domingo, 25 de marzo de 2007

Aquellos maravillosos dibujos animados

Como están de moda los revival, las miradas atrás y las nostalgias, y yo hoy tengo un día entre ilusionado, nostálgico y con ganas de perder el tiempo, a recordar toca.

Creo que somos la primera generación que se niega a dejar de ser jóvenes (y la prueba son esos correos en los que tratan de recordarnos que los jóvenes ahora son otros, que no comparten para nada los referentes que nos marcaron), y que se aferra a sus referentes audiovisuales casi como una seña de identidad, porque ellos fueron el entorno en que nos crecimos, nos formamos y de alguna forma nos marcaron ya desde nuestros juegos (vale, yo era... y yo me pido...), y que nos siguen pareciendo los mejores.

Para unirme a esa reivindicación, a esa nostalgia y a esa recuperación de un pasado que nunca quisimos que se fuera del todo, aquí están algunos de ellos. Porque todos seguimos siendo de alguna manera, algunos porque queremos, otros sin querer, el niño que fuimos.

Empezamos por aquellos maravillosos dibujos animados.

Mazinger Z. Mis primeros dibujos animados. ¡Puños fuera! Afrodita...¡Pechos fuera! Y el malo aquel, mitad hombre, mitad mujer. Cuando la ponian, mi madre empezaba a permitirme no dormir la siesta.


La abeja Maya... Pero qué rica era... ¿Puede haber un personaje más dulce y entrañable? Si algún día tengo hijos, no permitiré que se la pierdan.


El bosque de Tallac. Mi preferida durante años.La de dibujos que habré hecho sobre ella. Y la escena de la muerte de mamá osa, de esas que se te quedan en el subconsciente ya para siempre. Además, con lo enmadrada que yo estaba.


Dartacán y los tres mosqueperros



Pixie y Dixie... el gato con acento andaluz, y ellos con su acento mexicano.


Banner y Flappy


Los pitufos: azules, y pitufando todo el rato, con su pitufo grúñón, su pitufina, su papá pitufo, los demás pitufos que eran todos iguales, y el malo aquel que parecía un cura siniestro con su temible gato Azrael.


Érase una vez el hombre .-La de historia que aprendimos sin querer.


Superratón... No se vayan todavía, aún hay más... No olviden supervitaminarse y mineralizarse.




El Correcaminos (bip bip) y el pobre Coyote. Serie que demostraba que todos los tontos tienen suerte... para desesperación de los listos.


Lindo Pulgoso



Leoncio y Tristón... Dei siempre dice que yo soy como Tristón y él es como Leoncio. Que tenga razón, ya es otra cosa.


Los Picapiedra, mucho mejores que los de la película de aquí a la China, con su inconfundible y ya imprescindible y definitorio doblaje mejicano. ¡Vilmaaaaaaaaaaa!

Aquellos maravillosos programas.

El primero y más importante, por la de años en que acompañó nuestras meriendas de nocilla y nuestra lucha con los deberes cada tarde,Barrio Sésamo.



Cómo no recordar su pinball para aprender a contar. De hecho, ahora se le reivindica mucho como programa educativo. Nosotros de eso, por supuesto, no nos dábamos cuenta Y eso sí que es realmente prodigioso, ahora que veo la enseñanza desde el otro lado.


Con sus teleñecos. Epi y Blas (la voz susurrante de Epi.. "Blas... eh Blas" y la respuesta nasal y cabreada de eéste), la rana Gustavo (el reportero más dicharachero de Barrio Sésamo), Supercoco, el monstruo de las galletas, la cerdita Peggy.


Y aunque el que más duró fue Espinete, antes estaban la gallina Caponata y el caracol Perezgil.



Dabadabadá: con Mayra Gómez Kemp, el incombustible Torrebruno presentando concursos entre tigres (tigres), leones (leones), todos quieren ser los campeones, haciendo de detective o cantando a la que le daban el menor pie, y el señor aquel de los bigotes que dibujaba en un plis plas y sin ningún esfuerzo, con unos rotuladores negros de los gordos, unos dibujos impecables que tenían un aire a él mismo y que aparecían animados en la cabecera del programa.


Los payasos de la tele, y el ¿Cómo están ustedes? que tanto nos hacía gritar. Y lo que me costaba a mí entender que pudiera salir Fofó en la tele si estaba muerto. Cuando Emilio Aragón aún era Milikito y Fofito aún no iba por los platos de televisión contando las sordideces de su alcoholismo. Otra vez, bendita inocencia.



La bola de cristal. El motivo para levantarse los sábados por la mañana. Programa que pretendía "desenseñar a desaprender", con sus Electroduendes, Alaska, Kiko Veneno, Santiago Auserón, la Pandilla Basura, la familia Monster, y, por supuesto, la bruja Avería (Soy la bruja Avería, soy de la CIA y televisión española será mía. Tiembla, por Orticón, porque te voy a electrocutar en tu sillón Por Plumbicón y Saticón, me he apoderado de televisión. Yo presentaré el telediario y entrevistaré a un bibliotecario, a un millonario y a un incendiario.Y fundiremos en directo a un diputado electo y a un funcionario circunspecto y a un empresario selecto. Ja, ja, ja, !viva el dialecto¡ !Viva lo imperfecto! Soy mala, soy gorda y un poco sorda. Haré mi propia programación y retransmitiremos un ciclón y una ejecución. Tiemblo de emoción. Ja, ja, ja, qué mala soy, pero qué mala soy. Ja, ja, ja")...

Eso es tomarse en serio a los niños, y no tratarlos como idiotas o abobados consumidores. Luego, claro, llegaría Leticia Sabater, sus chachis mondonguis pirulis y su a mediodia alegría, ante la asombrosa indiferencia de la Unicef.



El libro gordo de Petete.- sólo he podido conseguir una versión sudamericana de este programilla con el que no sé si aprendíamos, pero que sí nos entretenía.


Fue muy parodiado. Yo recuerdo una parodia de Pedro Ruiz, que terminaba siempre con "Qué buena estás, Carolina". Aquí hay otra parodia también sudamericana, en la línea de desmitificación de estos nuestros iconos que ha sufrido también y sobre todo, por ejemplo, Heidi. Crecer es lo que tiene. Que te da una nueva perspectiva sobre las cosas. Insisto: bendita inocencia.


Y para irnos a la cama teníamos, primero, a la familia Telerín en blanco y negro :


Luego, a la familia Telerín a todo color:


Y finalmente, al gran Casimiro, , mucho más rockero y con aire más gamberro, que era capaz de sacarse los calcetines sin sacarse los zapatos, aunque de esto yo no me di ni cuenta hasta que vi un programa de esos que señalaba incongruencias de los dibujos animados y los programas infantiles, como que personajes que generalmente van desnudos -tipo Espinete o el Pato Donald de cintura para abajo- se pusieran un albornoz al salir de la ducha, pijama para dormir o un pantalón de deporte para practicar el ídem.


Y aunque no era estrictamente infantil, los sábados por la tarde teníamos a Aplauso... como banda sonora de fondo para nuestros juegos, con su look tan setentero, su bola de discoteca, sus luces, su humo, su robot y su ballet, con su calvo con bigote y con su china.

Aquellas maravillosas series

Terminamos con las series de televisión. No están todas las que son, pero sí están todas las que están.

