viernes, 27 de febrero de 2009

¿Es esto amor?


Alison Moyet: Is this love?

Alison Moyet fue en los primeros ochentas la otra mitad de Yazoo, junto a Vincent Clark, grupo que nos dio canciones memorables convertidas en clásicos como "Nobody's diary"
y sobre todo aquel conocidísimo (y precioso) "Only you"....

...que luego versionarían los Flyign Pickets a capella, produciendo un bombazo en su momento, aunque tengo la impresión de que su aire de villancico no le ha permitido sobrevivir más que como anécdota:


Cuando Yazzoo se separó, ya en 1983, ella sacó un disco en solitario, en el que se incluía este "Is this love?" y que a mí me ha gustado siempre mucho, Vincent Clark, por su parte, formó Erasure, otro de mis grupos ochenteros preferidos.

De esta canción, de titulo poco original (de hecho, seguro que a muchos os suena más la homónima de Whitesnake ...
..) me gusta mucho la versión original o single, como se le decía en la época, que este remix, pero lo de los remixes era una pandemia en los ochenta (ays, las discotecas y sus exigencias) y el youtube tiene la inserción del vídeo original desactivada a petición de Sony (ays, los discográficas y su celo feroz del negocio frente a la amenaza imparable de Internet y sus "piratas")).


La pregunta "¿es esto amor?" puede parecer tonta, pero esta palabra -"amor", claro- está tan llena de prejuicios, clichés, mitos, supersticiones e imposiciones que no es fácil saber qué es amor y qué es otra cosa, y cuándo es amor y cuándo es otra cosa.

Porque ni siquiera estoy segura de que exista un concepto universal de "amor". Bueno, quizás el concepto abstractos sí. Pero sus características, límites y manifestaciones concretas, desde luego, están lejos de ser precisos, unívocos y objetivos. Y si alguien no está de acuerdo, por favor que me lo demuestre que le quedaré muy agradecida, porque ni científicos ni poetas (en el amplio sentido de la palabra), ni siquiera el sentir popular, han logrado ponerse de acuerdo.

¿Hay sólo un amor o puede haber varios amores? Y si hay varios ¿deben ser sucesivos o pueden ser simultáneos?

¿Cuándo es sólo amor y cuándo es sólo sexo? ¿Qué tienen que ver amor y sexo?

¿Cómo sabes cuándo es amor y cuándo es otra cosa? Y cuando es otra cosa, ¿qué cosa es?

¿El amor es cuestión de sí o no, o admite grados, matices, dudas y peros?

Y lo más importante, ¿importa de verdad saber si es amor o no?

Porque yo cada vez dudo más acerca de si estas "etiquetas" que heredamos, respiramos, aprendemos y luego buscamos nos guían o nos confunden.

Decía una frase, no sé si de una canción, que "el amor es la respuesta", aunque yo creo que como respuesta está llena de demasiadas preguntas (también había quien decía que "si el amor es la respuesta, ¿cuál es la pregunta?", y el gran Woody Allen a su vez afirmaba que "el amor es la respuesta, pero mientras usted la espera, el sexo le plantea unas cuantas preguntas").

Hoy solo tengo clara una cosa: es fin de semana.

Así que feliz, feliz fin de semana, que era lo único que en un principio quería decir. Que ya he avisado más de una vez que tengo mucho, mucho rollo...

martes, 24 de febrero de 2009




Han sido unos días maravillosos con gente maravillosa, pero como una es, no sé si responsable-pazguata a su pesar, o què, no me atreví a ponerme el mundo por montera y quedarme hasta el final, aunque me lo merecía, y me apetecía, y me he venido con morriña, con muchísima morriña, y desde aquí, rodeada de timbres y clases y exámenes y esas cosas que me empachan otra vez de normalidad, no paro de pensar... ahora estarán durmiento... alguno se habrá levantado a tomar unos cortos por la mañana... a las 4 saldrá otra vez el desfile... a las siete o así volverán a quedar... Y no espero que nadie de fuera lo entienda, porque comprendo que todo esto que nos pasa con el Entroido a los que somos entroideiros y de Verín, es imposible de explicar.

