miércoles, 12 de mayo de 2010

Los nadies

Hoy ha aparecido el presidente de mi país con cara seria. Estaba como compungido. Tenía una noticia que darnos: seremos algo más pobres. Habrá rebaja de prestaciones, de salarios, de obra pública, en definitiva, el Estado gastará menos.

¿Y a los nadies qué? ¿Qué coño les importa? Ellos son la última mierda siempre. Siempre están revolcados en el fango y oliendo perennemente mal. A ellos nadie les mira. Son solo obstáculos que esquivar.

Hoy me dan exactamente igual las medidas que tomen éste país en el que vivo o cualquier otro de los denominados "ricos". Hoy me trae sin cuidado. Hoy en mi ánimo, seré un nadie.

Son 1.200 millones de nadies que mueren todos los días, y que purgan su condena en la tierra por el mero hecho de haber nacido. Son ilegales en todas partes. Son basura, escoria pura y dura. Mierda. Los nadies ya no lloran, ni hoy, ni mañana, ni nunca.

No valen, efectivamente, ni la bala que los mata.

Nosotros jugamos a ser pobres; ellos se matricularon hace tiempo en esa asignatura. Es más, son tan buenos en eso que los padres transmiten a su prole todo lo necesario para que sigan siendo nadies.

Sin embargo, no queremos acabar con ellos, exterminarlos...no. Los necesitamos. Necesitamos de su miseria, de sus lágrimas de niño, de sus uñas negras y su mirada perdida. Necesitamos de su dolor, de su muerte, de sus gritos en silencio, de su deseperación, de sus harapos y de su pan duro....de su pérdida de toda condición humana. Los necesitamos más que a nada en el mundo: ellos nos permiten ser ricos.

Ellos nos permiten, de vez en cuando, jugar a ser pobres.

Nadies del mundo, basura humana. Muchas gracias. 


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...