jueves, 24 de mayo de 2007

Vendetta


–¿Quién eres tu?

–Quien... 'quién' es solamente la forma de la función 'qué' y ¿qué soy? Un hombre con una máscara.

–Sí, es ya lo veo.

–Naturalmente. No me cuestiono tu capacidad de observación, simplemente señalo lo paradójico que es preguntarle a un hombre con máscara quién es.

- Pero en esta noche tan prometedora, permíteme que en lugar del banal sobrenombre, sugiera el carácter de esta “dramatis personae”

- ¡Voilá! A primera vista un humilde veterano de vodeville en el papel de víctima y villano por vicisitudes del destino. Este visage, ya no más velo de vanidad, un vestigio de la vox-populi, ahora desfallecido. Sin embargo esta valerosa visión de una extinta vejación se siente revivida y ha hecho voto de vencer el vil veneno de estas víboras en avanzada, que velan por los violentos viciosos y por la violación de la voluntad. El único veredicto es venganza, vendetta, como voto y no en vano, pues la valía y veracidad de ésta, un día vindicará al vigilante y al virtuoso. La verdad, esta vichyssoise de verborrea se esta volviendo muy verbosa, así que solo añadiré que es un verdadero placer conocerte, y que puedes llamarme V...

- ¿Eres una especie de maniaco?

- Estoy seguro de que eso dirán..



Me encanta este diálogo de “V de Vendetta”. Me encanta la peli. No soy cinéfilo, no soy un purista y no me he leído el comic de Alan Moore y David Lloyd. No la interpreto; solamente me gusta.
Alguna ventaja deberíamos tener los trogloditas.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...