domingo, 28 de junio de 2009

Credo


Miro valientemente más allá de lo que veo
conociendo cosas que sé que no pueden ser,
no ahora
Soy tan consciente del lugar donde estoy,
pero no sé donde está y hay algo justo frente a mí
y yo toco los dedos de mi mano y me pregunto si soy yo
manteniéndome y aferrándome a teorías de prosperidad,
alguien que me pueda prometer que yo creo en mí.

Mañana fui nada, ayer seré
El tiempo me ha engañado haciéndome creer que es una parte de mí.
No hay nada en esta habitación más que espacio vacío,
sin mi, sin mundo, sin mente, sin cara.

Toco los dedos de mi mano y me digo si soy yo
manteniéndome y aferrándome al Amor, ¿
qué otra cosa es real?
Una religión que me llama.
 Creo en mí
¿Puedes apagarme por sólo un segundo, por favor?
Convertirme en algo sin cara, sin peso, sin mente, sin hogar
vacío estado de paz.

Sigo, y sigo, y sigo, y sigo, y sigo
 creo en mí.
Espérame, no soy nada en mí mismo
Estoy dispuesto a seguir, pero no solo, no ahora.
Soy tan consciente de todo,
pero nada parece real
y mientras tú estés en frente de mí entonces yo seré.

Miro los dedos de nuestras manos
y me siento agradecido de ser yo aferrándome,
sigo, y sigo, y sigo, y sigo, y sigo

Creo en mí...

Creo que querer es poder
y que cuando decimos "no puedo" nos callamos "no quiero".
Y creo que esto a veces es bueno.

Creo que una mentira asumida puede convertirse en la verdad que marque una vida.

Creo en el poder de la palabra
la propia y la ajena
para crear, para condenar, para sanar, y para salvar.

Creo que los platos rotos del alma los paga casi siempre el cuerpo.

Creo que en el principio era el Verbo
y que morder el fruto del árbol de la ciencia del Bien y del Mal
fue nuestra caída fatal en el pozo de una infelicidad
desconocida para el resto de la naturaleza.

Creo en la sustancialidad del adjetivo
del adverbio, del verbo y de todos los complementos.

Creo en algunas cosas de las que a veces puedo creer en las contrarias.

Creo que belleza y fealdad surgen siempre de adentro a afuera
y creo que no siempre se ven con la mirada primera.

 Creo que sólo con el tiempo se aprende a mirar por segunda vez
a ver y a distinguir miradas.

Creo en el retrato de Dorian Gray
y en la verdad de todos los cuentos de Wilde
con mi fe más sincera.

Creo en la importancia moldeadora y reveladora de la forma
y en la fuerza inevitable y desbordante del fondo.

Creo en lo cursi, en lo ingenuo y en la importancia de los superfluo.

Creo en la bondad superficial, espontánea e inconsciente.

Creo que los actos buenos nos hacen buenos
y los actos malos nos hacen malos.

Creo en la mala suerte, el mal de ojo, los sortilegios
pero claro
también creo en amuletos,bendiciones, buenas estrellas y rituales de salvación,
y creo que creer
sobre todo sin querer
es lo que hace que funcionen.

Creo que las ideas nos distinguen y los sentimientos nos igualan.

Creo en la necesidad de conocer el mal para llegar al bien
y creo en las etapas oscuras necesarias para llegar a la luz
y distinguirla.

Creo con Dante que el camino al Paraíso
pasa por el Infierno y el Purgatorio
y creo con Dante que los poetas pueden guiar
por infierno y purgatorio
pero que por el paraíso sólo puede guiar
quienquiera que sea para cada uno
lo que para él era Beatriz.

Creo en los milagros que se salen de lo previsto
y en la magia de lo que nuestro ojo a ver no alcanza
porque la mano (de lo que sea) es siempre más rápida.

Creo en el cambio y en la dialéctica como leyes inmutables.

Creo en las paradojas porque creo
en la artificialidad maravillosa y falible de los conceptos.

Creo en la mentira, también maravillosa y útil y redentora,
del conocimiento.

Creo en la sorprendente debilidad de las cadenas
si uno llega a ver que son sólo eso:
cadenas.

Creo que toda cadena se puede romper.

Creo que todo lo que nos hacen puede ser deshecho.

Creo en los caminos de ida y en los caminos de vuelta
y en que para volver es necesario haber(se) ido primero.
Pero creo que volver es imposible porque nunca vuelve el mismo.

Creo en el amor y la afinidad y la repulsión a primera vista
y creo en la amistad y el afecto y el desamor a fuego a lento.

Creo en el instinto, lo irracional y el impulso
y creo en el poder del entrenamiento
de la voluntad del alma y del cuerpo.

Creo en la risa como arma poderosa
y en la alegría como escudo protector.

Creo en la intuición y sus aciertos imposibles,
creo en el corazón y sus errores inocentes
y en la buena intención inútil de los consejos.

Creo en la utilidad de las preguntas
y en el peligro de las respuestas.

Creo en el poder y la mentira del espejo.

Creo en un tiempo para cada cosa
y en cada cosa a su tiempo.

Creo que hay que aprender a esperar
-qué difícil-
y a distinguir los deseos impuestos de los que son realmente los nuestros.

Creo en el derecho a querer lo que realmente se quiere
todo lo que se quiere
pero sólo lo que se quiere,
 y creo que descubrirlo
reconocerlo y aceptarlo
es una parte esencial de la sabiduría.

Creo que para ser sabio hay que saber recordar.
Creo que recordar bien no es tan fácil como parace.

Creo que son las cosas que ganamos con el tiempo
y no las que perdemos
las que son realmente nuestras.

Creo que uno aprende siempre solo
aunque la chispa y las ganas puedan ser azuzadas por otros.

Creo en nuestra soledad esencial
y creo que la soledad puede compartirse.

Creo que crecer de verdad es irse atreviendo a ser el niño
que una vez creímos que dejábamos de ser.

Creo que madurar es llenarse de nostalgias dulces
y reconciliarse con el ayer
con todo el ayer
con todas sus cosas y todos sus quiénes
con todo y con todos.

Creo en la serenidad y en la sabiduría de la vejez
como único consuelo para la vida.

