domingo, 4 de mayo de 2008

¿Quién puede alegrar un lunes?




...Ella es como una chica nueva cada día
y todas las demás ya no me importan
Estoy demasiado ocupado queriéndola.

Ya nunca estaré solo ahora que la conozco
Ella me llena el corazón de alegría
Ella me alegra el día
Ella sólo tiene que sonreir para hacer que mis preocupaciones se desvanezcan
Ella sólo tiene que tocarme la mano para hacer que me quede

Ella es todo lo bueno de amar a la vez...


El Robert Palmer más conocido (y eso que me parece que ya no lo es demasiado, que el tiempo en la música pop puede ser injustamente devastador si no te sitúa entre los pocos elegidos para la inmortalidad mítica y universal, sin medias tintas) es el gentleman inglés con aire impasible, que aparecía casi siempre con micrófono de los de palo, traje con corbata y peinado con raya al lado indiscutiblemente retro - y lo de retro se aplica a todo: micro, traje y pelo, y más en plenos ochentas, cuando él hacia esto mientras los modernos llevaban melenas, moldeados, cardados, crestas, pelo pincho, guardapolvos, tirantes, pantalones de tiro bajo, hombreras XXXL y otras ocurrencias, hoy vergonzantes, por el estilo.


Este gentleman, además, aparecía en vídeos y actuaciones rodeado de unas chicas cañón, con minifaldas ajustadísimas y peinado tirante que dejaba completamente despejado unos rostros perfectos muy maquillados, y que tocaban las guitarras rockeras de sus canciones más duras con una expresión muy seria, impasible e imperturbable, mientras bailaban perfecta y profesionalmente sincronizadas. Casi daba la impresión de que la cabeza estaba a una cosa, y el cuerpo a otra.

Este era el Robert Palmer de Simply Irresistible o Addicted to love, que además se vieron universalizadas por el mecanismo universalizador por excelencia: la publicidad de una conocida marca de refrescos . Hace algunos añitos ya (cómo corren, los muy cabrones, y cómo pasan haciendo lo nuestro pasar) Shania Twain homenajeó todo esto en un vídeo en el que daba la vuelta a la situación.

Yo me quedo, sin embargo, con el Robert Palmer más suave, melódico, pero igual de gentleman y de sentimental: el de la balada John & Mary, el de Some guys have all the luck y, sobre todo, el esta joyita de vídeo en blanco y negro, músicos sentados y un sólo plano que contribuye al tono de confesión suave que tiene She makes my day, susurrando entre la alegría y el asombro que hay una persona que hace mis días alegres. Pase lo que pase.

Idea a la que yo quiero aferrarme más que nunca, para prepararme con fuerzas para mañana, que será un lunes muy lunes, , porque me toca volver de un puente suuuuupertranquilo, en el que cuerpo y mente se me han adaptado demasiado bien al relax y al descanso, y se resisten tozudos a la vuelta a la tiranía del reloj y sus carreras, y al ajetreo de las clases, viajes, cursos, sombra de oposiciones y esfuerzo para solucionar rollos del coche en el taller, que no tengo ni idea de cómo ni cuánto serán de graves, y cruzo los dedos, toco madera, rehúyo gatos negros y escaleras, me encomiendo a San Cristóbal y lo que haga falta...¿Por qué todo lo que tiene que ver con el coche me agobia tanto, a ver? ¿Algún psicólogo en la sala que me lo explique?

Así que yo voy a necesitar más que nunca que alguien me "alegre el día", que a veces una sola no puede, y más en lunes tan afilados. Pero eso sí, sin olvidarme de que yo también debo alegrar el de alguien. Que muy a menudo (demasiado, ¿verdad, Dei?) se me olvida.

Por cierto, Robert Palmer murió hace ya algunos años, con cincuenta y pocos, de un infarto, pero esto no sirivió para hacer de él un mito como sí ha ocurrido con otros muertos prematuros de la música pop. Quizás porque para lograr el premio de la inmortalidad universal haya que darle a la muerte prematura el preludio de una vida conocida, agitada y contradictoria, para la que no bastaba con ser un gentleman inglés que cantaba canciones con guitarras rockeras, impasible entre bellas maniquíes que bailan impasibles, y que a veces se ponía suave y sentimental.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...