martes, 23 de junio de 2009

Problema y solución



Citas:
"Si es problema, tiene solución; si no, no es problema."

"Si tu problema no tiene solución, ¿por qué te afliges?. Si tú problema no tiene solución, ¿por qué te afliges?, "

"Si no eres parte de la solución, eres parte del problema."

"El optimista encuentra una solución para cada problema. El pesimista encuentra un problema en cada solución"

"No importa el problema: importa la solución."


Está claro que problema y solución son dos caras de la misma moneda, y que la última cita dice una verdad que si se toma en serio, tiene consecuencias mucho más amplias y profundas de lo que pudiera parecer a primera vista.

Y sí, pensándolo bien, parece evidente y simple. Hay que dedicarse a las soluciones y no a los problemas. Pues yo, no sé si por manía o por costumbre, me quedo siempre enredada siendo parte del problema y dándole vueltas al problema, a sus causas, a su origen, a su porqué, a sus consecuencias, y a la aflicción, claro... y nunca me llegan el tiempo y las fuerzas para llegar a la solución.

Claro que Einstein decía algo así como que "La formulación de un problema es más importante que su solución". Pero puede que se refiriera sólo a la ciencia, y los problemas de los que yo hablo son más bien "de letras"... o tal vez no.

Dedicarnos a los problemas nos hará pesimistas; dedicarnos a las soluciones nos hará optimistas.

Dedicarse a los problemas es propio de los teóricos; dedicarse a las soluciones, de los prácticos.

Dedicarnos a los problemas tal vez nos haga más sabios... Dedicarnos a las soluciones tal vez nos haga más felices. Las relaciones que pueda haber entre sabiduría y felicidad son controvertidas y difíciles de establecer (¿es más feliz el sabio o el tonto? ¿es necesaria la sabiduría para la felicidad o puede ser incluso un obstáculo?), pero si hay que priorizar entre ambas... creo que cada vez me tira más la segunda.

Bueno, por probar, no pierdo nada.

Tras años y años enredada siempre con los problemas, prometo intentar enredarme con las soluciones. A ver qué tal.

¿Y tú a qué te dedicas? ¿Al problema o a la solución?

10 comentarios:

NoSurrender dijo...

Esto me recuerda peligrosamente a mi Gran Jefe, cuya frase favorita en las reuniones de planificación es “a mí no me vengas con los problemas, trae las soluciones y hablamos de ellas”.

Y es el que el mundo es así de psicópata: sólo quiere soluciones, cuando la existencia sólo tiene preguntas.

Me encanta esa canción!

Liz dijo...

supongo que por deformación profesional le doy muchas vueltas a los problemas para encontrar la solución. y con el tiempo en contra.
Pero prefiero el mundo de las soluciones (lo malo es que también las mareo)

En fin, que cuando aprendas me lo cuentas. Me vendrá de perlas!

Besetes

Anónimo dijo...

Mi problema (empiezo bien...) es que cuando se presenta un problema, me quedo "paralizado" y ideo varias soluciones y no sé con cual quedarme. Tengo más capacidad de captar matices que de elegir.
Si el priobloema está perfectamente acotado, seguro que lo resuelvo: me pierdo cuando su estructura es matricial y afecta a otros problemas y otras soluciones secantes... o algo así.

besos. césar

Anónimo dijo...

Por cierto Tere, te veo muy filosófica lo cual me encanta, a ver si cuando coincidamos nos metemos una buena charleta trascendentaloide, que es lo que me gusta y de lo que más aprendo: de escuchar otros puntos de vista. Este año, en mis tiempos muertos he leído un montón de filosofía y estoy fascinado por el conocimiento al que han llegado los humanos, y del que todos deberíamo0s participar. Por ejemplo, el Levi-Strauss quizás te interese, es estructuralista y muy perspicaz, o Wittgenstein que habla mucho del lenguaje. Si te apetece leer algo interesante te recomiendo a la Francoise Dolto, una psicoanalista francesa superentrañablke, habla mucho de los niños y el amor, de la educación, temas que te interesan y que ella los describe con mucha humanidad. bicos. césar

Anónimo dijo...

Por cierto Tere, te veo muy filosófica lo cual me encanta, a ver si cuando coincidamos nos metemos una buena charleta trascendentaloide, que es lo que me gusta y de lo que más aprendo: de escuchar otros puntos de vista. Este año, en mis tiempos muertos he leído un montón de filosofía y estoy fascinado por el conocimiento al que han llegado los humanos, y del que todos deberíamo0s participar. Por ejemplo, el Levi-Strauss quizás te interese, es estructuralista y muy perspicaz, o Wittgenstein que habla mucho del lenguaje. Si te apetece leer algo interesante te recomiendo a la Francoise Dolto, una psicoanalista francesa superentrañablke, habla mucho de los niños y el amor, de la educación, temas que te interesan y que ella los describe con mucha humanidad. bicos. césar

Dei dijo...

