía que pensaba. Pero las pensaba. Y las sentía. Y las siento. Desde entonces hasta hoy.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...