Creo en el poder de intentar burlar la muerte
y en la heroicidad y grandeza del inútil esfuerzo.

Y creo que se cree con la cabeza y con el corazón pero que,
aunque se le pueda convecer con elocuencia,
argumentos, trabajo y paciencia,
en esto de creer la última palabra
la definitiva
la tiene siempre, con sus razones, el corazón.

Y creo que el corazón es un gran cabezota.

Creo en algunos, sólo en algunos
pero cada vez son más y cada vez son menos.

Y empiezo a creer, despacito,
en mí
aunque de vez en cuando me defraude.

Porque ya he dicho que creo en las etapas oscuras
como camino hacia la luz
y en el error
como parte necesaria del acierto.

Por eso, en mí,
poco a poco,
despacito
creo.
¿Y tú? ¿Cuál es tu credo?

viernes, 26 de junio de 2009

Fantasmas y monstruos


Michael Jackson entró en nuestras vidas (las de mi generación, me refiero) una noche de fin de año. La familia tenía cita obligada entonces frente al televisor, la bandeja de turrones y dulces navideños, y el Freixenet, para tragarse, con un entusiasmo incomprensible, el superespecial que solía reunir lo más hortera del año, en un país y una época ya de por sí bastante horteras. Aquel año ( no recuerdo cuál) pusieron un vídeo-clip. Apenas sabíamos bien qué era esto de los vídeo-clips musicales, y los presentadores (tampoco recuerdo quiénes eran) anunciaban éste en un alarde de ingenio irónico, como un vídeo "desternillante".

Contaba el vídeo-clip la historia de una parejita de jóvenes negros, guapitos y delgaditos, que salían del cine, y, de pronto, se veían rodeados por un grupo de zombies bailones de lo más horroroso a los que pronto se uniría, como un zombie más y ante el espanto de la pobre chica, el chico, que llevaba una cazadora plasticosa color naranja de lo más ochentera que terminaría siendo mítica...



Nosotros no lo sabíamos, pero estábamos asistiendo al nacimiento del mito Michael Jackson, precisamente con una historia de fantasmas o de monstruos, premonición quizás irónica de aquello en lo que iba a convertirse: un destartalado fantasma de sí mismo, el prototipo de los freakies, un monstruo condenado a la soledad y a la compasión por sus excentricidades lastimosas.

Del proceso de odio hacia uno mismo que puede llevar a esa autonegación y autodestrucción de la que todo el mundo ha sido atento espectador, creo que queda poco que decir. Pero hubo un día en que este monstruito era un ídolo de masas, un rey Midas del pop que convertía en ventas millonarias todo lo que tocaba. Y que sobre todo, bailaba con un estilo personal, único, claramente reconocible y universalmente imitado. Por encima de gustos y disgustos, por encima del odio hacia la música comercial y sus iconos consciente y concienzudamente fabricados y prefabricados, Michael Jackson, este Peter Pan autodestructivo, bailaba como un verdadero genio. Y este otro vídeo, casi veinte años posterior al de aquella noche de fin de año, es para mí una pequeña maravilla, a pesar de ser un compendio de efectos especiales, tanto visuales como musicales, y todo lo que denostan los que odian la música comercial y su parafernalia.

Michael Jackson vuelve en él a convertirse en fantasma, en monstruo, cuasiparodiando y homenajeando al que una vez fue y siempre será: el chiquillo delgadito de movimientos inconfundibles que jugaba a hacer vídeos donde se llevaban al paroxismo todos los tópicos del género de terror. Aunque su propia historia sólo provoque lástima por el niño que no quiso, o no pudo, o no supo crecer, y otro tipo de terror: el terror al daño que podemos hacernos a nosotros mismos... La escena donde el esqueleto baila a lo Michael Jackson me encanta.

Y sí, a mí me gustan algunas cosas horteras. Pero qué queréis: pertenezco a la generación que creció con Michael Jackson, las hombreras, los pendientes de clip de colores, los moldeados, las series de los ochenta y Madonna. Y por mucho que intenten arrancárnoslo las nuevas modas y los nuevos gustos, supongo que algo queda. Sobre todo cuando una llega a la edad de la nostalgia y sus fantasmas. Y allí, en ese limbo de nostalgia y fantasmas donde quiso quedarse Peter Pan, nos espera y nos acompaña ya definitivamente Michael Jackson, que creció con nosotros, pero creció tan mal, vete tú a saber por qué tremendos dolores del alma o qué herida infantil sin cauterizar, que no pudo aprender a abandonar esa infancia, llena de monstruos y fantasmas, de la que surgieron algunas cosas como estas, que hicieron de él un hito y un mito, al que no le falta ya ni siquiera una muerte temprana:

Watch Michael Jackson - Beat it in Music View More Free Videos Online at Veoh.com Michael Jackson - Billie Jean Michael Jackson - Dirty Diana
Michael Jackson - Stranger In Moscow
Michael Jackson - They Don't Care About Us (Official Music Video) - Click here for this week’s top video clips Michael Jackson - Man In the mirror @ Yahoo! Video

jueves, 25 de junio de 2009

Pájaros en el corazón

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí dentro, no voy
a permitir que nadie
te vea.

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero yo le echo whisky encima y me trago
el humo de los cigarrillos,
y las putas y los camareros
y los dependientes de ultramarinos
nunca se dan cuenta
de que esté ahí dentro.

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí abajo, ¿es que quieres
hacerme un lío?
¿es que quieres
mis obras?
¿es que quieres que se hundan las ventas de mis libros
en Europa?

hay un pájaro azul en mi corazón
que quiere salir
pero soy demasiado listo, sólo le dejo salir
a veces por la noche
cuando todo el mundo duerme.
le digo ya sé que estás ahí,
no te pongas
triste.

luego lo vuelvo a introducir,
y él canta un poquito
ahí dentro, no le he dejado
morir del todo
y dormimos juntos
así
con nuestro
pacto secreto
y es tan tierno como
para hacer llorar
a un hombre, pero yo no
lloro,
¿lloras tú?
CHARLES BUKOWSKI

Yo también tenía en el corazón un pájaro
pequeño, vulgar y molesto
que quise ignorar mucho tiempo.
O cambiarlo por otro.
O que se fuera bien lejos.

