lunes, 11 de diciembre de 2006

Te recuerdo Amanda.





Ha muerto Pinochet.
Y suena en el corazón Víctor Jara.

Lo que pasó no puede cambiarse.
La vida y las vidas perdidas son irrecuperables;
el sufrimiento, la angustia, el dolor, la atrocidad
imborrables,
incompensables (con perdón de la palabra)
inadmisibles
Y quizás sea imposible que haya justicia.
Y quizás lo único remotamente parecido a la justicia
y posible
sea no olvidar.
Nunca, jamás olvidar
porque, quizás, perdón sea otra palabra
demasiado difícil
que, quizás, nadie tenga siquiera
el derecho de pedir
a quien lo podría, pero quizás no pueda, dar.

Hoy ha muerto Pinochet.
Y yo sólo puedo pensar
en no olvidar
a aquellos que también murieron
de otra forma
por otras causas
en el mismo lugar
y en otros lugares
que fueron terriblemente el mismo.

Hoy ha muerto Pinochet.
Muerte, memoria, justicia, rabia.

Te recuerdo Amanda...

1 comentario:

Destroyer dijo...

Maravillosa canción y mira que a mí no me gustan los cantautores protesta, pero esta canción siempre ha sido especial.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...