miércoles, 10 de septiembre de 2008

Pobre país rico I. Interesante concurso.



He leído en una de las páginas que suelo frecuentar, la realización de un concurso interesante. Lo organizaba IU en Andalucía. El concurso era el siguiente y tenía dos apartados: "concurso a la hipoteca más inhumana" y "el concurso al contrato más precario".

El primero de ellos lo ganó un joven de veintipocos que finalizará el pago de su hipoteca con 72 años (pagando la hipoteca con nietos -como la mayoría de mis amigos o incluso ex-amigos, que haberlos haylos-). Además sacó ventaja sobre sus competidores, al poder demostrar que destinaba el 65% del salario al pago de la misma.

El segundo de ellos fue ganado por una fémina, que pudo demostrar que en 2 meses y medio (75 días) firmó 10 contratos con la misma empresa (el sueldo podemos imaginarlo).

No sé si se sentían orgullosos los ganadores; sentido del humor, tenían. Seguro. Para los lectores que puedan leerme de otros países: ambas prácticas (perpetradas por bancos y empresas) son legales en mí país. Solo un dato: se estima que los datos de pobreza (según los standares relativos de la misma para cada zona) aquí se ven enmascarados por la cantidad ingente de jóvenes que no pueden independizarse y conviven con sus progenitores. Por cierto, este es mi post nº 50. No sé si son demasiados, pocos o suficientes.

5 comentarios:

kamala dijo...

Son pocos. La duda ofende. Que yo los míos ya no los cuento...

En todo caso, enhorabuena, y que cumplas muchos más.

NoSurrender dijo...

Confío en que cincuenta sea sólo el principio.

Había oído hablar de este concurso, sí. pero me temo que si alguien te lee desde Londres podrá contar aún cosas peores.

me encantó tu post anterior. Aunque no tuve tiempo material de contestarte en él, aprovecho ahora para hacerlo: Lo bello, decía Rilke, no es más que el comienzo de lo terrible, que apenas conseguimos soportar. El éxtasis ante la belleza es el límite, el más allá de la experiencia del placer.

Salud!

kamala dijo...

50 son los post de Dei; yo llevo mucho más como para pensar que sigo en el principio ;-)

Me alegro de que te gustara, aunque es bastante simple y obvio...

Terrible frase esa. Igual que la risa suele esconder un desencanto doloroso con el mundo, la belleza puede ser un anhelo desesperado para huir de la fealdad y la miseria. De hecho, todos los grandes estetas (a los que tantas veces se les acusa de evasivos, superficiales y nada comprometidos con el mundo en el que viven) revelan en sus biografías ese anhelo de evasión: Rubén Darío, por ejemplo, a través del alcohol y lo que hoy algún doctor le diagnosticaría como "sexo compulsivo", o Góngora, el más grande de los estetas españoles, también aficionado al vino y al juego.

Quizás a los estetas es a los que más les importa el mundo, pero de forma terriblemente dolorosa y sin esperanza.

Y lo triste de la situación que describe Dei, y que seguramente se da también en Londres, y en muchos otros de los países que consideramos ricos, y libres, y desarrollados, es que se asume como normal. Y lo que es peor: se asume además que no hay alternativa posible. Que no se puede cambiar ni mejorar nada. Que este es el fin de la historia y el desarrollo de la humanidad. Que vivimos en el menos malo de los mundos, y se acabó.

Eso es también terrible.

El increíble hombre menguante dijo...

Enhorabuena, Su Deidad. Cincuenta son pocos, pero tranquilo, seguro que dentro de doscientos años llevas más que la Kamala.

Interesante concurso. Tirste, pero interesante. España va bien.

Por cierto, Kamala, lo de 'estetas'... ¿tiene algo que ver con 'tetas'? Porque si es así, me apunto!

Dei dijo...

Cerdo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...