Le echaba la culpa de todo a mi oscuro pájaro terco.
Hasta que me di cuenta
de que sin él yo no era:
sin mi triste pájaro insomne no era yo
más que una triste jaula vacía.

Empecé entonces a mirarlo con insistencia
a escucharlo con dedicación
y a intentar comprenderlo con paciencia.

Fue inútil: él nunca me hablaba.
Y aún así
a golpe y fuerza de intuición
me fui reconciliando con mi pequeño pájaro oscuro
que estaba siempre tan triste.

Así que ahora lo mimo y lo saco de paseo
para que vea el mundo y sus colores
para que no piense que todo es tan triste
como lo que él ha visto ahí adentro.

Una vez soñé que cantaba
mi pobre pájaro silvestre
pero al despertar me di cuenta de que es torpe,
perezoso y desatento.

Así que le enseñé a leer poemas
y a escuchar canciones
y a paladear historias
y a mirar colores que sabían decir
lo que él nunca cantaba.

Y un día nos tropezamos con Bukowski ç
y me di cuenta de que mi pájaro
también era azul
y de yo que quería intentar robar alguna rosa
de las avenidas de la muerte,
mientras mi pájaro oscuro aprendía a no callarse.

Pero eso sí: yo siempre supe llorar.
Quizás por eso mi pájaro azul no canta
quizás todavía.

martes, 23 de junio de 2009

Problema y solución



Citas:
"Si es problema, tiene solución; si no, no es problema."

"Si tu problema no tiene solución, ¿por qué te afliges?. Si tú problema no tiene solución, ¿por qué te afliges?, "

"Si no eres parte de la solución, eres parte del problema."

"El optimista encuentra una solución para cada problema. El pesimista encuentra un problema en cada solución"

"No importa el problema: importa la solución."


Está claro que problema y solución son dos caras de la misma moneda, y que la última cita dice una verdad que si se toma en serio, tiene consecuencias mucho más amplias y profundas de lo que pudiera parecer a primera vista.

Y sí, pensándolo bien, parece evidente y simple. Hay que dedicarse a las soluciones y no a los problemas. Pues yo, no sé si por manía o por costumbre, me quedo siempre enredada siendo parte del problema y dándole vueltas al problema, a sus causas, a su origen, a su porqué, a sus consecuencias, y a la aflicción, claro... y nunca me llegan el tiempo y las fuerzas para llegar a la solución.

Claro que Einstein decía algo así como que "La formulación de un problema es más importante que su solución". Pero puede que se refiriera sólo a la ciencia, y los problemas de los que yo hablo son más bien "de letras"... o tal vez no.

Dedicarnos a los problemas nos hará pesimistas; dedicarnos a las soluciones nos hará optimistas.

Dedicarse a los problemas es propio de los teóricos; dedicarse a las soluciones, de los prácticos.

Dedicarnos a los problemas tal vez nos haga más sabios... Dedicarnos a las soluciones tal vez nos haga más felices. Las relaciones que pueda haber entre sabiduría y felicidad son controvertidas y difíciles de establecer (¿es más feliz el sabio o el tonto? ¿es necesaria la sabiduría para la felicidad o puede ser incluso un obstáculo?), pero si hay que priorizar entre ambas... creo que cada vez me tira más la segunda.

Bueno, por probar, no pierdo nada.

Tras años y años enredada siempre con los problemas, prometo intentar enredarme con las soluciones. A ver qué tal.

¿Y tú a qué te dedicas? ¿Al problema o a la solución?

domingo, 21 de junio de 2009

"El aire se serena y viste de hermosura y luz no usada..."



Hoy ha sido la Fiesta de la Música o Día Internacional de la Música (aunque otros dicen que tal día es Santa Cecilia, el 4 de Octubre). Y quería escribir algo sobre la música. Pero es difícil. Podría hablar de la música que me gusta y la música que no me gusta (pero sería un rollo larguísimo, y me da pereza, que es domingo, y además sería algo perecedero y contingente, porque mis gustos cambian). Podría hacer una selección personal de canciones imprescindibles (pero serían tantas...). Podría hablar de los músicos y su peculiar situación socieconómica (pero es un tema complejísimjo y yo no tengo demasiada idea)... Podría, pero no.

 Al final, me he decidido por buscar en la memoria música sobre la música, es decir, canciones que hablen sobre canciones, igual que hay obras literarias que tratan sobre la literatura (la más importante, claro, el Quijote) o películas de cine que hablan sobre el cine. En el youtube tenemos unas cuantas. Pero a lo mejor a ti se te ocurre alguna más...


Rasgando mi dolor con sus dedos
cantando mi vida con sus palabras
matándome suavemente con su canción
contando toda mi vida con sus palabras
matándome suavemente con su canción.


Mi regalo es mi canción y esta es para ti.
Y puedes decirle a todo el mundo
que esta es tu canción
Puede que sea muy simple,
pero ahora que ya está hecha
espero que no te importe
que haya puesto en palabras
qué maravillosa es la vida ahora que tú estás en el mundo.


Podrías pensar que la gente está harta
de tontas canciones de amor
pero yo miro a mi alrededor y no es así. A
lgunos quieren llenar el mundo
con tontas canciones de amor
¿Y qué tiene de malo?
Me gustaría saberlo
porque allá voy yo otra vez.
 Te quiero, te quiero...

 
Hay un buen público para un sábado
y el gerente me sonríe
porque sabe que es a mí a quien han venido a ver
para olvidarse de sus vidas por un momento
y el piano suena como un carnaval
y el micrófono huele a cerveza
y ellos se sientan en la barra y
 ponen monedas en mi bote
y me dicen:"Eh ,tío, ¿qué haces aquí?"
Cántanos una canción, eres el pianista c
ántanos una canción esta noche
pues todos tenemos ganas de música
y tú nos haces sentir bien


No pienses en el ayer y no mires el reloj
me gusta el "booggie woogie"
Es como cabalgar en el viento y nunca desaparece
Toca todo en lo que estoy
tengo que tenerla todos los días.
La música hace que la gente se una...


Cualquier noche los gatos
de tu callejón
maullarán a gritos esta canción
porque yo
tengo una banda
de rock and roll ...


