martes, 29 de mayo de 2007

¿Futuro perfecto de amar?

¡¡HIJITOS!!, respondió a la profesora sin dudarlo Susanita, la amiga repipi y maruja de Mafalda. ¿Responderíais vosotros lo mismo?



Hace años, el horizonte vital de la gran mayoría de la gente del entorno occidental medio incluía casi siempre la idea de formar una familia, es decir, casarse y tener hijos. Ese parecía, tal y como captó Susanita, el futuro perfecto de amar. Y a pesar de avances, independencia femenina, divorcio, familias alternativas, singles y demás modernidades, ese horizonte sigue estando flotando en el aire (como el amor, según las canciones cursis), implícito sin ir más lejos en el ideario subyacente de los mass media, que nos reflejan al mismo tiempo que nos moldean (véanse si no anuncios, comedias románticas, series de TV o programas de corazón).

La idea tradicional de "pareja e hijos" sigue siendo uno de los requisitos del "éxito" oficial, y cuando alguien no lo tiene, o bien se asume que se ha resignado, o bien todo el mundo se pregunta por qué e indaga las causas del "problema", y si parece no haberse resignado, sino haber elegido la opción de no tener parentela, se le tilda por lo alto, por lo bajo, a las claras o a escondidas, de "raro". En conversaciones con mis jovencísimos alumnos, sin ir más lejos, palpita casi siempre esta misma concepción tan profundamente tradicional.

Y digo yo, ¿esto es por una cuestión de instinto? ¿Lo "natural" es querer tener hijos? ¿No querer tenerlos se debe siempre a alguna rara anomalía evolutiva en la psique del individuo? ¿O es simplemente educacional? ¿Se nos sigue educando para que queramos, para que sintamos la necesidad de procrear, a pesar de la aparente modernidad de nuestra sociedad?

En tiempos como los que corren, en los que apenas hay tiempo, ni dinero, ni paciencia, ni casa adecuada para nada y menos para hijos, en la que los hijos te pueden suponer muchas renuncias y un condicionamiento bestial de por vida, y en el que además están surgiendo nuevas especies no previstas por Darwin como son los niños tiranos, los padres desesperados, las supernannys, los sos adolescentes, el estado que tiene que hacerse cargo de hijos descontrolados e incontrolables,,, ¿por qué la gente sigue -o seguimos- queriendo tener hijos? Es más, ¿por qué hay gente que se somete a durísimos y/o carísimos tratamientos cuando no puede tenerlos, o se desespera, o adopta, o lo que sea?

Tener hijos,¿es tan terrible como parece o no? ¿Qué extraña y oculta compensanción se obtiene a cambio de tanto "sacrificio"? ¿Qué ventajas y qué inconvenientes tiene (los inconvenientes ya los veo yo, pero puede que haya alguno más que no se me haya ocurrido)? ¿De verdad es un sentimiento el del amor hacia los hijos tan fuerte y tan distinto a todos los demás -de hecho, personas completamente sensatas en otros aspectos, ante sus hijos o como padres a veces se comportan como si hubieran pedido la razón, el sentido común o incluso la dignidad... que en estos días también estoy muy sensibilizada con eso.-?¿De verdad compensa o no?¿Es un kinder genuino, con premio-sorpresa de verdad, o es un anzuelo que es mejor no picar? Y para la vida en pareja y como pareja, ¿es bueno o es malo? ¿Puede destruir a una pareja tenerlos? ¿Puede destruirla no tenerlos?

He hablado en muchas ocasiones con mucha gente sobre esto, y lo único que sé es que la paternidad/maternidad tiene defensores y detractores acérrimos y apasionados. Y conozco casos y cosas para todos los gustos. Y ya sé que en este blog entran pocos padres -bueno, poca gente en general, por lo que la posibilidad de que entre algún padre se me antoja casi imposible-, y que comenten, menos, pero de verdad me gustaría seguir escuchando opiniones al respecto, cuanto más variadas, mejor: de los que quieren tener hijos, de los que tienen claro que no quieren tenerlos jamás, de los que los tienen y se arrepienten, de los que los tienen y están encantados, de los que están tan dudosos como yo...

Supongo que al final, la respuesta es la de siempre: depende de cada uno. Y eso es lo que a mí me gustaría conocer: el caso y el punto de vista de cada uno, porque es un tema que desde siempre, me ha llamado muchísimo la atención.