Pipi Calzaslargas (no he podido conseguir la versión en castellano)Pipi Calzaslargas, pipilota para los niños soy... Esa niña peculiar con sus trenzas tiesas, su cara llena de pecas y sus dientes de conejo, que vívía sola con un caballo a lunares y un mono que se llamaba Señor Nilson, y que hacía todo como le daba la real gana. Como para no envidiarla. Imaginación y rebeldía al poder. Claro, así salió nuestra generación en los 80. Nada que ver con el espíritu OT. (Uf, creo que cada vez se me notan más los años)


La casa de la pradera. Cuánto lloraban mi madre y mis tías, para estupor y recochineo nuestro.


Los ángeles de Charlie. Yo siempre me pedía la rubia (supongo que por una cuestión de identificación física, porque yo era también muy rubita), que primero era Farrah Fawcett y luego la cambiaron por Cheryll Lad. Aunque la má guapa era, sin duda, Jacklin Smith.


La familia Monster .- Absolutamente geniales. Mi preferida, esa madre toda elegancia interpretada por Ivonne de Carlo.



El coche fantástico: protagonizada por el que llegaría ser el icono kistch por excelencia al consolidar su carrera con Los vigilantes de la playa, David Hasselhoff. Hortera como él solo, aunque nosotros entonces no nos dábamos cuenta, entusiasmados por el encanto de Kit, que era realmente fantástico en todos los aspectos. Versión moderna de los antiguos y solitarios caballeros andantes que se iban por el mundo simplemente a hacer el bien y a luchar contra el mal (aunque éste sin una dama que lo motive: a él lo motiva un altruista científico que para eso inventó el coche), y el mal era lo que iba en contra de la ley.
Hoy, lo de la lucha del bien contra el mal ya no se lleva, y cuando intentan vendérnosla, suele ser una manipulación interesada, así que no nos queda más remedio que desconfiar de los verdaderos intereses que puede haber detrás. Y en cuanto a esa idea naif de que el mal es lo que va contra las leyes... En fin, pero si ahora desconfiamos y recelamos hasta de las leyes. Bendita inocencia, otra vez.


El equipo A: Versión colectiva del héroe itinerante que lucha contra el mal (aunque en este caso, en una aparente paradoja, son cuatro fugados de la ley). Nuestros preferidos, claro, eran Murdock con sus locuras, M. A. con su fuerza asombrosa, sus pesados abalorios y su mala leche con el loco. El guapo y el del puro, aunque necesarios para la trama, eran bastante más sosos. Incombustibles durante años, reaparecían en verano, como Verano azul (que no pongo, porque total ,esa la reponen todavía cada dos por tres).



Fama... Los de Un paso adelante lo intentaron, pero no pudo ser... Nada que ver con Leroy Johnson, con la profe de baile y su mítico "la fama cuesta, pues aquí es donde vais a empezar a pagar..." , Coco, Bruno, Danny Amatulo y el patito feo de Doris... Y el profe vejete de la barba blanca, que no recuerdo como se llamaba... y la entrañable anciana que trabajaba como administrativo, o bedel, o algo así, los calentadores, las mallas, las cintas en la cabeza, las canciones cuando menos te lo esperabas, y los bailes en la calle. Todos queríamos cantar y bailar.


V: la invasión de los lagartos disfrazados que comían ratones... la lucha de la resistencia... El país paralizado los sábados a las 7 de la tarde. Recuerdo que nosotros incluso no queríamos ir a la boda de mi tío para no perdérnosla. Claro, es que entonces no había video, y como te la perdieras, la única opción era que alguien te la contara, dándote bastante envidia y sin que pudiera ser lo mismo ni de lejos. Episodio perdido, episodio irrecuperable.Y que nos impresionara tanto cuando estaba tan mal hecha... Bendita inocencia audiovisual.

35



35 años vividos, ya. Como dicen los ingleses, Time flies when you're having fun...
Quizás por eso esté pasando el tiempo tan rápido. Porque es un cumpleaños feliz. Muy feliz. Sin duda.

sábado, 24 de marzo de 2007

¿Sería posible?


Carla Bruni - Quelqu'un m'a dit

Me han dicho que nuestras vidas no valen gran cosa,
que pasan en un instante, como se marchitan las rosas.
Me han dicho que el tiempo que se desliza es un cabrón,
que con nuestras lágrimas se hace abrigos.
Sin embargo, alquien me ha dicho

Que tú todavía me amabas
Alguien me ha dicho que tú todavía me amabas
¿Sería esto posible entonces?

Me dicen que el destino se ríe de nosotros
que él no nos da nada y nos promete todo.
Parece que la felicidad está al alcance de la mano
entonces tendemos la mano y nos volvemos locos
Sin embargo, alguien me ha dicho

Que tú todavía me amabas
Alguien me ha dicho que tú todavía me amabas
¿Sería esto posible entonces?

Pero ¿quién fue el que me dijo que tú siempre me habías amado?
Ya no me acuerdo, era tarde en la noche,
todavía oigo la voz, pero no veo los rasgos
"Él te ama, es un secreto, no le digas que te lo he dicho"
Ves que alguien me ha dicho..

Que tú todavía me amabas, me lo ha dicho realmente
Que tú todavía me amabas, ¿sería entonces posible?

Me han dicho que nuestras vidas no valen gran cosa
Que pasan en un instante, como se marchitan las rosas.
Me han dicho que el tiempo que se va es un cabrón,
que con nuestras tristezas se hace abrigos.
Sin embargo, alquien me ha dicho

Que tú todavía me amabas
Alguien me ha dicho que tú todavía me amabas
¿Sería esto posible entonces?



viernes, 23 de marzo de 2007

Hechos reales




El siguiente texto fue escrito por una cría de 12 años como respuesta a una pregunta de su examen de Lengua de 1º de la ESO, que decía así: "Escribe una leyenda. Mínimo: 15 líneas."

Lo he transcrito tal cual; tan sólo he añadido algunas tildes y signos de puntuación (bueno, bastantes...) y he corregido alguna falta de ortografía (bueno, bastantes...).

"Había hace mucho tiempo, un Principe que se llamaba Beckam. Las muchachas del pueblo querían estar con él. Pero Beckam se resistió a la tentación. Había un baile que se llamaba "El baile de las ranas". Todos tenían que bailar ese baile y había un jurado. Quien lo hacía mal no se quedaba con el príncipe. Había una reina que vivía en un palacio llamado "Castrof" -era un nombre muy raro. La reina era muy bella y tenía una hermosura de cara que todos se querían casar con ella. La reina tenía experiencia en bailar ese baile, entonces el príncipe le dijo al pueblo:
-Querido pueblo, creo que ya tengo novia y no necesito aquellas muchachas tan pesadas.
El pueblo se quedó en silencio durante un minuto. El príncipe dijo a la reina:
-Querida reina, ¿te quieres casar conmigo?
La reina contestó:
-Sí, amado.
Y el rey Beckam y la reina Victoria se casaron y tuvieron seis hijos que se llamaban: Ronaldo, Fernando Torres, Iker, Rebecca, Eva y Gabriela.

19 líneas

Fin. "

Las diecinueve líneas de folio las consiguió porque tiene una letra grande y desparramada, que se agranda aún más cuando se despista o escribe deprisa. Apuntar a modo de curiosidad que en los textos de esta niña, le mandes escribir lo que le mandes, siempre habrá una pareja protagonista, guapísimos los dos, y la historia siempre terminará felizmente (o sea: en matrimonio) y con la enumeración de los nombres que le pondrán a toda su prole, que siempre es numerosa.

Como decía mi adorado Paco León embutido en el pellejo de Raquel Revuelta, "da qué pensar... ¿Qué estamos haciendo con nuestras vidas... con nuestros peces... con nuestros niños?".