No toques esa canción para mí
porque me trae recuerdos de los viejos días que una vez conocí
los días que pasé contigo.
Oh, no dejes que la toquen porque llena de pena mi corazón
Por favor, páralos enseguida porque recuerdo lo que me dijo...


Por favor, antes de cruzar la puerta
¿escucharías mi canción?
Si sólo me dieras una oportunidad
no volvería a bailar con el diablo...


Somos una generación que avanza por el triunfo
Liberaos de la esclavitud mental;
nadie más que nosotros puede liberar nuestras mentes.
No tengáis miedo de la energía atómica,
porque nadie puede parar el tiempo.
¿Hasta cuándo matarán a nuestros profetas
 mientras nos echamos a un lado para mirar?
Ooh! Alguno dicen que es así:
tenemos que completar el libro
¿Me ayudas a cantar estas canciones de libertad?
Es todo lo que siempre he tenido
Canciones que nos salvarán
Canciones que nos salvarán

La música es expresión y es comunicación. Es un arte y es una ciencia. Es industria y es negocio. Es ocio y es oficio. Es inspiración y es técnica. Se puede escuchar, sentir, estudiar, clasificar, criticar, analizar y discutir. Puede ser protagonista, personaje secundario o figurante. Da para mucho, la música.

Hay música para bailar, música para llorar, música para olvidar, música para evadirse, música para protestar, música para reivindicar, música para provocar, música mnemotécnica (ay, aquellas lecciones cantadas... cómo hubiéramos aprendido sin música la tabla de multiplicar), música para convencer (y cómo lo saben los políticos y sus asesosores), música para congregar (y si no, no habría himnos), música para vender (cuántas canciones han popularizado de paso los anuncios), música para controlar (los militares y sus marchas,... pero también otras que lo hacen más sutilmente) o música para definirse, distinguirse y resistir (los negros, los gitanos, los "otros", han configurado su identidad distinta y su unidad a través del jazz, el soul, el hip hop o el flamenco).

Hay historias de amor que empiezan con una canción e historias de amor que sin sus canciones nunca serían como han sido. Hay canciones protesta y canciones para la revolución, que cantan lo que nadie dice pero había que gritar. Con una canción surgió la revolución de los claveles en Portugal, y hasta la revolución francesa tuvo la suya. Cada época tiene su signo y su música, y sin música muchos no sabemos ser. La música amansa a las fieras, el que canta su mal espanta y a los niños, que aún no entienden, se les cantan nanas. Por algo será.

La música cambia la escena, el ambiente y el alma de las cosas. Si quieres acabar de golpe una fiesta, apaga la música; si quieres llorar tus penas, sumérgete en música triste; si quieres viajar en el tiempo, escucha la música que escuchabas; si quieres ponerte de buen humor, seguro que hay música para ello.

Psicosis, Lo que el viento se llevó, El doctor Zivago, 2001 una odisea espacial, El piano, La lista de Schlinder, Supermán, La guerra de las galaxias, Grease, West Side Story.... Casablanca, claro, Casablanca: ninguna de ellas podría haber sido lo que son sin su música.

Muchos tenemos una banda sonora personal que ha marcado el recorrido que vamos haciendo, atrapando algunas de las canciones que flotan en el aire para guardar en ellas momentos, recuerdos y el alma de los hechos. El protagonista de Alta fidelidad decidía ordenar sus discos por la época en la que los había comprado, y así reflejarían su historia personal. Yo podría, sin duda, hacer lo mismo, con canciones que tengo por casa y otras que tengo en la memoria. O en el corazón.

Porque somos afortunados, muy afortunados, por vivir en un tiempo en que tenemos la música ahí, siempre a mano, tanto que ya ni somos conscientes de valorar y agradecer este privilegio. Porque hubo un tiempo, largo, muchísimo más largo, en que los hombres solo escuchaban música cuando alguien la tocaba, y solo unos pocos privilegiados podían escuchar, por ejemplo, un piano o un violín.

La música y sus alrededores parecen consustanciales al ser humano: todos las culturas tocan, bailan y cantan. como desahogo, como celebración, como cortejo o como ritual de los momentos importantes de la vida. Hay canciones de cuna, de boda, de pena, de funeral, de despedida, de fiesta, de trabajo, de viaje. Está claro que la música no es solo bella. También es necesaria. ¿Y por qué?

Desde Pitágoras, muchos filósofos han dado un sentido trascendental a la música, que es ritmo, y número, y matemática, y proporción, y nace de esos mismos principios que rigen nuestro universo. Incluso decían que el alma entregada a la música se pone en contacto con un conocimiento superior de ese orden del mundo, de los principios abstractos y eternos que rigen el funcionamiento de la materia. Algo así como el "alma" del mundo, el software del hardware que es la realidad.

Porque lo que hace que el sonido se convierta en música es lo mismo que convierte a la materia inerte en parte de un universo, y al barro mortal que somos en un ser que se mueve y piensa y recuerda y añora y se emociona y crea y siente.

Y esa magia, por fortuna cotidiana, que sucede cuando suena la música, la expresó de forma bellísima un poeta de una época que confundía sabiamente belleza y bien, estética y ética, goce y conocimiento, música y sabiduría... Era fray Luis de León y cantaba a un amigo músico, Salinas, y ya de paso, a la música...

El aire se serena
y viste de hermosura y luz no usada,
Salinas, cuando suena
la música estremada,
por vuestra sabia mano gobernada.

A cuyo son divino
el alma, que en olvido está sumida,
torna a cobrar el tino
y memoria perdida
de su origen primera esclarecida...

jueves, 18 de junio de 2009

Planes, pereza y naturaleza


Para mí el comienzo del verano, por el cambio de vida que supone para mí (sí, soy muy afortunada, tengo más vacaciones que la mayoría de los trabajadores, pero no voy a explicarme, excusarme ni pedir que me perdonéis la vida y el sueldo por ello, que ya lo he hecho demasiadas veces en 13 años de experiencia laboral), supone un momento de proyectos mucho más importante que el tradicional comienzo de año o incluso Septiembre (es que yo vuelvo al trabajo con mucho menos ánimo que a las vacaciones... tal vez por deformación profesional), y poco a poco se van dibujando en mi cabeza algunos proyectos para las semanas venideras, que aparecen, al menos en mi imaginación, calurosas y llenas de posibilidades.

