viernes, 20 de junio de 2008

Ni una nube bajo el sol



Ni una nube bajo el sol
dormitando, qué calor.
Mi cigarro emboquillao
una radio y un helao
Nada más en qué pensar
sólo en escuchar el mar


Quién pudiera. La ola de calor ha llegado, tal como predijo ese sabio visionario que se llama Murphy, justo cuando peor me viene. Aprovechad el fin desemana para ir entrenando la galbana del verano, vos que podéis.

Julio será, claro, el mes más caluroso. Y yo debería irme a la piscina a intentar no quemarme, mientras escucho canciones horteras, avisos obvios por megafonía, charlas de las maris y las chonis, y chapoteos de los niños. Que ya sé que no es un planazo, pero de verdad que suena a música celestial comparado con el panorama desolador que se extiende ante mí: currar buscando el aula más fresca de un instituto situado en la seguro calurosísima Zaragoza de la Expo. intuyendo que las vacaciones y sus cosas suceden fuera de aquellas paredes. Allá. Lejos..

Y entre sudores seguiré esperando, con paciencia e ilusión, mis vacaciones. Que llegarán. Ays, y qué ganas de que lleguen.

Feliz fin de semana caluroso, y a entrenar para las vacaciones, vos que podéis.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...