Hace tiempo me llegó un correo sobre esto que me hizo mucha gracia. Aquí os lo dejo, con un vídeo ilustrativo sobre el tema al final de todo. Para que quede claro que me he documentado a fondo :-p


Preparación para ser padres

La preparación para ser padres es mucho mas que leer unos cuantos libros y decorar la habitación del niño. He aquí 12 sencillas pruebas para futuros padres para ayudarles a prepararse para la experiencia real de ser padre o madre.

Para la mujer:
-Para prepararte para la maternidad, atate un saco de garbanzos a la tripa y ponte una bata encima. Dejalo ahi durante 9 meses. Despues de 9 meses, abre el saco y quita el 1O% de los garbanzos.

Para el hombre:

-Para prepararte para la paternidad, baja a la farmacia de tu barrio, vacía el contenido de tu cartera en el mostrador y dile al farmaceutico que se sirva el mismo. Luego vete al supermercado y domicilia tu nomina directamente en su oficina central. Vete a casa. Coge el periodico. Leelo por ultima vez.

-Antes de lanzarte a tener hijos, busca una pareja que ya los tiene y criticales por sus métodos de imponer disciplina, su falta de paciencia, sus pésimos niveles de tolerancia, y por haber permitido que sus hijos se porten como salvajes. Sugiéreles maneras de mejorar el comportamiento de sus hijos a la hora de acostarse, pedir pipí o comer. Aprovecha, sera la ultima vez que tendrás todas las respuestas.

-Para hacerte una idea de cómo seran las noches, coge un saco humedo de entre 4 y 6 kilos, anda tu salón para arriba y para abajo con el saco en brazos, sin sentarte desde las 5 de la tarde hasta las 10 de la noche. A las 10 suelta el saco humedo, pon el despertador para medianoche y duérmete. Levantate a las 12 y da mas vueltas por el salon, con el saco humedo hasta la una. Pon el despertador para las 3. Como no podras dormirte, levantate a las 2 y prepárate una copa. Acuéstate a las 2:45. Levántate cuando suena el despertador a las 3. Canta nanas en la oscuridad hasta las 4 y pon el despertador para las 5. Levántate. Haz el desayuno. Sigue esta rutina durante 5 años. Pon siempre buena cara.

-¿Puedes aguantar los niños en casa? Para averiguarlo, unta crema de cacao en el sofa y mermelada en las cortinas. Esconde un trozo de pescado rebozado detras del equipo de música y dejalo ahí durante todo el verano. Mete los dedos en las macetas y luego arrástralos por las paredes mas limpias. Dibuja encima de las manchas con tapices de color. ¿Que tal queda?

-Vestir a un niño pequeno no es tan facil como parece: Primero, compra un pulpo y una bolsa de redecilla, intenta colocar el pulpo dentro de la bolsa de manera que no salga ninguno de los tentaculos por los agujeros de la red. Tiempo permitido para la prueba... toda la mañana.

-Coge una caja para huevos (vacía). Utilizando unas tijeras y un poco de pintura, conviértela en un cocodrilo. Ahora coge un tetrabrik, una pelota de ping-pong y un paquete de Choco-Crispis vacio y construye una replica exacta de la Torre Eiffel. ¿Enhorabuena?, has aprobado las pruebas para ser miembro de las asociación de padres de la guardería.

-Olvídate del deportivo y comprate una ranchera. Y no lo dejes en el garaje toda limpia y brillante. Los coches familiares no son asi. Compra un helado de chocolate y metelo en la guantera. Déjalo ahi. Coge una moneda de cinco duros y metela en el cassette. Coge un paquete de tamaño familiar de galletas de chocolate. Machácalas contra los asientos traseros. Araña ambos lados del vehiculo con una llave. Ahi lo tienes. ¿Perfecto?

-Prepárate para salir, espera en la puerta del baño durante media hora. Sal por la puerta de la calle. Vuelve a entrar. Vuelve a salir. Vuelve a entrar. Vuelve a salir. Baja por el camino de tu casa hasta la calle. Sube el mismo camino. Baja por el camino otra vez. Anda por la calle muy despacio durante 5 minutos. Parate a inspeccionar con detalle cada pitillo apagado, chicle tirado, kleenex usado o insecto muerto que encuentres en la acera. Vuelve hacia atras. Chilla que estas harto hasta que los vecinos se asomen a mirarte. Date por vencido y vuelve a casa. Ahora estas mas o menos preparado para llevar un niño pequeño de paseo.

-Repite siempre todo lo que dices por lo menos cinco veces.