Mis planes para el verano son:´

  • Ponerme morena: yo soy rubia y muy blanca, y como nos pasa a la mayoría, me siento muy favorecida con aquello que no es propio de mi naturaleza, por ejemplo, el pelo liso, la ausencia de gafas, mucha delgadez o un tono doradito en la piel. Pero si me pongo con paciencia, insistencia y mucha protección solar, termino cogiendo colorcillo. Así que ya tengo mi pase de temporada para la piscina municipal del barrio, mi mp3, mi bikini, mis cremas... Y oyes, justo el día que me cogí el pase, empezaron las tormentas por la tarde. Y el día que no hace tormenta, a mí me surge algo que me impide ir a la piscina. De momento, ni un poco roja me he puesto. Pero bueno, sólo hace 15 dias que tengo el dichoso carnet... Quedan muchos días más... ¿no?
  • Leerme la famosa trilogía Millenium: a pesar de mis reparos ante los best-seller (de nuevo, tal vez, deformación profesional), hay tanta gente y tan variopinta en edad, condición e intereses realmente enganchada a los orondos libros de orondos títulos y extrañas portadas, que me mata la curiosidad de a ver qué coño tienen para ser tan adictivos. En cuanto termine de releer El lobo estepario, me compro el primero. Que además seguro que viene de perlas para mi proyecto anterior (dicen que te absorbe tanto que puedes pasar horas y horas sin darte cuenta... yo pienso pasar algunas bajo el sol).
  • Leer todos los libros que me he comprado sobre atención a la diversidad,es decir, cómo trabajar con niños con problemas de aprendizaje o de conducta, que son con los que trabajo, y sobre los que he ido aprendiendo sin orden ni concierto, improvisando y absorbiendo cosas de aquí y de allá,. y ya está bien.
  • Estudiar inglés. Bueno, esto lo digo muy bajito. Ya no pongo el proyecto que tenía en mayo de presentarme en Septiembre a los exámenes de 6º curso de la Escuela de Idiomas, en el que estoy matriculada (aunque ya me han comunicado que no soy persona grata, o sea, alumna oficial, debido a mis faltas de asistencia... es que he tenido un año muy ajetreado), porque los de junio, segùn me han contado, han sido de una dificultad no apta para mi innato sentido del ridículo. El año que viene, con un poco de suerte, seré repetidora, y ya tendré un propósito que hacerme en Septiembre.
  • Ver muchas pelis de Woody Allen (en versión original, y así también enlazo con mi proyecto anterior). Últimamente no hago más que pillar ofertas irresistibles de sus grandes clásicos, que de momento no he podido ver por falta de organización y tiempo, así que espero poder pegarme una panzada algunos días de estos que están a punto de empezar...
  • Limpiar cristales y ventanas de mi casa. Proyecto pospuesto desde que llegó la primavera y el buen tiempo, para el que siempre encontré excusa pero que no puedo posponer más. ¿O a alguien se le ocurre alguna excusa convincente? ¡Admito sugerencias con entusiasmo!
  • Pintar. Mira que me gusta, pero hay que sacar tanto armatoste, y una vez que empiezo no puedo parar, y sé que interferirá en los otros proyectos... pero quiero pintar, y pintar, y pintar.
  • Hacer mis álbumes de fotos de la boda y el viaje. Pero es que soy tan indecisa que me paso horas eligiendo, deselegiendo, ordenando y volviendo a ordenar, y claro, me canso antes de tener nada en claro.
  • Escribir las crónicas del casarse que me faltan. Sí, me faltan. en plural, a pesar de llevar ya cuatro. Es que tengo mucho rollo, no sé si os habéis dado cuenta.
  • Escribir más en este blog en general. Me da pena tenerlo siempre tan desangelado.
  • Escribir también un poquito más en La soledad sonora. Ese sí que da pena.
  • Recibir visitas de Galicia. Como este no depende totalmente de mí, seguro que se cumple. Eso espero, que tengo muchas ganas.
  • Viajar en coche por Europa y con amigos. Este tampoco depende solo de mí, y seguro que también se cumple (a no ser que pase algo gordo como el año pasado, que toco madera, cruyo dedos de manos y pies y lo que haga falta)
  • Escuchar a Bach. Porque creo que me estoy enamorando. Y eso que ya he explidado que no soy aficionada a la música clásica. Pero Bach me toca. Claro, es que soy barroca, y él también.

En septiempbre volveré a este mismo post, y veré punto por punto qué ha sido de mis planes. Avisada estás, Teresa: te pediré cuentas punto por punto. Que te conozco...


¿Y tú? ¿Ya tienes planes o no usas? ¿No se te había ocurrido hacerlos? Pues prueba, que todo es empezar. Yo, antes de escribir esto, tenía menos planes, lo juro.



A ver ahora cómo hago. Porque mi viejo proyecto desde siempre es empezar a organizarme, y por eso este post no es más que un deja vu.

Pero es que empiezo a pensar que esto de los planes y proyectos no es lo mío... Porque soy de naturaleza perezosa e impulsiva. Y ya he dicho que siempre me empeño en cosas contrarias a mi naturaleza.

Cagüentó.





lunes, 15 de junio de 2009

Calor



Aún no es ni oficial ni oficiosamente verano, y ya se dice, ya se comenta, ya se padece y hasta sale en el telediario.

Hace calor. Mucho calor. Con sus inconvenientes y con sus ventajas. Para gozarlo, para soportarlo, para sobrellevarlo o para sufrirlo. Sobre todo en el trabajo.

Y aclaro que a mí me gusta el calor, porque me gusta la pereza, me gusta disfrutar la sombra , me gusta nadar y secarme al sol, me gusta dormitar en la toalla, me gusta ir sin medias, me gustan las sandalias, me gustan los atardeceres rojos y los amaneceres malvas, me gustan los helados, me gustan las terracitas, me gustan las noches sin chaqueta, me gusta la cerveza en jarra helada, me gusta tener ganas de quitarme la ropa, y, en general, puedo decir sin temor a equivocarme ni a tener que retractarme, que prefiero como cincuenta millones de veces el calor al frío.