Desde las tinieblas


Me llamó la atención esta carta de un condenado a muerte en USA. Al empezar a leerla pensé en un cuento sobre la furia y la tristeza. Es cierto, uno puede adivinar entre esas líneas escritas con furia, una amarga tristeza.

Empieza su carta poniendo en boca de un ser extraterrestre lo que él piensa que diría al mirar hacia abajo el último siglo y medio.


Los cristianos son los humanos más ricos y poderosos del Tercer Planeta. Al parecer, son también los humanoides más violentos que hay, pues luego de provocar dos guerras mundiales, decenas de miles de asesinatos y millones de violaciones, asaltos y linchamientos, son el único grupo que ha arrojado una bomba atómica contra otro pueblo, no cristiano. Han sido los únicos en colonizar y esclavizar razas enteras de otros seres humanos (los africanos, de hecho el bulto mayor del mundo no cristiano) y en cometer genocidios a escalas no superadas aún (contra los indios americanos o los judíos europeos, por mencionar dos ejemplos). Una de sus naciones, en la que se han establecido el mayor número de cristianos, llamada Estados Unidos, apresa y encarcela la mayor cantidad per cápita de individuos, comparada con cualquier otro Estado-Nación del mundo. Sus habitantes destruyen, sin restaurarlas, inmensas extensiones de tierra, con el único fin de asegurarse grandes cantidades de un papel que llaman "dinero". En sus ciudades hay muchísimas personas que viven en la calle, y los llaman homeless."

... ¿No es extraño que la mayoría de los pobladores de esta nación, seguidores del cristianismo, se jacten de orar y adorar a un ser que fue prisionero del poder romano, un inquilino de las galerías de la muerte del imperio? ¿Que aquel a quien consideran la personificación del creador del universo fuera torturado, humillado, azotado y crucificado en un pedazo de tierra baldía en la periferia del imperio, el Gólgota, "lugar de esqueletos"? ¿Que esa mayoría de pobladores, autodenominados seguidores del dios crucificado, apoyen estrepitosamente la ejecución de Estado de millares de sus ciudadanos encarcelados? ¿Que la abrumadora mayoría de sus jueces, fiscales y abogados, esos que persiguen, entregan y condenan a sus acusados, se proclamen seguidores del dios desnudo, escupido y encadenado? ¿De quién estamos hablando: el Baal de Babilonia, el Júpiter de Roma, o el Cristo de la cristiandad?...


... ¿En cuántos de nosotros la voz de Dios se escucha entre el tintinear de los centavos y el crujir del papel moneda?...



...Hablo desde la antesala de la muerte en la cárcel de Pensilvania, un infierno brillante, lustroso, altamente mecanizado. En este lugar, oscuro templo consagrado al miedo, altar de la ambición política donde la muerte es un póster electoral, un escalón hacia un puesto público. Aquí y ahora, en estos tiempos oscuros, ¿cuántos de nosotros no estamos formados en las filas de la muerte?...


Desde las galerías de la muerte, este es Mumia Abu-Jamal


Mumia Abu-Jamal es un reconocido periodista de Pennsilvania ganador de premiaciones. Por medio de su trabajo periodístico ha criticado de manera frontal la brutalidad policial y el racismo contra comunidades minoritarias. En 1981 fue acusado de dispararle a un oficial de policía y sin evidencias convincentes fue condenado a la pena de muerte. En los actuales momentos algunos testigos principales de la fiscalía se han retractado de sus declaraciones iniciales, nuevas evidencias balística y forense han aparecido y la demoledora confesión en el 1999 de Arnold Beverly donde el admite ser uno de los asesinos del oficial Faulkner todo esto claramente indica la inocencia de Mumia quien ni siquiera tenia antecedente criminal.

En los últimos 24 anos, Abu-Jamal ha permanecido encerrado por 23 horas al día, alejado de todo contacto con sus familiares; sus cartas y correspondencia legales son abiertas por las autoridades de la prisión y ha sido enviado al área de castigo de la prisión por haber escrito su primer libro “Live From Death Row”.

Actualmente el caso de Mumia esta en apelación ante el Circuito Federal de la Corte en Filadelfia. La lucha de Mumia por un nuevo juicio ha concitado el apoyo de miles de personas alrededor del mundo, incluyendo al Arzobispo de Sur África Desmond Tutu, Presidente de Cuba Fidel Castro, Ex-presidente de Sur África Nelson Mandela, Ex-primera dama de Francia Danielle Mitterand, el extinto Ossie Davis, las escritoras Maya Angelo y Alice Walker, Hermana Helen Prejean, los actores Danny Glover, Paul Newman, y Susan Sarandon, Rabia Contra la Máquina, El Consejo Municipal de las ciudades de Detroit y San Francisco, Amnistía Internacional, 22 miembros del Parlamento Británico, El Parlamento Europeo y declarado hijo adoptivo por la alcaldía de la ciudad de Francia, recientemente una calle de dicha ciudad fue renombrada en honor a Mumia.


El juez Albert Sabo sentenció de muerte a mas personas que ningún otro juez en todo los Estados UnidosEn el 2001 la taquígrafa de la corte Terri Maurer-Carter dio testimonio de que escuchó al juez Sabo cuando decía “Me asegurare de freír a ese negro” en referencia a Mumia.


El defensor público no entrevistó ningún testigo en preparación para el juicio y no tenía fondos para defender un caso de sentencia de muerte.


El fiscal eliminó 11 afro-americanos calificados para servir como jurados en el juicio a Mumia.


El fiscal argumentó que por la pasada militancia de Mumia en las Panteras Negras debía ser condenado a muerte. Práctica esta que luego fue considerada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia.


El prejuicio racial de las Cortes de Filadelfia se demuestra por el hecho de que de 120 personas condenadas a muerte solo hay 13 blancos.

Vanitas vanitatum y todo vanidad


George Michael: Freedom'90

Ubi sunt...?


Mientras por competir con tu cabello,
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;

mientras a cada labio, por cogello.
siguen más ojos que al clavel temprano;
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello:

goza cuello, cabello, labio y frente,
antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio, clavel, cristal luciente,

no sólo en plata o vïola troncada
se vuelva, mas tú y ello juntamente
en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

Luis de Góngora



A veces la vida me parece una gran prueba de fuego llena de trampas. O una tremenda broma macabra.





miércoles, 21 de marzo de 2007

Destino


"Para quererte, al destino
le he puesto mi corazón.
¡Ya no podrás libertarte
-¡ya no podré libertarme!-
de lo fatal de este amor!

No lo pienso, no lo sientes;
yo y tú somos ya tú y yo,
como el mar y como el cielo
cielo y mar, sin querer, son."


Juan Ramón Jiménez


Es fácil y tentador querer ver en lo que nos ha pasado la mano del destino.

Es fácil y tentador pensar que era inevitable, que lo que pasó era lo que tenía que haber pasado, lo único que podía haber pasado. Es fácil y tentador pensar que teníamos un camino que nos ha traído hasta aquí. Que llegada y camino se entrelazan y mutuamente se complementan, se justifican, se dan sentido.

Es fácil ceder a la tentación de no asumir que lo bueno que nos ha pasado, lo que es hoy nuestra vida y sin eso ya no, fue traído por el azar y que pasó, sí, pero pudo no pasar.

Es fácil y tentador no querer ver la levedad de lo importante. Es reconfortante y hasta lógico pensar en un destino, en una razón, en un sentido, en un porqué, en darle a nuestra vida el peso y la consistencia y la seguridad de lo inevitable.