Por lo demás: PENÉLOPE SÍ. Y lo digo alto y claro porque me parece la única opción posible en este asusnto.

Yo no he visto Vicky etc. No sé si realmente su interpretación merecia o no merecía un Óscar, ni tengo claro que los Óscar sean siempre palabra de Dios cinematográficamente hablando, ni que se lo lleven siempre los que más lo merecen ni nada de eso. Sólo sé que me alegró mucho enterarme ayer, en pleno viaje, y que la crónica me acompañó casi todo el rato, y que me alegré igual que ella agradecía: de corazón. Como me alegro de todo lo bueno que le pasa a esta chica, que taaaaanto parece fastidiar a taaaaaanta gente por aquí, muchos de los cuales se alegran con bandera, chunda chunda y torete incluidos por lo éxitos de Antonio Banderas como si fuera de su familia, que no sé de dónde sacan que es mucho mejor actor que la chica que se declara de Alcobendas, o más majo o más orgulloso de ser español (eso que a ellos tanto les importa) que ella o incluso que tenga mejor voz que la tan criticada voz de Pe, cuando ella no tiene más que recuerdos y detalles y gratitud para el país que en masa parece no otorgarle el cariño incondicional que sí profesa a otros triunfadores patrios que hacen patria más allá de nuestras fronteras-yo, si soy ella, ya los habría mandado hace rato a la mierda-

Y no entiendo que no alegre su triunfo, incluso por parte de los que alegan que no es buena actriz, porque tampoco la Macarena o el Aserejé eran el colmo del arte musical, y a nadie parecía repatearle su éxito por las tierras del imperio, ni desconfiaba de la existencia de razones de segunda para explicarlo. Así que la razón de no alegrarse por Penélope tiene que ser otra aunque nadie quiera ponerle palabras. Porque serían palabras feas e incluso vergonzantes. Seguro.

A mí me encantó Penélope en La niña de tus ojos, y en Belle Époque, y en Todo es mentira, y en Entre rojas, y me emocionó la cara de auténtica emoción contraída cuando le dieron su primer Goya, y me gusta escucharla o leerla cuando la entrevistan, y me encantó como recogió ayer su premio, y su actitud en general... Y no sé si lo merece o no, pero me alegro mucho de que le hayan dado un Óscar.

Así que insisto: Penélope, si


miércoles, 18 de febrero de 2009

Comadres y cigarróns



Por fin. Ya ha llegado. En Verín casi todo el mundo lleva algo más de un año (por aquello de la oscilación del calendario litúrgico del que depende) esperándolo.

Comadres e compadres, cigarróns e peliqueiros, fariñeiros e fariñeiras, máscaras e mascaritas, entroideir@s tod@s: llegó el Entroido.

Que suenen los petardos, las charangas, las orquestas y las canciones horteras de siempre. Qque resuciten los colores, las pelucas, las gabardinas viejas, las gafas de sol y los gorros. Que vuele la harina, la música y la risa. Que corra la cerveza, el cubata y el licor café. Que tiemble la cachucha,la bica y las orellas.Que no nos den tregua los cigarrones. Que se llene la plaza, las tascas,los baretos, los bares y las calles. Que no pare la risa, la broma y la troula. Que viva el día y que viva la noche.

Preparados... listos...


(El vídeo es cutre, lo sé, y el que viene ahora, con los "anuncios" por el medio, aún´más... Pero fijaos lo poco que cambian las cosas de año a año... Si hasta la que habla es la misma...)

viernes, 13 de febrero de 2009

Amuleto




...mucho tiempo sombra fui
en mí mismo me perdi.
De ti aprendi
a ser la mano que da
sin recibir,
generosa y leal...

...Ser tan limpios
como la nieve que cae
todo tiene quien todo da...

...nada espero, nada sé
nada tengo...