Pero el que quiera quejarse, aquí tiene su sitio para tirar la primera piedra, todas las piedras que quiera o para añorar las ventajas (???) del frío. En todo caso, ánimo, que está claro que ya hemos pasado el 40 de mayo y todo esto es síntoma de que ya no puede faltar mucho para las vacaciones

viernes, 12 de junio de 2009

Llenos de Asha


Cornershop - Brimful of Asha

Hay bailes
detrás de las escenas de las películas
detrás de las escenas de las películas
Sadi Rani
Ella es la que mantiene vivo el sueño
desde la mañana
después del atardecer
hasta el fin de la luz

Lleno de Asha a 45
todo está lleno de Asha a 45
y bailando
tras la escena de películas
tras aquellas pantallas de películas
Asha Bhosle Asha Bhosle

Todos necesitamos un pecho
sobre el que descansar
todos necesitan un pecho
el mío es a 45

Y cantando
iluminando las calles principales y los pasillos del cine.
No nos preocupamos, no.
de los avisos del gobierno
promocionando una vida sencilla
y las presas que están construyendo

LLeno de Asha a 45
todo está lleno de Asha a 45.

Todos necesitan un pecho sobre el que descansar
El mío es a 45. Estoy cantando y bailando.

Esta canción es un ejemplo prototípico de lo que se conoce como "One hit wonder": una canción que fue un bombazo en su momento, y sonaba por todas partes, y a todo el mundo le gustaba, pero cuyos autores (y/o intérpretes) no lograron que se conociera ni gustara ninguna otra más (ni siquiera del mismo disco). Larga es la lista de ejemplos. Seguro que ahora mismo viene a tu mente alguno, y si no, para refrescarte la memoria hay páginas dedicadas exclusivamente a este tema .

Los creadores de esta canción optimista, que empuja al baile y al buen humor hasta al más remolón, son Cornershop, un grupo mestizo formado en 1992, que mezclaba su nacionalidad inglesa con sus raíces indias, y los aires del britpop con instrumentos y acentos de música asiántica claramente reconocibles. Hasta el nombre del grupo aludía a las "tiendas de la esquina", las tiendas de barrio, que en el Reino Unido suelen estar regentadas por angloasiáticos (algo así como lo que pasa ahora por aquí con los chinos).

El tema aparecía en su tercer álbum When I Was Born for the 7th Time, de 1997, y la letra está llena de referencias a la cultura india, uno de cuyos máximos exponentes en la actualidad es el fenómeno Bollywood, término rechazado por algunos rigurosos y puristas, pero que resulta muy efectivo para designar las películas peculiares y numerosas que se producen en Bombay, y una de cuyas principales características es la inclusión de escenas musicales que mezclan cantos y danzas típicas de la India con coreografías pop occidentales (un poco lo mismo que hizo Cornershop en el pop o Panjabi Mc en el hiphop).


Panjabi MC - Mundian To Bach Ke

Parece ser que la exitosa y controvertida Slumdog Millionaire (que no he visto, aunque ganas no me faltan) recoge y difunde la estela de este fenómeno cinematográfico y cultural de Bollywood, síntoma sin duda de la peculiar cultura que se ha forjado en la India..

Otra de de las características curiosas y peculiares de estas películas es el doblaje: parece ser que forma parte de su tradición cinematográfica que primero se rueden las escenas y luego se doblen, lo cual facilita que esto pueda hacerse en distintas lenguas, porque en la India (país de una pluralidad lingüística muy acusada) esto es casi imprescindible. supongo que esto es lo que ha propiciado también que haya una página que te permite subtitular escenas de estas películas, que para compartir con amigos e incluir coñas y caricaturas resulta de lo más divertido. Así que si alguien tiene ingenio para estas cosas (no es mi caso, la verdad), ya sabe.

La Asha Bohsle a la que alude la letra de la canción y hasta le da título, es una de las más prolíficas intérpretes de canciones para películas indias, que como todos los musicales, llevan en su esencia un punto de irrealidad, de distancia, de idealización aceptada por el espectador para que sirva de refugio y contraste con la propia realidad en la que surgen, la mítica realidad de la India que también confieso que no conozco, pero que tanto dicen que impacta, y tanto dicen que cambia, por su mezcla de pobreza, dolor, alegría, muerte, supervivencia, hambre, espiritualidad y contraste entre la miseria del cuerpo y la grandeza del alma llevadas al extremo.

Aunque este papel de irrealidad, de distancia, de idealización y refugio, de pecho sobre el que descansar, también lo cumple -en general- la música. Como bien dice la canción, repitiendo machaconamente el "45" de las revoluciones a las que sonaban los singles de aquellos vinilos con el que nos zambullimos en la música y sus cosas.

Pero esa "Asha" que sirve de pecho sobre el que descansar, para que la mente cante y baile a salvo de la realidad, puede tener un doble sentido y ser un juego de palabras, ya que parece ser que en sánscrito, "Asha" significa "esperanza". Y cuando todo está lleno de música, o de esperanza, o de música y esperanza, es mucho más fácil cantar y bailar, incluso en la realidad más terrible. Con el alma, que es lo que importa.

Con todo, la versión que fue todo un hit wonder allá por el 97 (cuando yo me compré el Cd de Cornershop, por el flechazo con esta canción) es un remix realizado por el por aquel entonces Midas de los clubs nocturnos Norman Cook (o Fatboy Slim), que hacía mixes y remixes de lo propio y lo ajeno, que servían de pecho sobre el que descansar de las tribulaciones que tuviéramos los días laborales. Porque las noches de los fines de semana las dedicábamos a bailar. Y todo se llenaba de Asha... La versión original era un poco más tranquila.

 

 Feliz fin de semana, y que sea de lo que sea que se nos llene la realidad (de bailes, de tranquilidad, de cine, de música, de sol, de amigos o de soledad...), nosotros estemos llenos de asha.

jueves, 11 de junio de 2009

Pero yo un poquito más que el mundo.