Es fácil, pero seguramente, es mentira.

Y en todo caso, qué más da. El destino, como el horizonte, no está en la realidad sino en los ojos que la miran.

martes, 20 de marzo de 2007

¿Quién quiere un perrito?


Pipoca nos ha hecho llegar esto:

"Mensaje desde A Coruña:

Han cerrado una perrera y hay que ayudar,que las noches son muy duras para estos cachorros....

llamar al 629-27-82-38, preguntar por Mónica

PD. Aunque no podais coger uno, pasadlo a todo el mundo,por favor, entre todos saldra alguien que quiera adoptarlos.

Un saludo"

Yo me cogería unos cuantos, pero no puedo.

Así que si alguien puede, especialmente los gallegos que puedan entrar por aquí (que serán pocos, pero muy apañaos, seguro) y más especialmente los coruñeses de nacimiento o pacimiento, que no sea tonto y llame... Que míralos qué caritas...

Que pocas cosas alegran tanto la vida como un perro.

Me quedan 75




Odio corregir. Con toda mi alma y cada vez más.

Me considero una persona afortunada, porque en general y sin exageraciones, me gusta mi trabajo. Por supuesto que hay días malos, en que sales de clase cagándote en todo y en todos, y llegas a casa y no puedes desconectar, porque otra de las cosas malas de esto que llaman docencia es eso: que te llevas trabajo a casa y a no ser que seas muy organizado (que ni de lejos es mi caso), es dificilísimo delimitar claramente cuando termina la jornada laboral de un profe. Pero en general me gusta mi trabajo. No me amarga y, de hecho, si tuviera la posibilidad de cambiarlo, no creo que lo hiciera, a no ser un chollo de esos en que no pegas palo al agua, porque trabajar en general no es lo que más me gusta hacer en mi vida, a quién vamos a engañar.

Pero odio con toda mi alma corregir. Para mí supone una verdadera tortura tener que leer y puntuar contra reloj ochenta y pico exámenes de una media de extensión de 3 ó 4 folios llenos (en los mejores casos) de análisis sintácticos, morfológicos y cuestiones sobre lengua y literatura. Los diez primeros aún resultan interesantes, pero a partir de ahí, me cuesta incluso mantener la atención, y tengo que forzarme, releer, levantarme cincuenta mil veces a la nevera, o al baño. o un momentito a internet, contar y recontar los que llevo y los que me quedan, desesperarme por lo que no saben, por lo que saben mal, por lo que nunca sabrán porque yo ya no sé cómo enseñarles o cómo hacerles que aprendan, darme cuenta de que muchos no me entienden y terminar por llegar a cuestionarme la utilidad y el sentido de todo esto.

Odio corregir. Menos mal que tras el atracón vendrán esas envidiadas vacaciones que hacen que tengamos que pedir perdón por existir al resto de los gremios laborales, que nos consideran unos cínicos insolentes sin derecho a quejarnos absolutamente de nada, porque unas vacaciones así, al parecer, compensan cualquier cosa.

Pero insisto: odio corregir. Y como ya nadie me escucha, ni nadie me entiende, y todos lo solucionan con el restriegue de las inmensas vacaciones, sólo me quedaba este recurso para el desahogo sano y necesario.

Llevo 13 corregidos. Me faltan 75. 75... Uno a uno. Y el jueves examino a los 1º de la ESO...

Ahora corregiré otro par, y luego haré la cena, y otro par, y un ratito la tele...

Odio corregir. Creo que hasta lo cambiaba por un buen trozo de las vacaciones.

Dios mío, me quedan 75 :-(




lunes, 19 de marzo de 2007

La sombra del padre




powered by ODEO
K's Choice: Dad

Yo era un niño, tú eras mi padre.
Yo no siempre comprendí.
Yo quería libertad, tú te enfadabas.
Tú estabas preocupado, yo estaba disgustado.
Todavía no te había reconocido.

¿Y tú llorabas? Yo sé que yo sí.
Cuando te mentía,
nunca quise herirte
Simplemente nunca supe que lo hacía.

Tú nunca me dijiste que me querías.
Sé que no sabías cómo.
Supongo que eso demuestra lo iguales que somos
porque yo también te quiero y hasta ahora
nunca he dicho esas palabras en alto.
Espero que estés orgulloso
de ser mi padre.

¿Cuáles son tus secretos? ¿Rezas?
¿Hay un dios que te muestre el camino?
Desearía tanto saber...
¿Tienes fantasías locas?
¿Qué ocurre en tus sueños?
Querría saber...

Supongo que siempre serás un misterio para mí
pero tú me enseñaste a valorar la vida
y ¿qué mas necesito?
Tengo un padre que me vigila.

Lo que siento hacia ti es una marea de cosas no dichas. De cosas grandes, enmarañadas y sombrías que nunca te diré, confiando, como aprendí de ti (aunque tú no me lo hayas enseñado), en que no sea necesario.

A veces desearía juntar el valor, para contarte y que comprendieras, y en cierto modo salvarme y perdonarme y entenderme un poco. Porque que tú me entendieras sería un bálsamo milagroso para tantas heridas tontas que se hace una sin querer a lo largo del camino. Otras veces desearía juntar el valor para decirte, y recordarte, y mostrarte, y y me enfado y me lleno de reproches y de "y si hubiera sido", y de "y si no hubiera sido", y de errores no reconocidos, y de fallos, y de faltas, y de culpas y responsabilidades con y sin nombre, y de causas y consecuencias, y de abismos inconscientes y de sombras psicoanalíticas.

Pero sé que si juntara el valor, todo el valor que me haría falta para hablarte, no lo desperdiciaría contándote nada de eso. Sé que si juntara el valor de verdad solo te diría una cosa. La misma que siempre he deseado oírte decir a ti.

Porque aunque sé que tú lo sabes, yo solita he aprendido lo importante que es decirlo.

jueves, 15 de marzo de 2007

Humo, sexo y putas...




Dicen los argentinos que Gardel cada día canta mejor. Es cierto, sin ninguna duda. Hoy me puse la vieja cinta de tangos y recordé especialmente éste que canté con mi tía Lola la última vez que vino a España. Esa mujer, descendiente de italianos, era todo un volcán. Alma, corazón y vida. Al oír la cinta me he dado cuenta de que la afirmación de los argentinos es cierta, sin ninguna duda: Gardel hoy canta mejor que hace 10 años.

Siempre me encantó el tango e incluso aprendí a cantarlo cuando la voz me acompañaba. Esas historias de arrabal, los amores desgarrados, los machos muy machos y las hembras pérfidas y traicioneras.


Nada debo agradecerte
mano a mano hemos quedado
no me importa lo que has hecho
lo que hacés, ni lo que harás
los favores recibidos
creo habértelos pagado
y si alguna deuda chica,
sin quererse me ha olvidado
en la cuenta del otario que tenés
se la cargás.

No sé que tiene el tango, pero es fuerza pura, pasión. Quizás como dijera alguien, es “una mujer que baila en las venas del hombre que la piensa”. Del tango también se ha dicho que “es canción de cuchillos y de lupanar. Que nació en el crimen y en el sexo que se compra”. Me parece una definición perfecta. El tango es exactamente eso.

Cuando suena el Bandoneón, el mundo se para y sólo hay sonido y danza.

Música de los 20 para toda la eternidad. Música que nació inmortal y que dota de sentido a la propia existencia. Música que se define y se moja.

Me voy cantando. Buenas noches.