...nunca ceder ante la adversidad,
quiero tener
la alegría del que está en paz...

...Mis cadenas he de romper
fuera penas amargas como la hiel...


Si alguna vez necesitas un mantra que te sirva de amuleto y de recordatorio de lo que nunca deberia ser olvidado, prueba a utilizar esta canción.

Porque los amuletos funcionan, y los mantras, y los ritos, también. Porque a la suerte hay que llamarla y no darle excusa para no venir.

Yo necesito ahora un amuleto, o un mantra, y por eso vuelvo a poner esta canción bien fuerte.

Bien,bien fuerte.

Feliz fin de semana.

lunes, 9 de febrero de 2009

Agujeros negros




Tengo una caja cerrada con llave
Tengo una puerta que nunca se abre
Tengo un silencio que nunca se calla
Conozco la historia y no puedo cambiarla

Tengo una luz que a veces se apaga
Tengo una fuerza que a veces me ataca
TEngo la bestia que devora mis entrañas
Tengo cadenas y tengofantasmas.

Tengo un agujero, no sé cómo taparlo
Tengo un agujero, no sé cómo se ha hecho
Tengo un agujero, no sé cóm otaparlo
Tengo un agujero, en medio de mi pecho.

Tengo el fuego, tengo el agua
Tengo el agujero y tengo la espada
Las heridas que tengo, no puedo cerrarlas
Los perros las lamen, la lluvia las lava.

Los cuervos cantan, la miel se pudre
Mis manos sangran, mis pies se hunden
El fuego es frío, la luz es negra
El tiempo pasa y no se cierra..


Un agujero negro u hoyo negro es una región del espacio-tiempo provocada por una gran concentración de masa en su interior, con enorme aumento de la densidad, lo que provoca un campo gravitatorio tal que ninguna partícula material, ni siquiera los fotones de luz, puede escapar de dicha región.

La curvatura del espacio-tiempo o «gravedad de un agujero negro» provoca una singularidad envuelta por una superficie cerrada, llamada horizonte de sucesos. Esto es debido a la gran cantidad de energía del objeto celeste. El horizonte de sucesos separa la región de agujero negro del resto del Universo y es la superficie límite del espacio a partir de la cual ninguna partícula puede salir, incluyendo la luz.
(De la Wikipiedia)


...Ese tipo y todos los otros tipos (...)estaban convencidos. ¿De qué, quieres saber? No sé, te juro, pero estaban convencidos. De lo que eran, supongo, de lo que valían, de su diploma. No, no es eso. Algunos eran modestos y no se creían infalibles. Pero hasta el más modesto se sentía seguro. Eso era lo que me crispaba, Bruno, que se sintieran seguros. Seguros de qué, dime un poco, cuando yo, un pobre diablo con más pestes que el demonio debajo de la piel, tenía bastante conciencia para sentir que todo era como una jalea, que todo temblaba alrededor, que no había más que fijarse un poco, sentirse un poco, callarse un poco para descubrir los agujeros. En la puerta, en la cama: agujeros. En la mano, en el diario, en el tiempo, en el aire: todo lleno de agujeros, todo esponja, todo como un colador colándose a sí mismo... Pero ellos eran la ciencia americana, ¿comprendes, Bruno? El guardapolvo los protegía de los agujeros; no veían nada, aceptaban lo ya visto por otros, se imaginaban que estaban viendo. Y naturalmente no podían ver los agujeros, y estaban muy seguros de sí mismos, convencidísimos de sus recetas, sus jeringas, su maldito psicoanálisis, sus no fume y sus no beba...
Julio Cortázar: "El perseguidor"


Quizás los microcosmos que somos se rijan por las mismas leyes, fenómenos y dinámicas que el macrocosmos del que formamos parte.

Porque el caso es que en el macrocosmos no sé, pero en el microcosmos, sí que existen los agujeros negros.

