martes, 10 de abril de 2007

La senda que nunca se ha de volver a pisar.


Enigma: Return to innocence

Soñé que el río me hablaba
Con voz de nieve cumbreña
Y dulce, me recordaba
Las cosas de mi querencia.

Tu que puedes, vuélvete
Me dijo el río llorando
Los cerros que tanto quieres
-me dijo-
allá te están esperando.

Es cosa triste ser río
Quién pudiera ser laguna
Oír el silbo del junco
Cuando lo besa la luna.

Qué cosas más parecidas
Son tu destino y el mío
Vivir cantando y penando
Por esos largos caminos.

Atahualpa Yupanqui.

Sí, ya, ya sé,
que hay que mirar hacia adelante siempre
que para atrás, como mucho, para coger impulso.
Que el pasado es una trampa, y una mentira,
una estela en la mar,
y que, aunque no es verdad en realidad
que cualquier tiempo pasado fue mejor,
Manrique tenía razón y
a veces
"después de acordado da dolor".
Que lo único por lo que lo añoramos es porque es irrecuperable.
Porque sólo hay algo casi casi tan bello como lo que nunca he tenido:
lo que tuve una vez y nunca
podré volver a tener.

Sí, ya, ya sé:
lo que pasó ya no existe,
pero a mí a veces me gusta mirar atrás
y sentir nostalgia
y acariciar y recorrer e inventar
el recuerdo y la mentira
el ensueño y la añoranza.
La senda que nunca
se ha de volver a pisar.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...