sábado, 13 de octubre de 2007

¿Te acuerdas?



Recién pasado en día de la Hispanidad (que es otra cosa que el día de España, diga lo que diga Rajoy con su tufillo franquista apelando al corazoncito de los nostálgicos del "una grande y libre"... qué vergüenza, iba a decir ajena, pero no me atrevo a ser tan optimista), aquí dejo un clásico que compartimos una vez los hispanohablantes, sobre todo los que allá por el 89-90 éramos adolescentes, o niños, o jóvenes. Ventajas de compartir una lengua, y una de las pocas (pero importantes) ventajas de una "unidad" polémica e innegablemente construida a base de injusticia, sufrimiento y barbarie.

No me digas que no te acuerdas. Si te reíste entonces, te volverás a reír ahora. Pero seguro, seguro, se te colará una punzada de nostalgia.

El rap, al menos en el mundo hispano, era todavía una gran novedad en pañales y creo que no se usaba el término hip-hop. La música disco iba desapareciendo, nuestras cosas las cantaban los grandes grupos de la movida española de los 80 (El Último de la Fila, Radio Futura, Nacha Pop, Loquillo) y se estaban poniendo de moda las bachatas de Juan Luis Guerra, la lambada y los revival de los sesenta. Y en medio de ese panorama, apareció esta canción.

Yo por aquel entonces empezaba a salir con las amigas, que eran lo más para mí, tonteaba con el que luego sería mi primer "novio" -aunque siempre me ha dado repelús esa palabra... ya entonces...-, fumaba a escondidas, o al menos lo intentaba (lo de a escondidas, quiero decir, pero en un pueblo y en un minipiso era bastante complicado), y me peleaba casi a diario con mis padres por la hora de vuelta, por ir a la discoteca, por las pintas que llevaba, por si me subía en el coche de alguien y clásicos adolescentes por el estilo.

Y tú, ¿dónde estabas?

2 comentarios:

m. dijo...

Estaba celebrando mi cumpleaños, inaugurando una banda de rock y componiendo canciones que con losaños me di cuenta de que no merecieron la pena. Ay, eran años en que había deseos de adolescente y un perfume de revolución debajo de cada asiento.
Saludos y me gusta tu blog, diga lo que diga Reyjoy

kamala dijo...

Felicidades por tu cumple. Los deseos de adolescente me parece que en muchos han perdurado aunque sean frustrados. Lo que no ha durado es el perfume de revolución. A lo mejor porque era de imitación ;-).

Un saludo, y tienes muy buen gusto :-P. Diga lo que diga Reyjoy.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...