lunes, 8 de marzo de 2010

Ellas y nosotras



He nacido y me he ganado el pan.
He limpiado y he dado de comer
y por mis habilidades para curar
he sido llamada una bruja.
He crujido en el fuego
Y he sido llamada  mentirosa.
He muerto tantas veces
que sólo estoy llegando  a la vida.


Mi sangre fluye a través de cada hombre
de esta tierra sin dios
que me entregó
He llorado tantas lágrimas
que hasta un ciego puede ver
Este es el mundo de una mujer.
Este es mi mundo.
Este es el mundo de una mujer
Para la chica de este hombre.


No hay una mujer en este mundo,
Ni una mujer ni una niña pequeña
Que no sea capaz entregar amor
En el mundo de un hombre.

 
Dicen por ahí que ojalá llegue el día en que no sea necesario celebrar el 8 de Marzo como Día de la Mujer Trabajdora (o Día de la Mujer, sin más). Dicen que ojalá llegue un mundo sin diferencias entre hombres y mujeres, un mundo sólo de personas. Pero yo creo que nunca llegará. Ni una cosa ni la otra.

Ojalá llegue un día en que la diferencia no implique desigualdad, y donde para ser iguales en lo que tenemos derecho a ser iguales, nadie tenga que esforzarse en no ser como es y ser como otro. Ojalá llegue un día en que uno no sea la medida, el referente, el corsé, la cárcel y la trampa del otro. Ojalá llegue el día en que seamos iguales desde nuestras diferencias. Desde el respeto y el amor por la diferencia.

Pero aunque llegue ese día, siempre será justo y necesario celebrar este... Por ellas. Por todas ellas, ya sabéis. Las que pudieron y las que nunca pudieron. Las que quisieron y las que nunca pudieron querer. Las que llegaron y las que se quedaron por el camino.

Por todas ellas y por todas nosotras, las hijas de Eva y las hijas de Lilith, cuyo nombre quisieron siempre borrar.

Feliz día para no olvidar. Porque no hay injusticia más grande que el silencio y el olvido, y después de tantos siglos de injusticia, estamos ya hartas.

2 comentarios:

Liz dijo...

ojalá llegue el día en el que la igualdad de derechos sea real y efectiva.
El resto de diferencias entre ellos y nosotras es más llevadero.

Feliz día de la mujer!

kamala dijo...

Pues eso!!
Espero que haya sido un día muy feliz... En todo caso, lo de la Bigelow estuvo genial y oportuno, porque además de ser la primera mujer en llevarse el óscar como mejor directora (y con una película de esas que tenderíamos a calificar como "de hombres"), demuestra que los millones no lo son todo y que David sigue pudiendo darle guerra a Goliat, que es la esperanza que nos queda.


Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...