miércoles, 14 de noviembre de 2007

Nubes negras


Hay días,
y momentos,
claro,
en los que el cielo parece lleno de nubes negras.
Días en que me escuece el madrugar,
y me pesa mucho el sueño que arrastro todo el rato,
días en que me canso de apresurarme
y de planear, y programar, y planear,
y en que el trabajo y su caos parecen completamente inútiles,
y en que ya no me encuentro las ganas,
y me tendería con los brazos caídos a dejar que todo me arrastre,
o que pase sobre mì y me aplaste.
Días en que me siento rara en un lugar extraño,
en que tropiezo constantemente con las nostalgias
y sus comparaciones
y sus mentiras
Días en que no me importa.
Días en que me da igual.
Días en que no sé dónde he puesto el buen humor y las sonrisas.
Días en que todo parece esfuerzo sin atisbo de recompensa.
Días en que no me llega el tiempo
y todo son nervios y hormigas
y no parar.
Días en que me rindo
pero ni siquiera para eso el mundo me deja en paz.

En esos días de nubes negras,
en algunos momentos
recuerdo ese otro momento
en que apagamos la luz
y su brazo rodea mi cintura
y su calor me abraza hasta dentro
y su olor me arropa en el sueño.

Y entonces recuerdo que sí.
Y entonces merece la pena.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...