Y quien lo probó, lo sabe.

viernes, 6 de febrero de 2009

Indecisión





Estas dos canciones se me parecen un montón, y curiosamente, el nombre de los dos grupos también se parece fonéticamente (Counting Crows... Scouting for Girls)

En fin, que son las dos canciones alegres, de esas que ponen de buen rollo, y mi natural indecisión no me dejaba elegir por una para desearos buen fin de semana, así que me he dicho mejor pongo las dos, y que cada uno elija.

Es que a los indecisos nos gusta dejar que sean los demás, o incluso las cosas, los que decidan por nosotros, tal vez huyendo de la responsabilidad de saber que las consecuencias que vienen tras la decisión, o sea, tras la elección, fueron decisión nuestra...

Una amiga mía siempre me dice que el que no sabe lo que quiere acaba siempre como no quiere, pero como eso no sirve para que deje de ser indecisa, me aferro al "soy como el agua del río y por el camino me deja llevar", y a aquello que decía Hesse de que el que busca no encuentra, porque tiene un fin, un objetivo que le ciega y limita, y que para encontrar hay que ser libre y no tener un fin. Y así, a golpe de pirueta del pensamiento y pseudofilosofía, los indecisos nos convertimos en seres libres que vivimos una existencia llena de posibilidades y sorpresas que los decididos con las ideas claras no tienen. Aunque luego vengan otros y digan que la libertad consiste en elegir...

Si está claro que todo depende de la filosofía con que lo mires, y la filosofía además es como los principios de Groucho: que si una no te gusta (o no te conviene, o su prisma no te deja bien parado) siempre tendrás otra que la contradiga.

Y que viva la indecisión. O no. No sé.

Feliz, feliz, fin de semana.

martes, 3 de febrero de 2009

"Leonardo Di Caprio no se ahogó en el Titanic"








De verdad, se merece el apodo. Gran Wyoming, grande, sí señor.

Lo curioso es que se está intentando abrir a raíz de todo esto una polémica sobre el desprestigio del periodismo y la caída en picado de la profesión de periodista que un día, cuentan, tuvo un buen hacer que la dignificaba. Y se dice que "fakes" como este tienen la culpa. Qué risa.

Porque es que, además, se da el caso de que Wyoming no es periodista, y no pretende informar, sino entretener. Periodistas son los otros, que actúan peor que esos que compran billetes grandes con pequeños a uno que dice que son estampitas, y luego se quejan de que haya timadores, y les echan la culpa de su ruina.

Y sí, Wyoming batió sus récords de audiencia ayer con este programa. Pero se lo ha currado, ¿o no?

La respuesta de los timados, aquí. Si es que no te puedes fiar ya ni de los anónimos...


Geniales las excusas aludiendo a la supuesta financiación de la Sexta, ellos, que son una cadena clarísimamente independiente, y emitieron el vídeo como Quijotes de la dignidad en un mundo cruel, para denunciar un delito de vejación hacia una mujer... Porque claro, llamar puta a una presentadora,como ellos hacen con Beatriz Montaner, ah, no, eso no es ni vejación, ni delito, ni nada, faltaría más.

Y sí, está muy mal que Wyoming, que se dedica claramente al entretenimiento, y ha creado e interpretado todo tipo de personajes, haga un vídeo donde simule maltratar a una becaria. Y no hay derecho, desde luego, a que te lo manden desde un correo sin identificar para que tú te lo creas... ¿Cómo no vas a creértelo y difundirlo como veraz? ¡Por favor, que eres periodista!

Y ellos "nunca haría un vídeo falso para metérselo a Wyoming"... jejeje... esto sobraba... Sabemos que vuestro estilo es otro. Queda claro más arriba. Podéis insultar, difamar, difundir vídeos falsos sin contrastarlos... pero montar un fake para que sean otros los que le den bombo sin plantearse su veracidad, nos deja claro que no. Y nos quedamos mucho más tranquilos.

