miércoles, 20 de agosto de 2008

Nos bajamos en Atocha...



...y así comenzaron cuatro días con sus cuatro noches de Agosto en Madrid, que sustituyeron aquel viaje a Turquía que el corazón y el tiroides de Dei no quisieron que hiciéramos, y que el propio Dei me ha confesado que en el fondo fondo (quizás el fondo donde están su tiroides y su corazón) no le apetecía demasiado.

Lo mejor de esos cuatro días no fue la noche de copas, con restaurante andaluz, mezcla explosiva de charlas, risas,vino, cerveza, chupitos, ron y desmemoria, y hasta un taxista borracho incluido en el menú.

Lo mejor no fue tampoco encontrarnos el Madrid más rotundo en plenas fiestas de la Paloma, con su aire de perenne verbena alegre hasta por la tarde, cuando los garitos sacaban sus barras a la calle, y las chulapas y chulapos se mezclaban con los turistas de todas partes y con nosotros.


Lo mejor no fue el recorrido por el Madrid más deslumbrante, deambulando sin prisa y con mucha pausa por la calle de Alcalá, la Plaza Mayor, los confines de la Almudena, el Palacio Real...




Lo mejor no fue encontrar cada dos por tres "rincones literarios", de esos que tanto nos gustan a los profes, emocionados de tropezar por fin con un rastro hecho carne de lo que nosotros habitualmente tenemos que imaginar, evocar y vender solo a partir de palabras, que es lo que lo hace parecer a veces tan etéreo y lejano como un dogma de fe.





Lo mejor no fue la visita a la sierra madrilena, ni descubrir Buitrago y sus rincones de piedra , también en fiestas, y sus rincones de verde y agua bordeando su muralla.






Lo mejor no fue recorrer Toledo, y todas sus piedras históricas, que son tantas, ni su encanto hecho de una mezcla aparentemente caótica de cosas árabes, y cristianas, y judías, y medievales ,y renacentistas, y señoriales, y populares ,y edificios grandiosos y callejuelas estrechas, y plazas soleadas y callejones oscuros. Ni tampoco fue lo mejor su belleza,tan innegable que parece hecha aposta, a pesar del sol aplastante y sus cuestas y más cuestas (qué bien se bajan y que buena idea lo de las escaleras mecánicas, por cierto).






Lo mejor no fue la mañana en el jardín botánico, descubriendo plantas sensibles que cierran las hojas si las tocas, plantas carnívoras más pequeñas de lo que nos hizo creer el cine y árboles centenarios arropándonos con sus sombra.

Lo mejor no fue recorrer el bulevar inmenso de la Castellana buscando las sombras y burlando al sol para llegar a casa e irnos a comer de tapas.

Lo mejor no fue disfrutar del Madrid de agosto, vacío de los de siempre y lleno, más que nunca, de encantos para dejarse descubrir y querer por los visitantes.

Lo mejor no fue ni siquiera la empanada que hace Ubalda, ni su tarta de queso, ni las caipirinhas de Ubaldo ni su bizcocho de nueces.

No, lo mejor no fue nada de eso, y mira que todo eso estuvo bien.

Lo mejor fue bajarse en Atocha y encontraros esperándonos. Lo mejor fueron las charlas y las risas, interminables y a cualquier hora, comiendo, bebiendo, caminando o dormitando en el sofá. Lo mejor fueron los paseos, y las comidas y las cenas compartidas afuera o en casa, y los desayunos ajetreados entre juegos olímpicos en la tele y aparatos para tomarnos la tensión. Lo mejor fue esa partida de Trivial que ganamos las rubias contra todo pronóstico. Lo mejor fueron las anécdotas, los recuerdos y los planes. Lo mejor fue la despedida en Atocha, con pena pero no tanta porque habrá que repetir.


(Dei supongo que añadiría que lo mejor fueron las partidas con la Play, pero si quiere añadirlo, que ponga un post, que ya va siendo hora).

Lo mejor, fuisteis, sin duda, vosotros.


Y que viva Atocha.
(



*******************************************************************************
(Mi rosa robada de hoy
: el paseo con Dei a última hora de la tarde, compartiendo viento, helado , anochecer y bus de vuelta aunque fuera a regañadientes, tras no encontrar un libro buscado en el lugar y el momento inadecuados, y llegar a casa cansados habiendo hecho ganas de cenar. )

4 comentarios:

El increíble hombre menguante dijo...

Muchos besos, guapos.


Habrá, seguro, más esperas en Atocha y en Delicias, más Pirineos y más sierra, más caipirinhas, risas, charlas... pero la próxima partida de Trivial, la gano yo!

Anónimo dijo...

Si es que las rubias valemos un montón!!!

Han sido unas vacaciones estupendas, tanto allí como aquí.

Cuidaros mucho, sobre todo Dei que está mayor, cuidad a Mich, y a ver si repetimos pronto de verdad.

PD: Kamala, me encantan las fotos!!! Besos para los dos.

Ubalda dijo...

Que no sabía poner mi nombre, la del anónimo soy yo (supongo que ya lo habréis adivinado, pero es que me hace ilusión...)

kamala dijo...

Increíble hombre menguante, se supone que ésta también la ibas a ganar... y... en fin, que no quiero hurgar en la herida, que no es mi estilo...

Ubalda, he seleccionado las mejores y en el blog siempre quedan muy bien. Y luego claro, eran sitios muy chulos, así que lo tenía fácil. Verás cuando coja más práctica con la cámara, y sepa ya para que sirven todos sus botones ;-).

A mí sí que me hace ilusión leeros, de verdad.

Muchos besos a los dos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...