jueves, 25 de marzo de 2010

25 de Marzo


...Nada falla
no más lágrimas...

El 25 de Marzo de 1807, el Parlamento británico abole la esclavitud (tal vez por eso a mí nunca me ha gustado obedecer). Ese mismo día, pero en 1924, Grecia instaura la República (y a mí también se me daba bien aquello de ser rebelde, entonces, cuando podía; ahora me he quedado, según Dei, en "rebelde absurda", pero la que tuvo retuvo).

El 25 de Marzo de 1835 apareció el primer cuadernillo con los Cuentos de Andersen, que yo leía compulsivamente de niña, los suyos y los de otros, incluso cuando mamá ya me había apagado la luz, forzando mis ojos con escapartes para mirar el libro con el tenue resplandor que entraba por el ventanuco del salón... Quizás así estropeé aún más una vista que venía defectuosa de fábrica. Además,  papá siempre decía -y me dice todavía alguna vez- que yo tengo mucho cuento (de ahí me vendrá) y que de pequeña, de tanto leer, hablaba como un libro...

El 25 de Marzo de 1825 se interpreta por primera vez la Novena Sinfonía de Betthoven, esa que llegaría a ser conocida como Himno a la Alegría, (la alegría que tanto me gusta y a veces tanto me cuesta), en Londres (que a mí me daría tantísima alegría visitar, por fin)

El 25 de Marzo de 1876 se realizó en Cambridge la primera carrera ciclista de la historia, y a mí, curiosamente, los únicos deportes que me han gustado, hasta que descubrí el step y el body pump, eran la natación y el ciclismo... Ahora, mi deporte preferido es caminar, a ser posible con un mp3, síntoma inequívoco de que sí, de que la vida iba en serio y hacerse mayor es parte del único argumento de la obra.

El 25 de Marzo de 1976 se produjo un golpe de estado militar en Argentina ( de ahí tal vez mi odio más sincero, entrenado y concentrado a los golpes militares. A todos sus golpes). Pero también un 25 de Marzo, el de 1998, se derogaron las leyes de Obediencia Debida y Punto Final en Argentina, primer paso para que luego pudieran iniciarse nuevamente juicios contra militares acusados de violación a los derechos humanos durante la última dictadura militar. Y yo adoro Argentina, sus escritores, sus películas, su forma de hablar, los ecos porteños, Buenos Aires y el tango. Y que se juzgue a todos aquellos acusados de violar los derechos humanos. Y no a sus jueces.

Y también otro 25 de marzo, en 1999, Inglaterra negó la inmunidad de otro militar golpista, Pinochet, y empezaba a acabársele la mirada constante , la palabra precisa, la sonrisa perfecta. (Es imposible escuchar el Ojalá sin que se me erice la piel, la de fuera y la de dentro, y da igual que Silvio se refiera a un dictador o a un mal amor).

El 25 de Marzo de 1917se abole la pena de muerte en Rusia, y yo soy de esos a los que la pena de muerte les parece una barbaridad inútil que simplemente consigue que el criminal más miserable consiga bajarnos a su nivel. Yque  no arregla nada más. Porque matar es siempre y simplemente eso: matar.

El 25 de marzo 1997 son declaradas patrimonio de la Humanidad las ciudades españolas de Toledo, Segovia, Córdoba, Ávila, Cáceres, Salamanca y Santiago de Compostela. Yo ya no vivía en Santiago entonces,  solo me falta Cáceres por conocer de entre todas ellas, y alguna ocasión de estas caerá.

El 25 de marzo de 1983 científicos australianos logran por primera vez implantar con éxito un embrión congelado en el útero de una mujer.La naturaleza vio entonces, seguramente sorprendida, como el hombre se saltaba algunos de sus límites para acercar un poco más la realidad al deseo de los que desean. Aunque yo soy de las que muchas veces no se atreven a desear.

El 25 de marzo 1954. se fabrica el primer televisor en color. Mi vida, sobre todo mi infancia, y seguramente también yo, no hubiéramos sido las mismas sin la tele y sin el cambio a color, que en mi casa se produciría unos veinticinco años después de aquel 25 de marzo... Porque yo soy de la generación que creció con Barrio Sésamo, con Mazinger Zeta. con los payasos de la tele, con Superratón, con La bola de cristal, con La casa de la pradera, con Tocata, on Fama, con Uve, el un dos tres y las películas de sesión de tarde... Ya sabéis. Ya me entendéis. Señas de identidad. Tatuajes que no nos quitarán.

El 25 de marzo es también la fecha del Tratado de Roma, con el que en 1957 nacia la Comunidad Económica Europea de la que casi treinta años después pasaríamos a formar parte y sentirnos Europa  (ojalá pùeda recorrerla entera), y el 25 de marzo de 1998 se decide que algunos de sus países (España entre ellos) pueden utilizar una nueva moneda única, el euro. Mis primeros sueldos fueron todavía en pesetas, y no intuia entonces, cuando yo me sentía rica, la de quebraderos e inquietudes que llegarían a darnos los euros cuando se le pegara como una garrapata la palabra crisis...