Que sí, que sí, que la culpa de todo la tiene Wyoming. Y es su actitud la que abre, sin duda, un debate serio sobre periodismo y periodistas. Y sobre quién puede jugar con ficción y realidad, como hizo en su día el también grande (bueno, más grande, en realidad) Orson Wells cuando transimitió en directo el primer gran fake de la historia del entretenimiento: la invasión extraterrestre de "la Guerra de los Mundos", que durante unas horas se tomó como veraz y mantuvo a todo un país en vilo.

Los que tienen derecho a jugar con ficción y realidad no son los actores ni los humoristas, sino los periodistas; la veracidad y el rigor tenemos que exigírsela a los programas de entretenimiento, a los actores, a los humoristas... ¿no?¿No es eso lo que se deduce de toda esta historieta?

domingo, 1 de febrero de 2009

Buenos entendedores


Mike Scott: "What do you want me to do?"


He intentado hacer las cosas a mi manera
He intentado hacer lo que dice la gente
pero estaba yendo rápido hacia ninguna parte
y ahora estoy volviendo a ti al final.

¿Qué quieres que haga?
¿Qué quieres que haga?
¿Qué quieres que haga?

Puedo ver las luces de casa
pero no puedo llegar por mí mismo.
Puedo ver la pista de aterrizaje
pero te necesito para guiar mi nave.

¿Qué quieres que haga?
¿Qué quieres que haga?
¿Qué quieres que haga?

He sido un tonto y he sido un payaso
He dejado que el enemigo me cambiara
He malgastado amor y he malgastado tiempo
He sido orgulloso y he estado ciego.

Tengo tantas cosas que cambiar
un hombre para reconstruir por completo
y si me enseñas cómo
comenzaré ahora mismo.

¿Qué quieres que haga?
¿Qué quieres que haga?
¿Qué quieres que haga?

Estoy escuchando....

Esta canción del gran Mike Scott (grande siempre: con y sin los Waterboys, en la música y en las letras) me resulta preciosa y conmovedora. Y me resulta conmovedora y preciosa como canción de amor, aunque esté más o menos claro que él la compuso como canción de zozobra religiosa, lo cual es para mí, al menos por ahora, algo ajeno y desconocido (y por eso he prescindido en la traducción, con toda alevosía, del “Lord” -“Señor”, con sentido religioso, en inglés- que se susurra en algún momento).

Me gusta esta canción y lo que esta canción me hace sentir, pero yo soy incapaz de conectar con esa súplica a un Dios, y no me da la gana de tener que renunciar a ella. Así que la he escuchado siempre como una canción de amor, de vuelta rendida y entregada a los brazos de un amor perdido por la confusión y el vaivén, y esas cosas que a veces tiene la vida.

No sé si esto es lícito o no, ni sé si al propio Mike Scott le gustaría, pero un autor tiene que ser consciente de que existen tantas lecturas como lectores, y que cuando él lanza su obra al público deja de ser suya en muchos aspectos.

De la comunicación, y por tanto también del arte (que es, entre otras cosas, una forma de comunicación), forman parte tanto el acto de expresar (que lleva a cabo el creador)como está el de descifrar y enteder (que lleva a cabo el espectador), y entre ambos extremos se establece un sutil y difícil equilibrio en el que entran muchos factores que escapan al control del creador, que simplemente da el primer paso y abre una puerta. Porque la decisión final en cuanto al sentido la tiene el que descifra y entiende. Y por tanto, todo creador necesita un buen entendedor

Pero qué es "un buen entendedor" es, sin duda, una cuestión muy compleja. ¿Sólo aquel que percibe y conecta con la intención del autor? Puede que no. Puede que la interpretación insólita sea la que enriquezca, ensanche y haga realmente grande (y hasta eterna) la obra del arte, al hacerla superar la estrecha contingencia en que se creó.



Y yo no sé si soy buena entendedora para estos creadores, pero hago lo mismo que con la de Mike Scott con esta otra canción de Lenny Kravitz, de la que pongo el vídeo porque no es sólo la canción lo que merece la pena (¿Se puede ser más guapo?). Aunque él haya dicho que en esta canción declara su pertenencia a Dios, yo prefiero escucharla también como canción de amor.Porque me gusta mucho oírle cantar canciones de amor. Diga lo que diga él sobre ellas.

