jueves, 18 de junio de 2009

Planes, pereza y naturaleza


Para mí el comienzo del verano, por el cambio de vida que supone para mí (sí, soy muy afortunada, tengo más vacaciones que la mayoría de los trabajadores, pero no voy a explicarme, excusarme ni pedir que me perdonéis la vida y el sueldo por ello, que ya lo he hecho demasiadas veces en 13 años de experiencia laboral), supone un momento de proyectos mucho más importante que el tradicional comienzo de año o incluso Septiembre (es que yo vuelvo al trabajo con mucho menos ánimo que a las vacaciones... tal vez por deformación profesional), y poco a poco se van dibujando en mi cabeza algunos proyectos para las semanas venideras, que aparecen, al menos en mi imaginación, calurosas y llenas de posibilidades.

Mis planes para el verano son:´

  • Ponerme morena: yo soy rubia y muy blanca, y como nos pasa a la mayoría, me siento muy favorecida con aquello que no es propio de mi naturaleza, por ejemplo, el pelo liso, la ausencia de gafas, mucha delgadez o un tono doradito en la piel. Pero si me pongo con paciencia, insistencia y mucha protección solar, termino cogiendo colorcillo. Así que ya tengo mi pase de temporada para la piscina municipal del barrio, mi mp3, mi bikini, mis cremas... Y oyes, justo el día que me cogí el pase, empezaron las tormentas por la tarde. Y el día que no hace tormenta, a mí me surge algo que me impide ir a la piscina. De momento, ni un poco roja me he puesto. Pero bueno, sólo hace 15 dias que tengo el dichoso carnet... Quedan muchos días más... ¿no?
  • Leerme la famosa trilogía Millenium: a pesar de mis reparos ante los best-seller (de nuevo, tal vez, deformación profesional), hay tanta gente y tan variopinta en edad, condición e intereses realmente enganchada a los orondos libros de orondos títulos y extrañas portadas, que me mata la curiosidad de a ver qué coño tienen para ser tan adictivos. En cuanto termine de releer El lobo estepario, me compro el primero. Que además seguro que viene de perlas para mi proyecto anterior (dicen que te absorbe tanto que puedes pasar horas y horas sin darte cuenta... yo pienso pasar algunas bajo el sol).
  • Leer todos los libros que me he comprado sobre atención a la diversidad,es decir, cómo trabajar con niños con problemas de aprendizaje o de conducta, que son con los que trabajo, y sobre los que he ido aprendiendo sin orden ni concierto, improvisando y absorbiendo cosas de aquí y de allá,. y ya está bien.
  • Estudiar inglés. Bueno, esto lo digo muy bajito. Ya no pongo el proyecto que tenía en mayo de presentarme en Septiembre a los exámenes de 6º curso de la Escuela de Idiomas, en el que estoy matriculada (aunque ya me han comunicado que no soy persona grata, o sea, alumna oficial, debido a mis faltas de asistencia... es que he tenido un año muy ajetreado), porque los de junio, segùn me han contado, han sido de una dificultad no apta para mi innato sentido del ridículo. El año que viene, con un poco de suerte, seré repetidora, y ya tendré un propósito que hacerme en Septiembre.
  • Ver muchas pelis de Woody Allen (en versión original, y así también enlazo con mi proyecto anterior). Últimamente no hago más que pillar ofertas irresistibles de sus grandes clásicos, que de momento no he podido ver por falta de organización y tiempo, así que espero poder pegarme una panzada algunos días de estos que están a punto de empezar...
  • Limpiar cristales y ventanas de mi casa. Proyecto pospuesto desde que llegó la primavera y el buen tiempo, para el que siempre encontré excusa pero que no puedo posponer más. ¿O a alguien se le ocurre alguna excusa convincente? ¡Admito sugerencias con entusiasmo!
  • Pintar. Mira que me gusta, pero hay que sacar tanto armatoste, y una vez que empiezo no puedo parar, y sé que interferirá en los otros proyectos... pero quiero pintar, y pintar, y pintar.
  • Hacer mis álbumes de fotos de la boda y el viaje. Pero es que soy tan indecisa que me paso horas eligiendo, deselegiendo, ordenando y volviendo a ordenar, y claro, me canso antes de tener nada en claro.
  • Escribir las crónicas del casarse que me faltan. Sí, me faltan. en plural, a pesar de llevar ya cuatro. Es que tengo mucho rollo, no sé si os habéis dado cuenta.
  • Escribir más en este blog en general. Me da pena tenerlo siempre tan desangelado.
  • Escribir también un poquito más en La soledad sonora. Ese sí que da pena.
  • Recibir visitas de Galicia. Como este no depende totalmente de mí, seguro que se cumple. Eso espero, que tengo muchas ganas.
  • Viajar en coche por Europa y con amigos. Este tampoco depende solo de mí, y seguro que también se cumple (a no ser que pase algo gordo como el año pasado, que toco madera, cruyo dedos de manos y pies y lo que haga falta)
  • Escuchar a Bach. Porque creo que me estoy enamorando. Y eso que ya he explidado que no soy aficionada a la música clásica. Pero Bach me toca. Claro, es que soy barroca, y él también.

