sábado, 16 de junio de 2007

Suspicious Minds




Hay artistas de toda índole, gente célebre que llega a ser conocida para millones de personas y que acaban desapareciendo físicamente a temprana edad. Es un fenómeno que se repite y que parece redundar en aquella frase: vive de prisa, muere joven y en el camino.

Quizás esa desaparición sea algo intrínseco al modo de vida que eligieron o que no eligieron en algunos casos. A veces parece un guión escrito, el guión perfecto que evita la decadencia de la persona y que catapulta al mito. A veces lo difícil es vivir y arrastrar la propia decadencia de lo que uno fue y de lo que los demás esperan que seas. Cuando tu ya no eres tú sino que eres parte del ideario colectivo, lo difícil llegado un momento determinado, es vivir.

Ejemplos hay muchos y en todos los ámbitos, desde Janis hasta el Che.

A veces vivir es lo difícil, a veces se elige (aunque sea de manera inconsciente) morir, para pasar a ser inmortal.

Elvis Aaron Presley forma ya parte de la leyenda. ¿Quién de nosotros no puede decir incluso dónde nació? Forma ya parte del recuerdo, de la memoria colectiva de muchas generaciones. Sus canciones, su estilo, forman parte ya de la historia de la música. Pocos son los elegidos. Deben conjugarse una serie de factores para encumbrar al mito, y en su caso, no hay duda: se conjugaron.

Elvis nace en Tupelo (Mississipi). Sus primeros años contribuyen a ir forjando la leyenda. Pobres de solemnidad (su hermano menor fue enterrado en una caja de cartón), logra sobrevivir casi de puro milagro.

El verano del ’54 marca el comienzo, no sólo de Elvis cantante sino de una parte importante de la música moderan. Elvis graba un modesto single en una de cuyas caras canta un blues suave titulado “That’s All Right, Mama”. El resultado fue tan bueno que su estilo empezó a ser reconocido como “rockabilly” o “country rock”, con fuerte impacto sureño, aunque posteriormente nadie dudaría ya en definirlo como “rock,n,roll”.

El 3 de Junio de 1954, a las 21,30 horas, el disco fue escuchado por primera vez en el programa de Dewey Phillips de la emisora WMPS. Fue repuesto nada menos que treinta veces al día siguiente, quince veces por cada cara, y ese mismo día la emisora estuvo colapsada por las llamadas de los oyentes. Pero todo este éxito no fue vivido por Elvis, ya que temeroso de una mala respuesta había ido al cine “Suzore” para no ser testigo de un abucheo. Tuvo que ser su propio padre quien fuera en su busca por encargo de Dewey y llevado hasta la emisora para realizar una entrevista en directo. Allí se sentó un tembloroso muchacho que solamente acertaba a contestar con monosílabos a las preguntas del locutor, mientras sonaban de fondo sus dos canciones. Menos mal que era una emisora de radio, ya que los colores que adornaban sus mejillas eran ciertamente impresionantes. Pero en pocos días el disco fue un éxito extraordinario y se puso en el tercer puesto de todas las listas de éxito.

Elvis rompió modas en muchos sentidos (llegó a tachársele de afeminado) pero la más asombrosa en el sur de los U.S.A. es que nunca ningún blanco había cantado como un negro. Incluso el Ku Klux Klan le considera una especie híbrida de negro y blanco, haciéndole objeto de sus iras y sus amenazas: “Si canta las canciones de los negros es porque simpatiza con ellos; por tanto, es objeto de ataque”.

Después éxito tras éxito y .....la decadencia. También sobre esto existe mucho mito y leyenda, lo que sí es seguro, es que ante la decadencia y la visible degradación de la persona, enseguida empezaron a sobrevolar los buitres. Los que siempre acuden a la cita.

A mí todo eso me da igual. Elvis era Elvis en el escenario, para mí ahí nacía y moría.

He seleccionado las canciones de él que más me gustan y que pertenecen a varias etapas.

Este video pertenece a la primera etapa de Elvis.





A mí personalmente me gusta más su etapa de madurez. Creo que tiene mejor voz y no sé, quizás incluso la estética...algo kitsch....Mi favorita sin duda. Un auténtico showman en estado puro. Qué lo disfrutéis.



4 comentarios:

kamala dijo...

Mi canción favorita de Elvis es Always on my mind, versionadísima hasta por los Pet Shop Boys

http://www.youtube.com/watch?v=Gawdjmxdssk

kamala dijo...

Y del Suspicious Mind me gusta mucho también la versión que hicieron allá por los 80 los Fine Young Cannibals. De hecho, fue en esta versión como la descubrí yo. Luego, algunos años después, llegué a Elvis. Y ya sé que me vas a decir que no hay color, y todo eso... pero a mí me gusta.

http://www.youtube.com/watch?v=TsMH0Ig6l0U

kamala dijo...

Y yo creo que este tipo de mitos que mueren jóvenes, en realidad no buscan la inmortalidad, aunque les llegue de rebote. Pero sí puede que busquen la muerte, sea cual sea la forma que eligen para autodestruirse. Y quizás porque ellos mismos, a solas frente al espejo, se sientan pequeños y lejos del mito, abrumados y aplastados por él, en un trágico "o él o yo". Y esta claro que ganó él, el mito. Elvis, el Che o Marilyn, que vete tú a saber qué o cuánto tenían que ver con Aaron, Ernesto José o Norma...

Dei dijo...

Pue efectivamente, no hay color con la versión de FYC ;-).

Es cierto que no creo que buscaran la inmortalidad y seguramente también es cierto que dos personas convivían en una. Una les gustaba menos que la otra, seguro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...