-Vete al supermercado. Lleva contigo lo mas parecido a un niño de menos de cuatro años que puedas encontrar (una cabra adulta es ideal). Si piensas tener mas de un niño, llevate dos cabras. Haz la compra para una semana sin perder de vista las cabras. Paga todo lo que las cabras hayan comido o destrozado. Repítelo varias veces; mientras no puedas realizarlo con facilidad ni sueñes con tener hijos.

-Ahueca un melón. Haz un pequeño agujero en un lado. Cuélgalo del techo y balancealo de un lado a otro. Ahora coge un bol de papilla. Intenta meter cucharadas de papilla dentro del melón fingiendo que eres un avión. Sigue intentandolo hasta acabar la mitad de la papilla, vierte la otra mitad sobre tu regazo asegurándote que caiga mucha sobre el suelo. Ahora estás preparado para dar de comer a un niño de 12 meses.

-Apréndete todos los nombres de los Power Rangers, de los personajes de las películas de Disney, Barrio Sésamo y las Tortugas Ninja. Cuando te sorprendas cantando canciones de Blanca Nieves en el trabajo... por fin estarás preparado para ser padre.






7 comentarios:

Anónimo dijo...

Madre mía!!!

Se me han quitado las ganas hasta a mí y eso que siempre he querido tener tres mínimo, jajaja.

Ejem...

¿Esto quiere decir que no me vais a hacer tía? :(

Besitos.

omphale

kamala dijo...

Jajjaj

¡Hola, guapa!

Eso no quiere decir nada... Es teoría, pura teoría, que es lo único que se me da bien. En la práctica luego todo esto no sirve para nada.

Muchos besos.

cesar dijo...

pues yo últimamente lo flipo con los niños,me parecen lo mejor que hay, pese a vivir en un barrio donde montan orgías de muerte y destrucción. No creo que fuese padre porque interferir en su libre albedrío es mu complicao (probablemente les diese una educación jipilondia y de costumbres relajadas), pero definitivamente los niños son lo más. Ya tu sabes :-)

Mariola dijo...

Bueno, pues yo soy madre, anda que la primera vez que entro y me preguntas directamente ;)
Yo no tenía ninguna intención de tener un hijo, ni se me pasaba por la cabeza, pero un día sin saber pq,(bueno, el pq si lo se) me quedé embarazada y algún atávico instinto se apoderó de mi, que había visto a los niños de mis amigas por pura educación, ni tocarlos vamos, me parecían unos seres extraños, pero este era mío, iba a formarse dentro de mi y lo que era peor, iba a ser feliz o no en función de lo que yo hiciera por el, será culto si yo me esfuerzo, será educado si yo me esfuerzo, será buena persona si yo consigo inculcarle que lo sea... será guapo pq si, pq es mi hijo y es el más guapo del mundo. Bueno, el caso es que tuve a mi hijo y el mundo cambió, de repente entendía muchas cosas, por ejemplo hasta que punto nos afecta como nos traten en la infancia, lo doloroso que debe ser que no te quieran, que te peguen.

Sobre si mola ser madre, pues la verdad, es que suena de un tópico y de un cursi que da asco, pero te aseguro que ver su cara cada mañana, cada noche, sucia, feliz, no es comparable a nada.

Hala, pues ya he soltado mi rollito de madre babosilla.

kamala dijo...

César: ¿Qué tiene de malo una educación jipilondia y de costumbres relajadas? Tú serías el guardián entre el centeno, seguro, pero tal cual. Y un niño se lo pasaría muy bien contigo, y tú con él. Anda que no te ibas a reír...

Mariola: Muchísimas gracias por tus respuestas!! Jejejej Es más: creo que inconscientemente, siempre que saco este tema es buscando inconscientemente una respuesta como la tuya, que me cuente y me reafirme lo que intuyo que me puede pasar... Yo no soy madre y no me gustan los niños (en general, hay excepciones como mi "sobrina" Paula, pero son las menos), de hecho incluso mis amigos se cachondean con mi poca maña para tratarlos y mi "repelús". Y sin embargo, siempre me ha llamado mucho la atención la idea de la maternidad, y aunque racionalmente sé ver tooooodas sus desventajas (a este post me remito), hay algo que no sé... Es como una intuición de que hay algo ahí por descubrir... No es una llamada, pero sí algo parecido... Es difícil de explicar. Y que parece que sólo los que habéis sido padres habéis descubierto. Y por eso me gusta preguntar.

Anónimo dijo...

Hay que tener hijos. Alguien debe seguir contribuyendo a la destrucción de la raza humana y el planeta y alguien debe estar aquí para ver el final.

kamala dijo...

¿Tú no tienes muy buen día hoy, no?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...