jueves, 14 de junio de 2007

Huella


Te conocí, porque al mirar la huella
de tu pie en el sendero,
me dolió el corazón que me pisaste.

Corrí loco; busqué por todo el día;
como un perro sin amo.

... ¡Te habías ido ya! Y tu pie pisaba
mi corazón, en un huir sin término,
cual si él fuera el camino
que te llevaba para siempre...


Juan Ramón Jiménez



Quizás sea eso. Quizás amamos sólo una huella. Siempre una huella.

El rastro, con vocación de eterno, de lo efímero.

2 comentarios:

Ruvias Intelijentes dijo...

hun amigo nuestro dicia que nos henamoramos de un jesto furtibo i nos pasamos el resto del tiempo vuscandolo. ha nosotras nos suena pelin pesimista... pero como poetico hes un rato.

lo de la uella es monito, pero tamvien pelin triste, no? o seremos nosotras que estamos pre-menstruales? ;)

vesissssssss

kamala dijo...

¿Triste? No sé... Dejar huella es bonito... y que aún enima por esa huella que dejas te amen.

Quevedo decía que no somos más que una sucesión de momentos, y aunque te amen sólo por uno de esos momentos, te están amando a ti.

Vesis, guapas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...