lunes, 8 de octubre de 2007

Elegir











Esta canción es preciosa, pero si te doy a elegir ¿con qué versión te quedas?

A mí nunca se me ha dado bien elegir, porque soy una gran indecisa. Y las únicas elecciones que se me dan bien son aquellas que no se hacen con la cabeza. Bueno, que en realidad no se hacen, porque eliges sin poder elegir otra cosa. Cuando eliges inevitablemente y algo parece elegir por ti. Es decir, sin que haya una verdadera opción. Y eso no tengo claro que sea, en realidad, una elección.

Lo bueno de las elecciones inevitables: que no dudas. Lo malo: que no sé si son compatibles con la libertad.

Pero es que cada vez entiendo mejor lo del miedo a la libertad.




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...