miércoles, 24 de octubre de 2007

Cuando el amor llega así de esta manera..


Existen muchas formas por las que puede llegar el amor, o los amores, porque no creo que sea un sentimiento único ni monolítico ni monocorde ni diáfano. (Quien lo probó, lo sabe, como dijo Lope). Existen muchas formas, pero yo creo que son básicamente dos, que reflejó magistralmente García Márquez en esa biblia y compendio del alma humana (y las almas humanas, porque tampoco el alma es única, ni monolítica, ni monocorde, ni diáfana) que es Cien Años de Soledad. Maestro que coloca como nadie, una detrás de otras, las palabras, e, igual que un dios juguetón y genial hace con el barro, de un soplo les infunde alma, corazón y vida, con la misma destreza innata y descuido con que los niños soplan al aire las pelusas etéreas del diente de león.

Una forma de llegar el amor: el flechazo que sufre Aureliano Buendía cuando conoce a Remedios, la bella:

"Todo el mundo quedó en paz, menos Aureliano. La imagen de Remedios, la hija menor del corregidor, que por su edad hubiera podido ser hija suya, le quedó doliendo en alguna parte del cuerpo. Era una sensación física que casi le molestaba para caminar, como una piedrecita en el zapato. (...)
La casa se llenó de amor. Aureliano lo expresó en versos que no tenían principio ni fin. Los escribía en los ásperos pergaminos que le regalaba Melquíades, en las paredes del baño, en la piel de sus brazos, y en todos aparecía Remedios transfigurada: Remedios en el aire soporífero de las dos de la tarde, Remedios en la callada respiración de las rosas, Remedios en la clepsidra secreta de las polillas, Remedios en el vapor del pan al amanecer, Remedios en todas partes y Remedios para siempre. "

Y otra forma de llegar al amor: despacito, tras mucho tiempo de roce y convivencia, y sin que uno se dé cuenta, porque uno no buscaba el amor, sino otra cosa -o al menos, eso creía- o lo buscaba en otra parte. Es lo que les sucede al otro Aureliano (el segundo), con Petra Cotes, por "culpa" de una mala racha económica:

"...Por más que se mataban trabajando, por mucho dinero que escamotearan y muchas triquiñuelas que concibieran, los ángeles de la guarda se les dormían de cansancio mientras ellos ponían y quitaban monedas tratando de que siquiera les alcanzaran para vivir. En el insomnio que les dejaban las malas cuentas, se preguntaban qué había pasado en el mundo para que los animales no parieran con el mismo desconcierto de antes, por qué el dinero se desbarataba en las manos, y por qué la gente que hacía poco tiempo quemaba mazos de billetes en la cumbiamba, consideraba que era un asalto en despoblado cobrar doce centavos por la rifa de seis gallinas. Aureliano Segundo pensaba sin decirlo que el mal no estaba en el mundo, sino en algún lugar recóndito del misterioso corazón de Petra Cotes, donde algo había ocurrido durante el diluvio que volvió estériles a los animales y escurridizo el dinero. Intrigado con ese enigma, escarbó tan profundamente en los sentimientos de ella, que buscando el interés encontró el amor, porque tratando de que ella lo quisiera terminó por quererla. Petra Cotes, por su parte, lo iba queriendo más a medida que sentía aumentar su cariño, y fue así como en la plenitud del otoño volvió a creer en la superstición juvenil de que la pobreza era una servidumbre del amor. Ambos evocaban entonces como un estorbo las parrandas desatinadas, la riqueza aparatosa y la fornicación sin frenos, y se lamentaban de cuánta vida les había costado encontrar el paraíso de la soledad compartida. Locamente enamorados al cabo de tantos años de complicidad estéril, gozaban con el milagro de quererse tanto en la mesa como en la cama, y llegaron a ser tan felices, que todavía cuando eran dos ancianos agotados seguían retozando como conejitos y peleándose como perros. "

Existen, tal vez, dos grandes maneras de enamorarse: que llegue el amor a uno, o que uno llegue al amor. Pero yo conozco sólo una. Porque para mí la otra no trae en realidad amor, sino sólo su espejismo.

O puede que sea todo espejismo. Aunque, ¿qué es espejismo y qué realidad? Porque la realidad tampoco es una, ni monolítica, ni monocorde, ni diáfana. Y quien lo crea así, que sepa que está percibiendo un espejismo. (Pero es que toda percepción es, por definición, espejismo, y por definición, todo espejismo es una percepción... y paro ya, que me lío, que me lío...)


En todo caso, y a pesar de realidades, espejismos y desbarres, es bueno que llegue el amor. O, como decían los de la Cabra Mecánica, que vuelva...


CUANDO VUELVE EL AMOR


Y cuando vuelve el amor
que tantas veces se ha ido
y regresa cada vez más delgado
y con cara de vicio tocao
me tiene algo preocupado
se me mete en líos
me huele a postal
pero aun así bienvenido
lo quiero como a un hijo

Y cuando vuelve el amor
vuelvo a afeitarme a diario
no guardo ropa sucia en el armario
cocino para dos
hago limpieza general en la cocina
me sale mejor el arroz
y hasta yo huelo mejor
y aprendo un par de trucos nuevos
para hacer el amor

Cuando vuelve el amor
como por encanto
todo el mundo parece
más guapo y mejor
y es más difícil distinguir al enemigo

Y que no venga
y que no vuelva
y que no venga a comerte el corazón
toma, toma
lo tuyo es mío...
Para mi frió eres incendio
pa'mi sequía gota fría
maremoto pa'mi calma chicha
pa'mi locura lobotomía
cuando cada día se hace noche vieja
cada noche es la ultima
cada mañana la primera
bajo cero en plena primavera

Cuando vuelve el amor
como por encanto
todo el mundo parece
más guapo y mejor
y es más difícil distinguir al enemigo

Y que no venga
y que no vuelva
y que no venga a comerte el corazón
toma, toma
lo tuyo es mío...

Ángel de la guarda
dulce compañía
no me desampares
ni de noche ni de día...


1 comentario:

Martín dijo...

Mmmmm
El amor llega pero a la vez debo ir a él...Existen varias realidades: La de Babs, la de Ronald, la de Oliveira y la Maga! no?
Justo hoy repasaba esa capitulo de Rayuela. Por eso me he querido dejarte algo en mi paso por tu lugar Kamala.
Suerte!
Desde ya, estás invitada a mi lugar en el mundo.
Chauuuuuu

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...