"Lejana tierra mía, bajo tu cielo, bajo tu cielo, quiero morirme un día..."

miércoles, 14 de marzo de 2007

Ser o no ser

Image Hosted by ImageShack.us


"El poeta ha de tener percepciones más allá del límte que marcan los sentidos para entrever en la ficción del momento, y en el aparente rodar de las horas, la responsabilidad eterna.

El inspirado ha de sentir las comunicaciones del mundo invisible, para comprender el gesto en que todas las cosas se inmovilizan como en un éxtasis, y en el cual late el recuerdo de lo que fueron y el embrión de lo que han de ser.

Cuando mires tu imagen en el espejo mágico, evoca tu sombra de niño. Quien sabe del pasado, sabe del porvernir."

Ramón Mª del Valle-Inclán.


Yo no soy poeta. Pero quisiera serlo.
No veo la esencia de lo que es,
sólo veo lo que ha sido y lo que será.

Miro mi imagen en el espejo
y no logro evocar mi imagen de niña
como algo distinto de ahora.

Miro el espejo y lo veo borroso, confuso, abarrotado.
No veo a la niña, ni a la mujer, ni a la joven:
veo sólo contornos confusos y cambiantes.

No puedo ver el pasado, porque no logro alejarme de él
y por eso no puedo ver el porvenir
y me muevo en la confusión del eterno presente y su caos.

Yo quiero ser poeta. O no.
El poeta sabe,
y saber es una gran responsabilidad.
Sólo el que sabe puede elegir
y elegir es una gran responsabilidad.

Por eso quizás nunca podré ser poeta.

Porque prefiero ser una irresponsable
que elige sin saber
sin darse cuenta
para no tener que echarse la culpa
aunque no sea capaz de quitarse de encima
la que otros le echan.





martes, 13 de marzo de 2007

Como un náufrago en el mar



Hace dos años sonaba esta canción por todas partes.
y al oírla ahora
si cierro los ojos
puedo volver a aquellos días
fríos, luminosos y azules en que terminaba el invierno
y llegaba, y llegó, la primavera,
una primavera inverosímil
llena de colores, sonrisas,
luz, principio, verdad.

Hace dos años sonaba esta canción por todas partes.
Y como el recuerdo es metonímico
y mezcla, asocia y confunde como le da la gana
le echo la culpa a esta canción de mi antes y mi después
y la convierto en mi frontera y mi principio y mi puerta de entrada.

Ni yo ni mi vida fuimos otra vez las mismas tras esta canción.
Las dos somos otras,
mucho mucho mucho más guapas.

Yo no elegí esta canción. Ella me eligió.


..."que aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos
en cambio sé que en tus brazos
el mundo tiene sentido"...

lunes, 12 de marzo de 2007

Drama acuático



¿Qué estamos haciendo con nuestras vidas... con nuestros peces... con nuestros niños?


Ánimo con el lunes, y feliz semana.



domingo, 11 de marzo de 2007

11 de marzo

ELEGÍA

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento.
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

Miguel Hernández




sábado, 10 de marzo de 2007

Hoja de ruta



Ayer en Caiga quien caiga un reportero acudía a las elecciones en el Ulster, zona en la que había un conflicto similar al vasco (con diferencias, evidentemente, pero similar) y que logró la paz mediante la negociación. Y su ejemplo, en un sonriente giro del "Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar", trajo y trae (¿o ya no?) algo de esperanza y fe a los que siempre vivimos con escepticismo el conflicto vasco con el que crecimos.

Con el cachondeo característico de estos hombres de negro, se insitía en las semejanzas entre vascos e irlandeses, y se le preguntó a uno de los líderes del Sinn Fein por una Hoja de Ruta posible para España. Así, le presentaron en un tablero los distintos pasos a dar en el proceso de paz, para que los ordenara. No los recuerdo todos exactamente, pero más o menos venían a ser empezar por la legalización de Batasuna, seguir por el rechazo y condena de la violencia (de toda la violencia, insistió el político irlandés, la de Estado también), y el tercer o cuarto paso, no recuerdo bien, era la amnistía, que me pareció entender que comprendía la liberación de presos.

Y entonces me di cuenta de que aquí no va a ser posible un proceso de paz. ¿Es posible una Hoja de Ruta que no sea esa? Si no lo es, el proceso va a ser claramente imposible. Si por la prisión atenuada a un preso que ya ha cumplido su condena por sus delitos de sangre, condenado por amenazas de forma reconocidamente desmesurada (según algunos que entienden de leyes más que yo), y con su salud gravemente deteriorada por una huelga de hambre, algunos sectores reaccionan como reaccionan y se oyen las cosas que se oyen... no, no, dejemos de soñar, fue bonito mientras duró: no va a ser posible.

Las calles del Ulster, y sus gentes, estaban en paz. En paz. Tras años de enfrentamiento, bombas, terror y lágrimas, ahora acuden a votar en paz. El reportero le preguntóa otro líder político si aquello era un final o un principio. Es un principio, está claro, mucho antes y muy por encima de un final. Y yo creo que así habría que entender un proceso de paz, y dejar de azuzar el dolor que se canaliza cínica e interesadamente hacia la petición de una justicia ante todo vengadora.

Imaginemos por un momento ese día en que por fin hubiera paz, real, garantizada, para todos, en Euskadi. Imaginemos la ilusión, la tremenda ilusión de un amanecer así tras años y años y años de muertes, balas, bombas, amenazas. cartas siniestras, policía, mártires, cárcel, tortura, manifestaciones, secuestros, zulos, cócteles molotov, cajeros quemados, luchas campales en plena calle, escoltas por todas partes, desconfianza, terror, lágrimas, silencio, desgarro, desesperación. Para que llegara ese día habría que empezar a aprender a mirar hacia él. A mirar hacia adelante. Todos, hacia adelante. Si pudiéramos hacerlo, todos, sí sería posible.

Aquí hay sectores que sólo pueden mirar hacia atrás. Que no quieren la paz. Que sólo quieren la victoria y una justicia entendida como ellos la entienden, la del ojo por ojo que terminará por dejarnos a todos ciegos, y que se confunde con la venganza. Pensemos en un momento en lograr la paz no con una negociación sino así: con la guerra y la represión policial más pura y más dura. ¿De verdad alguien cree que sería posible? ¿Una paz duradera y permanente, basada en la no voluntad de usar las armas para reivindicar una causa que se defiende hasta ese punto, y que los que la defienden consideran justa ? Una causa que en sí misma, y al margen del uso de la violencia, tiene argumentos que la legitiman, y está lejos de ser descabellada para cualquiera que sepa mirar el tema con un poco de sensatez. ¿De verdad los que hoy se manifestarán creen que esa paz es posible, y que eso será una paz verdadera, sólida y fiable?

Yo no creo que un proceso de paz sea injusto con las víctimas (de hecho, muchas lo defendieron), ni eso de que "para negociar ahora hubiéramos negociado hace 30 años y nos hubiéramos ahorrado 800 muertos". No creo que sea injusta ni fraudulenta ni una cesión a un chantaje, la negociación, sobre todo si lleva, repito, a la paz, una paz que para Euskadi tiene que ser como un sueño... Creo que es simplemente la única salida real, la única hoja de ruta (qué bonita expresión) hacia un sueño que puede estar ahí, ahí, de verdad, para que no haya ni un solo muerto, ni un herido, ni una amenaza, ni un destrozo, ni un dolor más, en ninguno de los dos bandos. Por más que muchos se empeñen en que uno de los bandos siga sufriendo para "pagar" o "compensar" (que no evitar, ni reparar, ni calmar) todo el sufrimiento pasado.