Vale, pero en Zaragoza :-)

kamala dijo...

¡A mí también, NoSurrender! De hecho, lo de los problemas no es más que una excusa para ponerla...

Es que tu jefe es práctico y no le interesa la sabiduría. Por eso es jefe...

Y sí, la existencia sólo plantea preguntas, porque la existencia es el gran problema... o no, porque casi seguro que no tiene solución, y si no tiene solución, es que no es problema... y tal vez el que nos cueste aceptar esto sea nuestro gran problema, cuya solución sería tan simple y difícil como aceptarlo y no cuestionarnos nada más.

Pero nos cuesta. Tal vez porque cuestionarnos la existencia esté en nuestra naturaleza (y superar nuestra naturaleza es un proceso largo y difícil, y la mayoría de las veces una vida no es tiempo suficiente); o tal vez no sea natural, si no cultural, y choque, como tantas cosas culturales, con nuestra naturaleza (que tal vez fuera no cuestionarnos nada, como el resto de los bichos, que parecen más felices y tranquilos), y de ahí surja el problema...

Ves, ya me he liado con el problema, y ya no sé dónde puede estar la solución...

En todo caso, un saludo, y ánimo -y paciencia- con tu Jefe, los problemas y las soluciones

kamala dijo...

Pues Liz, tienes toda mi admiración, porque lo de marear problemas para buscar soluciones contrarreloj a mí me produciría ansiedad.

Si lo consigo (que empiezo a dudarlo, pero algo de fe todavía tengo), prometo escribir un post hablando sobre el bonito mundo de las soluciones que, de momento, me limito a intuir.

Muchos besos

kamala dijo...

César, eso te pasa por ser tan cerebral y analitico. La parte sentimental e intuitiva (la famosa parte romántica que tanto te repele) para esos casos suele funcionar de forma mucho más clara, directa y segura. Pero claro, esto tiene sus riesgos, ya lo sé...

En todo caso, veo que tú, como yo, eres de los que te enredas analizando y dándole vueltas a los problemas. Por tanto, eres teórico y pesimista, y no me extraña que te interese tanto ´la filosofía (como me pasa a mí, pero de forma diferente, porque ya sabemos los dos que ahí se acaban nuestras coincidencias).

Pues te aseguro que en los primeros tiempos de este blog escribía mucho más sobre "filosofía", bueno, pseudofilosofía o filosofía de café, como le pusimos en las etiquetas, porque mi filosofía es pura intuición, llena de preguntas y vacía de respuestas, basada en una gran incultura, mucho atrevimiento y más a partir de la literatura (y sus ficciones y aderezos) que a partir de la filosofía pura y de autor, de la cual me confieso una gran ignorante, aunqe con cierto propósito de enmienda obstaculizado por la pereza y el desconocimiento para elegir autores que leer.

Porque para leerme un ensayo me tiene que interesar mucho el tema, el planteamiento y tiene que resultarme asequible (si veo que me pierdo, me desanimo, me canso, y lo dejo). Pero prometo hacer caso de tus recomendaciones (aunque la de Wittgenstein, por lo poco que he leído del Tratactus, acojona...)

Y lo de la charleta filosófica, ya sabes que yo encantada, además, como nuestros puntos de vista estarán cada uno en una antípoda, será mucho ´más divertido. Así que anímate y vente a Zgz (Palo se viene en julio, por si te da pereza venirte solo, y tb puedes avisar a Celine y quedáis a mitad de camino), que yo a Verín no sé cuando iré, y a Coru no sé si nos acercaremos.

Una última cosita: la filosofía puede que sea conocimiento... puede que sea creación... pero tb puede que la creación sea una forma de conocimiento...o puede que todo el conocimiento no sea más que una forma de creación (creo que ya hablamos una vez de esto, a propósito de Borges) Bueno, otro problema para la filosofía, ves...

Muchos besos

Anónimo dijo...

Hay unos documentales muy buenos en emule llamado "Grandes pensadores del siglo XX", está brutal, bájatelos!

Respecto a la rehumanización del arte, bueno, el problema es que lo que ha muerto no ha sido Dios, sino el hombre. Ya lo dice Foucault: el hombre ha muerto. Y "lo humano" es una ficción un poco aburrida, muy poco interesante comparado con otras maravillas del universo. bss. cesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...