jueves, 17 de enero de 2008

Entretanto



Nana de marineros
nudo de antojos
que nadie te querrá tanto como yo
Si ahora pudiese estar mirando tus ojos
iba a estar escribiendo yo aquí esta canción.

Y esperaré
y si no vuelves
bajo el olivo
me quedaré dormido.

Y dormiré
entre libros prohibidos
al olvido de un tiempo que añoro
el que viví contigo.

Mi caballo negro
yo te lo regalo
carbón, ramas secas,
al enamorado.

Perdonarte quiero
más no tengo prisa
disculpa un momento
que me desenredo.

Sírvete entre tanto
lo que te apetezca...


El tiempo muerto, vacío y lleno de posibilidades
y de suspense
de los paréntesis.
El tiempo de servirse algo
entretanto
para llenar el tiempo muerto, vacío y lleno de posibilidades
de los paréntesis,
para percibir su encanto
y olvidar las prisa
y torear a la impaciencia.

Descubrir
contemplar
recorrer
y paladear
los paréntesis.

Vivos, por vacíos y llenos de posibilidades.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...