Si somos capaces de imaginarlo es que es posible. Lo que quizás fueran errores del pasado no tienen por qué marcar nuestro presente. No deberíamos dejar que la sombra de ese pasado se alargase y se proyectase sombríamente sobre nuestro futuro. No deberíamos quedarnos atrapados en ese pasado oscuro y doloroso. Deberíamos ser capaces de romper el maleficio y salir, porque la puerta está ahí y sólo hay que tener la decisión y la destreza necesaria para saber abrirla. La cabezonería de mantener una postura que la práctica demuestra que tiene terribles consecuencias y soluciona más bien poco, a mí me parece una locura.

Las cosas llegan cuando llegan, y llegan porque llegan, y en la historia, como en la vida, todo tiene su momento. Quizás este sea, o hubiera sido, el nuestro. Y si no lo fue o no lo es, creo que queda claro a qué se debió: a la política más maquiavélica y asquerosa, que maneja y comercia con los sentimientos más comprensibles surgidos de años de sangre, muerte, dolor y lágrimas.

Qué pena, qué rabia y qué asco, de verdad.


Zombie, de los irlandeses The Cramberries, en 1994, cuatro años antes del acuerdo de paz, anunciado un feliz y emocionante 10 de Abril de 1998.

Otra cabeza cae
Un niño muere lentamente
Y la violencia causa silencio
¿Cuál ha sido nuestro error?

Pero ves que no soy yo
Que no es mi familia
En tu cabeza,
En tu cabeza ellos están luchando

Con sus tanques y sus bombas
Y sus bombas y sus armas
En tu cabeza,
en tu cabeza ellos están llorando

En tu cabeza, en tu cabeza
Zombi, zombi, zombi
¿Qué hay en tu cabeza?, en tu cabeza
Zombi, zombi, zombi

Otro corazón roto de una madre
Se está muriendo
Cuando la violencia causa silencio
Es que debemos estar equivocados

Es el mismo viejo tema desde 1916
En tu cabeza
En tu cabeza
Ellos aún están luchando

Con sus tanques y sus bombas
Y sus bombas y sus armas.
En tu cabeza
En tu cabeza ellos están muriendo

viernes, 9 de marzo de 2007

Ricos y pobres


Noticia sacada el El País.com:

El 'boom' del ladrillo duplica la presencia de españoles entre los más ricos del mundo

De los 20 que figuran en la lista de 'Forbes', 11 pertenecen al sector inmobiliario

El mundo empresarial español cuenta con 20 multimillonarios en el listado anual que publica la revista Forbes. Son el doble que en la pasada edición y acumulan una fortuna de 88.400 millones de dólares (67.500 millones de euros). Este salto se explica por la efervescencia que se vive en España en el sector inmobiliario y de la construcción, con 11 representantes entre las 946 personas más ricas del mundo. Pero la publicación neoyorquina duda de que esta situación sea sostenible y advierte de la volatilidad de varias de las principales fortunas españolas por su vinculación al mercado inmobiliario.

De los diez nuevos integrantes españoles de la lista, ocho están relacionados con la construcción o actividades inmobiliarias. Son, como dice Forbes, "los señores del ladrillo", que acumulan 25.000 millones de dólares (19.011 millones de euros), según los cálculos de la publicación. Entre los recién llegados a la lista de las mayores fortunas se incluyen algunas de fulgurante creación, al calor del boom inmobiliario y el tirón de estos valores en Bolsa. Es el caso de Enrique Bañuelos, presidente de Astroc (puesto 95) o Luis Portillo, máximo responsable del grupo Inmocaral (237), las dos incorporaciones españolas que han alcanzado puestos más altos en la estadística de la revista estadounidense.

(...)

Me ha resultado obsceno pensar en esta acumulación desmedida de capital en manos de unos pocos, sobre todo porque, de forma casi inmediata y aunque suene tópico y simplista, no he podido evitar pensar en las miles de familias agobiadas por una hipoteca que sube, y estrangula, y ahoga, o en aquellos que pasan el tiempo donde pueden porque les resulta imposible acceder a un lugar donde vivir.


Creo que nunca se ha visto tan claro que lo que acumulan los ricos (esas fortunas, que repito, creo son innecesarias, injustas, escandalosas,obscenas, imposibles de gastar o emplear sensatamente) claramente se roba a otros. Y que, además, en este caso no se han conseguido con trabajo, ni con esfuerzo, ni con creatividad, ni con ingenio, ni con más mérito que el de la especulación con, ya no un derecho, sino una necesidad básica e imprescindible como es un lugar donde vivir. Y que esas inmensas fortunas se edifican y se sostienen con el ahogo de esas familias que viven contando los euros y los céntimos, encorsetando su vida para adaptarla a la miseria que les queda y que le van a obligar a gastar, en sueños e ilusiones también prefabricados a la medida del consumismo que a otros enriquecerá; con su trabajo, con su vida, con su todo, hipotecado, día a día, hasta el día que se mueran y hay quien dice que a lo mejor más allá.

Y que cosas tan escandalosamente evidentes se consientan, y se asuman como normales, y como mucho podamos protestar pero sabiendo que de poco nos va a valer, y que esto siga, y siga, y siga...

Yo no entiendo demasiado de economía, ni sé explicar demasiado bien esto que yo siento de un modo un poco visceral respecto a este tema. Pero me gustó mucho como lo explicó un maleducado,
y por eso a él os enlazo.


jueves, 8 de marzo de 2007

La mujer y las mujeres




Nunca he sido demasiado partidaria de commemoraciones, fechas señaladas y “Días de”. Siempre me han parecido o una excusa para recibir regalos y felicitaciones, o una forma de lavarse la mala conciencia dedicando un día a una causa que olvidamos hipócritamente el resto de los días del año, que al fin y al cabo son muchos más, y por tanto son los que importan.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, cada vez veo más su razón de ser, su sentido e incluso su importancia. Quizás porque me hago mayor, y quizás mas convencional. Quizás porque me estoy volviendo un poco kitsch. Quizás porque voy llegando a una edad en que ya me doy cuenta de que no he hecho cosas demasiado importantes, ni mi vida ha contribuido a nada, y necesite sumarme al lavado de mala conciencia reconociendo en estas fechas señaladas las causas que comparto, pero por las que yo no he hecho, en realidad, nada. Quizás, simplemente, porque trabajar en un instituto te hace participar, quieras o no, en toda clase de conmemoraciones, y algo se pega.

O quizás porque con el tiempo, yo, que siempre fui reivindicadora de que lo verdaderamente importante es la autenticidad del contenido y el fondo, y de la superficialidad y posible falsedad de las formas y los gestos, he ido aprendiendo y comprendiendo la importancia y hasta la necesidad de estos. Porque la forma canaliza, expresa, moldea y muchas veces incluso genera el contenido, y los gestos canalizan, expresan, moldean y muchas veces incluso generan el pensamiento y el sentimiento (y eso lo saben muy bien, por ejemplo, los militares, los curas y los psicólogos). De ahi que las formas y los gestos tengan su sentido y su importancia, tal vez fundamental.