El 11 de Junio de 1903, los reyes de Serbia, Alejandro I y su esposa, mueren en un atentado terrorista. Ese mismo día, pero en 1940, Gran Bretaña y Francia declaran la guerra a Italia. El mundo se asomaba al abismo con la Segunda Guerra Mundial. Y en 1981, el 11 de Junio un terremoto en Irán de 6,8 grados (creo que el máximo son 7) causa miles de muertos y heridos.

Según los cálculos de un tal Eratóstenes (que con ese nombre, seguro que no se equivoca), fue el 11 de Junio del 1184 adC cuando tuvo lugar el saqueo y destrucción de la ciudad de Troya, hecho mítico y destructivo, pero fundacional de lo que sería la gran civilización griega, cuyo legado filosófico, cultural y artístico fue el cimiento sobre el que se construyó nuestro mundo y nuestra forma de mirarlo.

Y es que supongo que todos los días se destruyen cosas y se construyen otras, y todos los días son principio y final de algo, y destrucción y construcción son dos caras de la misma moneda que se implican y se necesitan recíproca e indisolublemente.

Así, por ejemplo, un 11 de Junio, en 1580, se hace efectiva la segunda fundación de la ciudad de Buenos Aires, tras su destrucción por los indios. En 1873 se proclama en España la República Federal bajo la presidencia de Francisco Pi y Margall, y en 1946, Italia se declara como República.

El 11 de Junio de 1895 se celebra la primera carrera de automóviles de la historia: París-Bordeaux-París, y justo cincuenta años después, en 1955, un automóvil se sale de la pista en el circuito de Le Mans (Francia) y, tras chocar con otro, causa la muerte a 85 espectadores y heridas a 200.

Nacieron un 11 de Junio Richard Strauss, compositor y director de orquesta alemán, el poeta León Felipe y el escritor de la Ggeneración del 98 José Martínez Ruiz, Azorín. También comparten esta fecha de nacimiento el oceanógrafo y explorador francés Jacques Cousteau, con el que de niños descubrimos los fondos marinos en las pantallas de nuestras teles que llevaban poco tiempo siendo de color, actores y actrices como María Barranco, Hugh Laurie (icono camino del mito comomo doctor House), Núria Espert o Gene Wilder (muy popular en los ochenta por su vis cómica en títulos como el "La mujer de rojo", "No me chilles que no te veo" o "El jovencito Frankenstein").

En 1979, un 11 de Junio, moría John Wayne, al que todos recordamos con su rostro imperturbable, su sombrero de vaquero y como intérprete irreemplazable de películas clásicas, míticas e inolvidables como Centauros del desierto, La diligencia, Río Bravo, Río Lobo, El hombre que mató a Liberty Valance, La conquista del Oeste, La taberna del irlandes o El hombre tranquilo (que es mi preferida).

El 11 de Junio es el día de San Bernabé, que el refranero consagra como bueno para la siega y afirma, además, que el tiempo que hace este día, sea bueno o malo, se repite unos cuantos más.
Los nacidos este día son Géminis, signo que toma su nombre de la tercera constelación del zodíaco, Géminis (los mellizos, en honor a Cástor y Pollux). Para los que crean en esto de los horóscopos, que haberlos (y haberlas) haylos, los Géminis son descritos como "eternos adolescentes":



"Al ser un signo de Aire las ideas no paran de fluir por su mente y no puede dejar de comunicarse. Se le identifica con la adolescencia porque vive en una permanente fase de aprendizaje y experimentación pero también de inestabilidad emocional."

"Por su personalidad, el géminis es listo, astuto y diplomático, sale airoso de cualquier situación gracias a su labia. Su vida es un permanente cambio porque nunca se atreve a tomar decisiones importantes. Se adapta bien a lo nuevo. "

"Planeta regente. Es Mercurio. Planeta que le invita a tomarse la vida con ligereza, sin responsabilidades, y le hace ser extrovertido y también algo "mentirosillo".

"Amor. A este seductor nato le atrae la vida bohemia y no le gusta atarse a nadie. Lo suyo son las aventuras. Géminis sabe controlar las emociones como nadie y es difícil saber lo que siente de verdad. "

"Profesión. Estará como pez en el agua en profesiones relacionadas con la comunicación: periodista, escritor, informático, actor, profesor, relaciones públicas... "

 "Salud. El aparato respiratorio, pulmones y bronquios, son el problema de este signo pero no debe descuidar sus nervios."

También dicen de Géminis que "es el signo de los gemelos y como tal su carácter es doble y bastante complejo y contradictorio. Por un lado es versátil, pero por el otro puede ser insincero. Suelen tener elegancia y caer en los errores de los jóvenes. Tienen la felicidad, el egocentrismo, la imaginación y la inquietud e los niños. Los geminis empiezan nuevas actividades y retos con entusiasmo, pero muchas veces les falta la constancia para realizarlos. Consideran que la vida es como un juego y buscan la diversión y nuevas situaciones." "

Un géminis suele ser cortés, cariñoso, amable y generoso. A veces utilizan sus atributos para conseguir sus propios objetivos y son capaces de recurrir a la mentira sin perder su encanto con tal de obtener lo que quieren. Se desaniman con facilidad (como los niños) cuando no consiguen lo que quieren, y les gusta recibir atención, regalos y halagos. Los géminis tienen que esforzarse para no desanimarse cuando las cosas se ponen difíciles. "

"La inteligencia y capacidad mental de los géminis hacen que les encantan retos cerebrales y nuevos conocimientos, aunque el proceso de aprendizaje tiende a aburrirles. Tienen gran capacidad analítica." "Su lado positivo: Adaptabilidad y versatilidad. Los Géminis son intelectuales, elocuentes, cariñosos, comunicativos e inteligentes. Tienen mucha energía y vitalidad. Su lado negativo: Superficialidad e inconstancia. Los Géminis tienen tendencia a estar a veces nerviosos y tensos y pueden llegar a ser calculadores y exigentes."

"A los géminis les gusta hablar, leer, hacer varias cosas a la vez. Los geminis disfrutan con lo inusual y la novedad. Cuánto más variedad en su vida, mejor. Y no les gusta la soledad. Sentirse limitado o atado a una situación o un sitio. No disfruta con el aprendizaje en el colegio, pero tampoco le gusta estar mentalmente inactivo. "

Y todo esto venía a cuento porque un 11 de Junio, el mismo año en que sonaba por esta nuestra vieja Europa "The Long and Winding Road" de los Beatles, "el largo y tortuoso camino" que era canto de cisne antes de su separación, nacía Dei.