Hubo muchos 25 de Marzo en los que se entregaron los Oscar. Por ejemplo, en 1985, cuando el filme “Amadeus”, de Milos Forman,  obtiene ocho estatuillas, y Prince el Oscar a la mejor canción por Purple Rain. O en 1996, cuando “El paciente inglés”, de Anthony Minghella, obtiene nueve premios, justo diez años después de que el largometraje argentino “La historia oficial”, de Luis Puenzo, gana el Oscar a la Mejor Película Extranjera y por primera vez en la historia del cine de Argentina una película suya recibier este galardón. Y a mi me encanta el cine argentino. Ya sé que es quizás demasiado discursivo, realista, limitado, recurrente en muchos de sus aspectos (un pocom como yo, que tiendo también a las obsesiones discursivas) pero Un lugar en el mundo, El hijo de la novia, Martín H o Kamchatka están entre mis películas favoritas de todos los tiempos, que necesito volver a ver de vez en cuando porque me hacen bien.

Un 25 de Marzo murieron Debussy y Novalis, y nacieron en 25 de Marzo Elton John (miope como yo, al que tengo que agradecerle que escribiera “Your song”), Aretha Franklin (cuántos ratos he pasado escuchando en su voz Respect, Think o I say a little pray), Simone Signoret (una de esas mujeres de rara belleza que tanto me gustan), David Lean (que dirigió películas tan míticas e imprescindibles como Lawrence de Arabia, El puente sobre el rio Kwai o Doctor Zivago, rodada en parte en la tierra de Dei), Sarah Jessica Parker, David Bustamante (oh, cielos, qué horror) y mi admiradísimo Jaime Sabines,al que le debo Espero curarme de ti de ti, Me doy cuenta de que me faltas y Los amorosos

El 25 de marzo de 1972, el día que yo nací, Sábado Santo (y sábado sigue siendo mi día preferido) era número uno el Without you de Nilson, que yo tardaría casi veinte años en descubrir, y hoy, 25 de marzo del 2010,  creo que no podria vivir sin ti.

El 25 de Marzo es primavera, lo cual solo garantiza que puede hacer frío, o calor, o viento, o sol, o lluvia... Y cuando coincide en fin de semana, es día de cambio de hora. Y tal vez eso contribuya un poquito a que  Marzo, ya lo he dicho alguna vez, sea para mí un mes de cambio. Este de ahora también.

El 25 de Marzo de 2005, a las 9 de la noche, yo esperaba en la puerta de la estación de autobuses de Mendéz Alvaro, en Madrid, la llegada de Dei, y cuatro años después, el 25 de marzo de 2009, también a las 9 de la noche, esperábamos juntos en la estación de Gracia de Barcelona el tren-hotel que nos llevaría a amanecer en París y empezar así eso que llaman la luna de miel. Ninguno de esos dos días, ni ninguno de los 25 de marzo anteriores, me faltaron las llamadas, los mensajes, las felicitaciones ni los besos.

El 25 de Marzo de 2010 estoy viviendo en Zaragoza, con una gatita recogida de la calle, con otro gato, el de la vecina, que ha decidido adoptarnos, y con un chico que me regala flores y libros y se preocupa por mi sonrisa. Mi buzón está lleno de mensajes y cariños de los que parecen estar lejos pero son míos, y yo suya. Tengo un blog desangelado que no quiero abandonar, poco tiempo para perder y muchos libros pendientes de lectura. Viajo todos los días unos 90 km de ida y otros tantos de vuelta para trabajar en un instituto en el que me siento arropada, querida y apreciada por todos, y acaban de darme un traslado (aunque sea una noticia provisional) a otro instituto que está tan solo a 26,7 km de la puerta de mi casa. Así que en este 25 de marzo, navego entre la alegría del descanso que  será, la inquietud de empezar otra vez, y la dulce nostalgia, consciente, anticipada e intensa, de los últimos pasos por otro tramo de la senda que no he de volver a pisar (Y yo me iré, y se quedarán los pájaros cantando...).

Esta noche tendré una minicelebración sorpresa con Dei,  . el fin de semana estará lleno de pequeñas y  x
cálidas veladas, y en una semana volveré a Galicia...

Hoy es 25 de Marzo de 2010. He tardado 38 años en llegar hasta aquí. 38 años. Una edad que no es ni demasiado tarde ni demasiado pronto para casi nada, y de la cual solo lamento que no pase más despacio, y a la que solo reprocho que no me deje hacerle caso a aquel proverbio celta... “Crece despacio, como los árboles”.

Quien pudiera paladear todo esto con más tiempo.

Si pudiera pedir un deseo, uno solo, al cerrar los ojos para soplar las velas, ese sería sin dudarlo. Que todo pasara más despacio.

Besos y dulces a los que alguna vez, todavía, os pasáis por aquí.

3 comentarios:

Liz dijo...

FELICIDADES!!

Que cumplas muchos más y que, aunque el tiempo nunca pasa a la velocidad que queremos, te permita disfrutar de todo lo que tienes y de aquello que desees.

Te propongo otra de cine argentino, El mismo amor la misma lluvia. Otro gusto compartido.

Ah! y Feliz Aniversario a los dos, y feliz fin de semana y que disfrutes de las vacaciones... :)

Besos

kamala dijo...

Es verdad, El mismo amor... con Soledad Villamil, que acaba de recibir un Goya que parece irónico como mejor actriz revelación... Y alguna más se me ha quedado, que son muchas. Me alegro mucho de que compartamos otro gusto (y los que nos quedan, seguro ;-)

Muchas gracias por tu compañía en este marzo lleno de efemérides... y siempre. Un beso

J.A. dijo...

Lo primero es lo primero, muchas felicidades, no te pongo la tarta porque no sé si aquí quedaría bien.

Y lo segundo, El mismo amor... El secreto de... grandes películas.

No sé qué tiene el cine argentino. No veo mucho, casi con cuentagotas, pero cada una de ellas vale su peso en metal precioso por diez elevado a lo que quieras.

Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...