Hoy es el día de la mujer trabajadora. Etiqueta equívoca, por obvia, redundante y poco clara. Así que lógicamente, como la mujer siempre ha sido, es y será trabajadora, y no siempre porque quiera serlo o porque serlo sea necesariamente bueno en sí mismo, ha terminado por convertirse en el “Día de la mujer”, a secas. Y ahí llegamos al quid de la cuestión... Hay un día de la mujer, pero no hay un día del hombre. Simplemente, porque el día del hombre daría pudor y vergüenza, y generaría mucho cachondeo (lógicamente). Porque el día del hombre no es necesario. Porque día del hombre son, en realidad y a la hora de la verdad, todos. Y así, tampoco hay un día de los ricos, ni un día de los nobles, ni un día de los políticos...

También este día genera sus bromas y su cachondeo. Tengo un compañero que todos los años hace la misma broma de buscar a esa “mujer trabajadora” (un año pusieron un letrero conmemorativo que decía “Aquí traballa unha muller”, y entonces se le ocurrió lo de preguntar “a ver quién era esa única mujer que trabajaba”, y desde entonces repite la broma, que a él, y sólo a él, le parece graciosísima), y este año había otro cartel conmemorativo que decía “Xa temos traballo, agora queremos un emprego”. Pero es un día necesario.

Hoy en el instituto hicimos una exposición sobre mujeres destacadas en distintos ámbitos, correspondientes, más o menos, a las distintas asignaturas. Y ahí estaban, brevemente reflejadas y para ser recorridas en un soplo, como si nada, mujeres que durante los largos años de la Historia, lucharon contra viento y marea, en primer lugar porque se encontraban con el obstáculo de que se les negaba su capacidad para pensar, para hablar, para escribir, para luchar, para sentir, para ser por y para ellas mismas. Además, hicimos un recital de poemas y textos de mujeres, recitados por niñas. Y me emocioné al verlos, a las recitadoras y a su público, tan jóvenes, tan pequeños, tan frescos, tan poco llenos de nada de lo que luego les echarán encima, recitando versos emotivos y reivindicativos, y oyéndolos entre risas ahogadas, bromas y algo de atención. Quizás muchos no escucharan ni comprendieran demasiado. Quizás, como yo a sus años, no entiendan muy bien el sentido de esto de dedicar un dia a la mujer, ni lo fundamental de que se la reconozca como trabajadora (quizás esa sea su suerte, pero también el peligro que corren). Sin embargo, estoy segura, segura, segura, de que algo queda. Algo que sin la gota que es este día, y esa exposición, y ese recital, tardaría mucho más en brotar.

¡Oh género femenino, encogido y frágil!, lamentaba Melibea en la Edad Media, cansada de ser siempre objeto y nunca sujeto, pidiendo, como Cernuda tantos siglos después, el derecho fundamental a decir y escoger lo que se ama, durante siglos y siglos y siglos negado a la mujer... Siglos de infelicidad. Siglos de oscuridad. Siglos de no ser. Siglos de morir desde la cuna hasta la tumba. Siglos de trabajo silenciado. Siglos de violencia. De la peor de las violencias: la continua, muchas veces sigilosa y camuflada, la heredada, la asumida, la no identificada, la no cuestionada, la que no te deja ser, la que no permite respuesta, la que a veces estalla. Siglos de lucha hasta hoy, en que la mujer empieza, por fin, a ser reconocida como trabajadora.

Porque sí, la etiqueta no está cogida al azar; esa es la clave: el trabajo, la llave para la independencia económica, la clave, el centro, la matriz, el ojo del huracán alrededor del cual giran y se confunden, como causas y consecuencias, la libertad, la dignidad, la independencia, la elección, la autonomía en todos los ámbitos de la vida, la afectividad y la personalidad. Y sí, la mujer sigue pagando un alto precio por todo ello, y sigue sufriendo, y sigue trabajando, y sigue luchando, porque no todo está hecho y logrado, ni mucho menos, y sigue el silencio, y siguen los obstáculos, y sigue la violencia. Y además, los cambios son terribles y no siempre bien asumidos, sobre todo por los que se sienten perjudicados y atacados, porque la educación de siglos que nos ha moldeado la mente y el corazón no les ha preparado para esto. Y en esas seguimos, y en esas estamos, y por eso, entre otras cosas, es el de hoy un día necesario.

Somos herederas de una lucha consciente, difícil, ahogada por obstáculos y trampas, las peores, las de la educación que las propias mujeres asumían y que las imposibilitaba para luchar. Por eso esa lucha en sí misma fue, y es, una conquista y un logro. Una lucha que ha conseguido sus triunfos, pero que no debe darse por terminada ni debe cesar. No sería justo. Por nosotras y por ellas: las que abrieron camino, las que sufrieron, las que pelearon, pero sobre todo, las que no pudieron. No pudieron tener lo que nosotras tenemos, y lo que nuestras hijas, y nuestras nietas, y sus hijas, y sus nietas, tendrán.

Yo no quiero reivindicar más la igualdad, porque no me gustan las comparaciones y porque yo no quiero ser igual que nadie, ni creo que la lucha de la mujer sea reivindicar esa igualdad que la obliga a medirse por el rasero del hombre. La mujer no tiene por qué intentar ser como el hombre, ni intentar demostrar continuamente que lo es o puede serlo. La mujer debe poder ser distinta, si quiere. Ni mejor ni peor: distinta. La lucha por la igualdad fue un trámite, un medio, una “forma de entendernos”, pero el horizonte es otro.Es, simplemente, la dignidad, la libertad, la justicia y el respeto. Con sus causas y sus consecuencias. Es la nuestra sobre todo una lucha contra la dependencia, que es terrible, y peligrosa, y dañina ,sobre todo cuando es impuesta.

Porque la mujer quiere ser trabajadora (aunque a muchas no nos guste especialmente trabajar), y como tal ser reconocida y considerada a todos los efectos, para luego poder querer (o no) ser madre, amiga, hermana, novia, esposa, amante, hija, ex, compañera.

Hay quien dice que ojalá llegue el día en que este día no sea necesario. Yo creo que siempre lo será. Para recordar, para la memoria, para valorar. Para no olvidar. Porque, por mucho que se consiga o muy lejos que se llegue, el olvido será siempre peligroso, ignorante e injusto con el camino que nos llevó hasta allí.

Podría elegir una canción cantada y escrita por una mujer, o una claramente reivindicativa como el "Eva" de Silvio (Eva sale y remonta vuelo, Eva deja de ser costilla, Eva no intenta vestir de tul, Eva no cree en un príncipe azul, Eva no inventa falso papel...) Pero hoy prefiero el Woman de Lennon: el himno a la mujer compañera que puede elegir serlo.

Felicidades.


miércoles, 7 de marzo de 2007

Educar


Pero si tengo un hijo
haré que nadie nunca le enseñe nada.
Quiero que sea tan perezoso y feliz
como a mí no me dejaron mis padres
ni a mis padres mis abuelos
ni a mis abuelos Dios.

Salvador Novo






Educar es sembrar, es proyectar, es construir para el futuro.

Educar es una responsabilidad no elegida pero ineludible. Un peso, un tremendo peso inevitable.

Aunque no nos guste, aunque nos repugne románticamente la idea, vamos a educar. No hay escapatoria ni excusa.

Porque educar no es predicar ni enseñar. Educar es otra cosa. Más sutil, más delicada, más espontánea, más continua, más de pequeños detalles y menos de grandes palabras.

Imposible lavarse las manos,difícil lanzar la primera piedra y difícil creer que se puede mirar hacia adelante sin mirar atrás, o sin mirar el espejo,aunque sólo sea un poquito y aunque sólo sea para comprender.

Qué difícil, qué peligroso y qué manera tan mala de educar.

Porque la educación, la buena educación,como casi todas las cosas importantes, empieza siempre por uno mismo.