Así que hoy, 11 de Junio, es día de celebración y buen momento para robarle a Benedetti las palabras y recordarle a Dei que el mundo y yo le queremos de verdad. Pero yo un poquito más que el mundo. Felicidades, guapo.

viernes, 5 de junio de 2009

Vuelo solitario



Conocido, reconocido, feo atractivo y flacucho, inquieto y fibroso, de peculiares movimientos sobre el escenario, icono del siglo XX, clásico en vida, sesentón fibroso, meritorio vencedor de lucha desigual contra la edad y su paso, encarnación adorada y arquetípica de que los viejos rockeros nunca mueren (así que de retirarse ni hablamos),. Ese es Mick Jagger, con y sin los Rolling Stones.

Porque él también hizo cosas solito, por las que yo, que siempre he sido más de los Beatles, he sentido, desde que era una adolescente a un cassette pegada, especial simpatía. Mick Jagger echó su primer vuelo en solitario (del que al parecer, luego ha renegado) a mediados de los ochenta, en 1985, con un album titulado She's the boss que era concienzudamente ochentero, y de ahí tal vez el reniegue posterior de su papá. Allí encontramos algunas canciones que yo todavía escucho con agrado, cariño y algo de nostalgia, a pesar de ser casi en sí mismas compendio y parodia de lo que aquellos años hicieron con nosotros, como Just another night



o Lucky in love, que juega con la frase aquella de "Desafortunado en el juego, afortunado en amores" y tiene un vídeo muy simpático (fíjaos en lo bien elegido que está el niño que hace de Jagger niño).
 

En este mismo disco incluía una balada preciosa, Hard Woman, dirigida a una mujer fatal que maltrataba a su pobre enamorado, que le ofrecía risas cuando ella sólo quería diamantes, y que suplicaba fuerzas para poder dejarla sin querer. El vídeo era de lo más original e innovador. En aquel momento, claro...


El disco tuvo bastante éxito y, quizás por ello, dos años después salió Primitive cool, menos hijo de su tiempo (y más fácilmente perdurable), donde incluía este Let's work , con un vídeo que técnicamente nos puede arrancar una sonrisa, pero que que fue uno de los que inició la estela de lo que podíamos llamar "running videos", vídeos desfile, o vídeos camino, que son como pequeñas road movies concentradas y frecuentemente disparatadas, y cuya idea han utilizado (con más medios técnicos, pero con la misma esencia) por ejemplo, Jarabe de Palo, Alanis Morisette, The Offspring o U2



En 1993 publicó Wandering spirit, en el que encontramos Sweet thing


o Don't tear me up


o Evening gown, que suena a memorandum, autorretrato, declaración de intenciones o algo así ("La gente dice que soy de clase alta, pero me arrastro todo el tiempo, la gente cree que estoy loco cuando enseño esta sonrisa californiana. Pero todavía puedo pintar la ciudad del color de tu vestido de noche mientras espero que tu pelo rubio e vuelva gris. La gente dice que soy un bebedor pero estoy sobrio la mitad del tiempo. La gente dice que soy un perdedor pero tengo suerte estando aparte. Toda mi vida he estado esperando a alguien que me enseñara donde está la felicidad, toda mi vida he estado esperando a alguien que me llevara más allá de los besos. La gente dice que soy un solitario, me gusta perderme en las multitud... Pero todavía puedo pintar la ciudad, puedo sacudirla, y volverla del revés mientras espero que tu pelo rubio se vuelva gris")
 

Y ahí empezó un largo silencio en solitario (aunque seguía con sus Rolling, a los que nunca y pesar de los pesares y vuelos solitario, ha querido abandonar) hasta el 2001, en que publicó su cuarto álbum, Goddess in the doorway, en el que afirmaba junto a mi amado Lenny Kravitz que Dios le ha dado todo lo que ha querido. Y eso que era satánico y tenía simpatía por el diablo...


Su último aleteo, un recopilatorio del 2007, que recoge sus very best como hijo pródigo y rebelde incluso frente a los rebeldes. Pero que como buen hijo pródigo, siempre termina volviendo a casa, a los Rolling. Porque él con ellos es una satánica majestad, ellos sin él no son, y él sin ellos es otra cosa...

jueves, 4 de junio de 2009

Ser y ser


Soy un ser distinto para cada persona que me conoce. Lo sé, lo veo. Y nada me incomoda tanto como estar a la vez con otros para quienes sé que soy un tipo distinto. LUIGI PIRANDELLO

A mí también me pasa. Ese es uno de los problemas de que sea la mirada del otro la que nos define. Hay tantos otros...

Por eso todos somos una especie de pluriempleados con personalidad múltiple. Y desde siempre, esto ha dado lugar a situaciones embarazosas, desde que eres adolescente y coincides, por ejemplo, con tu mamá (para la que seguías siendo su niño y te repetía que te abrigaras y te sentaras bien) y con tus amigos (para los que eras un tipo duro, rebelde y distante). O con tu novio intelectual, con el que hablas de arte y literatura y filosofia, y tus amigas del barrio, con las que hablas de cotilleos, y trapitos, y televisión. O con tu jefe, al que intentas complacer por si algún día cae un ascenso, y tu pareja, con la que lo pones verde, y te ríes de él, y cuentas de vez en cuando y con el pecho henchido, cómo le cantas siempre las cuarenta, porque él no pasa por encima de ti así como así.

O cuando coincides a altas horas de la madrugada con tu pandilla de salidas nocturnas, con los que la marcha y la locura no para y no importa nada hasta más allá del amanecer, y tus alumnos adolescentes, a los que el lunes a primera hora tendrás que intentar explicarles lengua y literatura, y exigirles la taera, y a los que tienes que aprobar, sermonear y suspender. (O con sus padres, que es lo que tiene vivir en un pueblo, que en la noche no hay distribución posible ni por edad ni por condición). Esta ha sido mi esquizofrenia más extrema, y la más repetida, y la que más incomodidades me ha causado.

Y la tuya, ¿cuál es?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...