miércoles, 18 de julio de 2007



Dijo Miguel Hernández :

"Me sobra corazón"

"Hoy estoy sin saber yo no sé cómo,
hoy estoy para penas solamente,
hoy no tengo amistad,
hoy sólo tengo ansias
de arrancarme de cuajo el corazón
y ponerlo debajo de un zapato.

Hoy reverdece aquella espina seca,
hoy es día de llantos de mi reino,
hoy descarga en mi pecho el desaliento
plomo desalentado.

No puedo con mi estrella.

Yo nací en mala luna.
Tengo la pena de una sola pena
que vale más que toda la alegría.
Cuanto más me contemplo más me aflijo:
cortar este dolor ¿con qué tijeras?

Ayer, mañana, hoy
padeciendo por todo
mi corazón, pecera melancólica,
penal de ruiseñores moribundos.

Me sobra corazón.
No sé por qué, no sé por qué ni cómo
me perdono la vida cada día. "

Lo dijo Miguel Hernández, y a veces, al decirlo, me hace compañía.

Hay días que no me soporto.
En que repito los gestos que no me gustan.
En que me llevo de nuevo al lugar al que no quiero estar.
En que me estorbo.
En que me castigo.
En que me tiendo una trampa evidente en la que voy a caer.

Hay días en que me gustaría irme de mi vida o echarme a mí de ella.
Me estorbo y me estorba este corazón estúpido
que algún día dejó de quererme
aún no tengo claro por qué
y que de vez en cuando me lo recuerda.

Y no es justo, lo sé, no es justo.
Y te pido perdón, y me siento de nuevo pequeña
y no quiero manchar a nadie ni a nada con todo esto.
Y me siento como Midas, presa de mis manos destrozando todo lo que toco.

Porque no voy a poder arrancarme la espina.
Porque la espina está en mí.
Porque la espina soy yo.

Y qué coño hago entonces con las ganas de llorar
y adónde puedo ir para huir un rato de mí misma.
Y cómo hacer para salvarme.
Y para ignorar que nadie merece esto.
Nadie.
Y menos tú.

Hay días que no me soporto. No sé si a alguien más le pasa.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...