Que los creadores tienen sus ventajas, y los lectores o espectadores, las nuestras.


Lenny Kravitz - I Belong To You



Curiosamente, el cruce entre la interpretación amorosa y la intepretación religiosa es algo bastante común en la historia del arte y de la literatura, a modo de camino de ida y vuelta entre ambas, y curiosamente también, se mantiene en estos tiempos en que yo quería creer que la religiosidad era algo superado y hasta demodé.

Ya decía el Arcipreste de Hita en "El Libro de Buen Amor" (en el que, por cierto, también se jugaba con las similitudes y diferencias entre amor humano y amor divino) que “No hay mala palabra si no es a mal tenida” y que “toda frase es bien dicha cuando es bien entendida”, aunque él lo hacía para quitarse responsabilidad sobre la buena o la mala intención que se pudiera percibir en su obra, jugando hábil y deliberadamente con la posibilidad de una doble interpretación, y haciendo de la ambigüedad la característica más novedosa y atractiva de su Libro.

Por el contrario, San Juan de la Cruz se empeñó en explicar explicita y pormenorizadamente su poesía como la expresión alegórica de la unión entre un Amado y una Amada, que representarían a Dios y el alma en su unión mística, y sin embargo, ha sido valorada y encumbrada como una de las más refinadas expresiones de un sentimiento erótico. En este caso, ambas lecturas, la profana y la religiosa, se han considerado legítimas, por más que su autor haya dedicado folios y folios a insistir sobre su primigenio sentido religioso (aunque quizás lo hiciera porque la sombra de la implcable Inuisición se cernía de forma efectiva y contundente sobre él).

¡Mi amado, las montañas,
los valles solitarios nemorosos,
las ínsulas extrañas,
los ríos sonorosos,
el silbo de los aires amorosos;

la noche sosegada,
en par de los levantes de la aurora,
la música callada,
la soledad sonora,
la cena que recrea y enamora;

nuestro lecho florido,
de cuevas de leones enlazado,
en púrpura tendido,
de paz edificado,
de mil escudos de oro coronado!

En la interior bodega
de mi amado bebí, y cuando salía,
por toda aquesta vega,
ya cosa no sabía
y el ganado perdí que antes seguía.

Allí me dio su pecho,
allí me enseñó ciencia muy sabrosa,
y yo le di de hecho
a mí, sin dejar cosa;
allí le prometí de ser su esposa.
(...)

De flores y esmeraldas,
en las frescas mañanas escogidas,
haremos las guirnaldas
en tu amor florecidas,
y en un cabello mío entretejidas:

en sólo aquel cabello
que en mi cuello volar consideraste;
mirástele en mi cuello,
y en él preso quedaste,
y en uno de mis ojos te llagaste.
(...)
Gocémonos, amado,
y vámonos a ver en tu hermosura
al monte o al collado
do mana el agua pura;
entremos más adentro en la espesura.

Y luego a las subidas
cavernas de la piedra nos iremos,
que están bien escondidas,
y allí nos entraremos,
y el mosto de granadas gustaremos.

Allí me mostrarías
aquello que mi alma pretendía,
y luego me darías
allí tú, vida mía,
aquello que me diste el otro día:

(...)
Pero ni siquiera San Juan de la Cruz fue el primero que se vio envuelto en estos berenjenales de confusión entre lo erótico-amoroso y lo religioso, porque utiliza la misma excusa religiosa para hacer poesia sentimental y sensual que en la propia Biblia, libro religioso entre los libros religiosos, utilizaba Salomón en el Cantar de los Cantares. Y con todo esto también jugaron Lope de Vega o el género de los "Contrafacta", que utilizaron los clichés de la poesía amorosa de la época para hacer propaganda del sentimiento religioso.

Así que mi decisión de tomarme esta canción como una canción de amor está refrendada por miles de ojos que han mirado como yo. Por algo será...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...