Y el mundo que nos espera lo tenemos ya delante,aunque queramos luego lavarnos las manos y echarle la culpa y las piedra a los otros, a los que vendrán. Cuando -quizás-fuimos nosotros los que no les dimos la oportunidad.

Como -quizás- a nosotros no nos la dieron nuestros padres, ni a nuestros padres nuestros abuelos, ni a nuestros abuelos Dios.


martes, 6 de marzo de 2007

Realismo y magia


"A pesar de los viajes a la luna, a pesar de las seis suites para chelo solo, a pesar de tantas glorias del alma, los seres humanos seguimos siendo iguales a los perros. Soy consciente de cómo me miran los hombres (y algunas mujeres, por supuesto), de cómo me eligen a distancia y se abren paso en la muchedumbre y vienen a mí, y me saludan con un beso que a todo el mundo le parece convencional, pero que no siempre lo es. ¡Qué va! La mayoría lo hacen sólo para olfatearme, como los perros de la calle, y las mujeres tenemos un instinto para soltarles a unos un olor que les dice que no, y para soltarles a otros un olor que les dice que sí. Entre la gente que conocemos, aun entre los amigos más íntimos, cada mujer sabe quiénes son los hombres que sí, y ellos también lo saben. Es una comunidad unida por un pacto confidencial del cual nunca se habla, y quizás ni se hablará nunca, pero que está ahí, siempre alerta, siempre disponible, por si acaso"

"De manera que llegado el día, no ha de faltar un hombre que me ame de sobra para despertarme de amor cuando me haga la dormida, para que me tumbe la puerta del baño cuando lo esté haciendo esperar demasiado, para que no le asuste ser un vampiro en una que otra luna, y que sea capaz de serlo donde sea y como sea y no siempre en la cama como los muertos. Un hombre que no deje de hacerlo conmigo porque se imagina que no quiero, sino que me obligue a querer hacerlo aunque yo no quiera, a todas horas y en cualquier parte, como sea y donde sea, y que aun en las tinieblas exteriores o en los finales más aciagos sepa siempre que soy yo la que está con él, y que soy yo y ninguna otra la que fue mandada a hacer sobre medidas para hacerlo feliz y ser feliz con él hasta la puta muerte."

"Y si no lo encuentro, no importa. Prefiero la libertad de estarlo buscando hasta siempre que el horror de saber que no existe otro a quien pueda querer como sólo he querido a uno en esta vida."

"¿Sabes a quién?"

"A ti, cabrón. A ti, el pobre diablo con quien me fui desnuda desde antes de nacer, al que vigilaba el aliento mientras dormía para estar segura de que estaba vivo y era mío, y le revisaba cada pulgada de su piel de recién nacido para cuidar que no le faltara nada: ni un surco de más, ni un poro de menos, ni nada que pudiera perturbar el reposo de lo que era mío."

"Porque yo lo inventé para mí, tal como lo soñé a su propia imagen y semejanza desde mucho antes de conocerlo, para tenerlo mío hasta siempre, purificado y redimido en las llamas del amor más grande y desdichado que existió jamás en este infierno"

Gabriel García Márquez: Diatriba de amor contra un hombre sentado.





Esta es una de las más bonitas, rotundas y auténticas declaraciones de amor que he leído jamás, y que sólo podía salir de la misma entraña de la que salieron los "Cien años de soledad" o "El amor en los tiempos del cólera", para meterse en mí, y en tantos otros lectores (qué poco original soy, qué acompañada y comprendida me siento) a lo largo de estos sesenta años de realismo, magia, sabiduría y poesía desbordando cada una de las palabras que junta, con la armonía de la danza y la intensidad del instinto, la mano que hoy, este 6 de marzo, cumple ochenta años.

Felicidades, maestro. Y que cumplamos muchos más.



Amor, tiempo y amoríos.



Para saber de amor, para aprenderle,
haber estado solo es necesario.
Y es necesario en cuatrocientas noches
- con cuatrocientos cuerpos diferentes -
haber hecho el amor. Que sus misterios,
como dijo el poeta, son del alma,
pero un cuerpo es el libro en que se leen.

Y por eso me alegro de haberme revolcado
sobre la arena gruesa, los dos medio vestidos,
Mientras buscaba ese tendón del hombro.
Me conmueve el recuerdo de tantas ocasiones...

(...)
Aunque sepa que nada me valdrían
trabajos de amor disperso
si no existiese el verdadero amor.
Mi amor,
Íntegra imagen de mi vida,
sol de las noches mismas que le robo,
su juventud, la mía,
- música de mi fondo -
sonríe aún en la imprecisa gracia
de cada cuerpo joven,
en cada encuentro anónimo,
iluminándolo. Dándole un alma.
Y no hay muslos hermosos
que no me hagan pensar en sus hermosos muslos
cuando nos conocimos, antes de ir a la cama.
Ni pasión de una noche de dormida
que pueda compararla
con la pasión que da el conocimiento,
los años de experiencia
de nuestro amor.

Porque en amor también
es importante el tiempo,
y dulce, de algún modo,
verificar con mano melancólica
su perceptible paso por un cuerpo
- mientras que basta un gesto familiar
en los labios,
o la ligera palpitación de un miembro,
para hacerme sentir la maravilla
de aquella gracia antigua, fugaz como un reflejo.

Sobre su piel borrosa,
Cuando pasen más años y al final estemos,
quiero aplastar los labios invocando
la imagen de su cuerpo
y de todos los cuerpos que una vez amé
aunque fuese un instante, deshechos por el tiempo.

Para pedir la fuerza de poder vivir
sin belleza, sin fuerza y sin deseo,
mientras seguimos juntos
hasta morir en paz. Los dos,
como dicen que mueren los que han amado mucho.

Jaime Gil de Biedma



Ojalá .

lunes, 5 de marzo de 2007

Ezchrenoh de carchelera.




Que los lunes siempre vienen bien unas risas.






Qué bueno Paco León. Tu sí que eres un moschruo

domingo, 4 de marzo de 2007

Apuesta



No era yo
Tú apostaste que sí
yo aposté que sí
con el alma
lo juro
Pero no era yo...
Quisé ser
Alargué mi sombra
mis palabras
mis gestos y mis miradas
pero no era yo...
Y cuando me desperté
del sueño en que yo era
encontré tu mitad de la cama
vacía y arrugada
Y me acosté en ella
y en ella quiero quedarme a vivir
a dormir
a dejar pasar el tiempo
soñando
con que existe un lugar
en que soy yo
y tú apuestas
y yo apuesto
y los dos
ganamos.



jueves, 1 de marzo de 2007

Hoy





No lo creo todavía
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría


palpo gusto escucho y veo
tu rostro tu paso largo
tus manos y sin embargo
todavía no lo creo

tu regreso tiene tanto
que ver contigo y conmigo
que por cábala lo digo
y por las dudas lo canto


nadie nunca te reemplaza
y las cosas más triviales
se vuelven fundamentales
porque estás llegando a casa


sin embargo todavía
dudo de esta buena suerte
porque el cielo de tenerte
me parece fantasía


pero venís y es seguro
y venís con tu mirada
y por eso tu llegada
hace mágico el futuro


y aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos
en cambio sé que en tus brazos
el mundo tiene sentido


y si beso la osadía
y el misterio de tus labios
no habrá dudas ni resabios
te querré más
todavía.

Mario Benedetti



Ya sé que es un poema muy citado, muy repetido, muy señalado, muy oído, muy usado, muy traído y muy llevado.

Pero es que yo no sé expresarlo mejor.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...