En septiempbre volveré a este mismo post, y veré punto por punto qué ha sido de mis planes. Avisada estás, Teresa: te pediré cuentas punto por punto. Que te conozco...


¿Y tú? ¿Ya tienes planes o no usas? ¿No se te había ocurrido hacerlos? Pues prueba, que todo es empezar. Yo, antes de escribir esto, tenía menos planes, lo juro.



A ver ahora cómo hago. Porque mi viejo proyecto desde siempre es empezar a organizarme, y por eso este post no es más que un deja vu.

Pero es que empiezo a pensar que esto de los planes y proyectos no es lo mío... Porque soy de naturaleza perezosa e impulsiva. Y ya he dicho que siempre me empeño en cosas contrarias a mi naturaleza.

Cagüentó.





5 comentarios:

NoSurrender dijo...

Bueno, yo sólo tendré dos semanas largas de vacaciones en agosto, y ya está. Así que no haré listas de cosas que hacer, que quedaría muy mal la cosa. Y cuando viajo por Europa, lo hago atado a una corbata y un ordenador portátil, así que tampoco lo puedo ver como un placer :)

Yo voy a romper una lanza a favor de Stieg Larsson. He leído los dos primeros tomos de Millenium y me parece que, a pesar de ser un best seller con estructra de best seller, tiene algo que aportar al género de la novela negra, aunque sólo sea por actualizarla en términos de buenos y malos, del papel de la mujer y de la corrupción social. Anímate, es una buena compañía para la piscina, ya verás.

Besos.

Ubalda dijo...

Yo prometo ayudarte a cumplir uno de los puntos de tu lista jejeje.

Y apoyo el tema lectura Millenium, que no es que sean los libros mejor escritos del mundo, pero entretienen, y para momentos veraniegos, creo que están muy bien.

Nos vemos en breve, no?

Bss

kamala dijo...

Ya estoy animada, NoSurrender, aunque solo fuera por curiosidad... Ya os contaré qué me parece, pero aviso que no soy demasiado aficionada a la novela negra...

Jeje, eso espero, Ubalda. En principio y salvo que haya alguna novedad o imprevisto que nos lo impida, estaremos por ahí el finde del 4 de Julio.

Muchos besos a ambos

Liz dijo...

qué envidia de vacaciones, y la de planes que has hecho!

yo suelo dejar algo a la improvisación porque es hacerlos y torcerse la cosa. Pero, algunos de los posibles son compartidos, porque en lo de cambiar de color... he desistido. Consigo pasar del blanco al rojo y después a las pecas, así que ni lo intento.

El de la trilogía Millenium estoy a punto de conseguirlo. Me hallo deborando la tercera parte. Me gusta la novela negra y los libros que no te dejan que los cierres y este lo ha conseguido, pero bueno me gusta mucho leer, y se lo pongo fácil.

La opción de los cristales es la que menos me gusta... y lo de pintar... digamos que no soy muy buena en eso.

El resto está muy bien, y espero que se cumplan, y que los disfrutes.

Besos

kamala dijo...

Si yo los planes los hago, pero luego la improvisación se impone, ya verás... y tiene su gracia, que conste.

La opción de los cristales a mí tampoco me gusta nada, pero es obligatoria... Y lo de Millenium también se está convirtiendo ¿nadie hace una crítica negativa a esos libros???

Besos, y gracias

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...