miércoles, 14 de julio de 2010

La inmensa minoría


Feliz, feliz en tu día, que fue el 12 de Julio, querido Robando rosas. Y es que otro año más (esto se está convirtiendo en tradición), se nos ha olvidado el aniversario de este nuestro blog, que ha cumplido ya, nada más y nada menos, que cuatro añitos.

Supongo que para un blog es una edad que no está nada mal, aunque este esté lejos de ser un blog maduro y consolidado, y parece seguir buscando con desgana su acento, su rumbo y su sitio. 

Pero el olvido del aniversario, con lo fetichista y relamida que soy yo para fechas, nostalgias y balances, es un síntoma elocuente de lo poco atendido que lo tenemos últimamente (fijándonos en el archivo del blog, es evidente como el número de post por años y meses va disminuyendo, me gustaría decir que paulatinamente, pero no), unas veces por unas cosas, otras por otras: que si el trabajo, que si me meto a hacer dos cursos a la vez, que si me da por hacer páginas web, que si me dedico al blog para los alumnos, que si nos enganchamos a Lost, que si ahora no se me ocurre nada, que si ahora se me ocurre algo pero con lo que me enrollo me llevará mucho tiempo... Y estos días, al fin, mi concentrada entrega estival al dolce far niente (solo interrumpida por mis labores como ama de casa, propias de mi edad y condición -ejem, ejem, esto con ironía, eh, que por escrito no siempre queda clara) hace que vuelva a abandonar más de lo que me gustaría la noble tarea de robar rosas.

Eso sí, y por si a alguien le importa: no tengo intención de cerrar, ni despedirme, ni nada de eso. Como una empresa en crisis, resistiremos aunque sea con un post al mes (quizás más, quién sabe). Porque le tengo mucho cariño a este sitio en el que se ha ido reflejando´, de forma más o menos pálida o más o menos intensa según el momento, la senda que nunca he de volver a pisar pero que tanto me gusta contemplar.

¿Qué se puede hacer en un post de aniversario? Pues echando la vista atrás, me encuentro con que en los tres aniversarios anteriores he agotado bastantes posibilidades... En el 2007, recordaba el momento en que nació el blog (una noche casi tan calurosa como estas que ahora sufrimos) y buscaba poemas que hablaran de rosas (la primera Concatenación sin que me diera ni cuenta).

En el 2008, me limitaba a felicitarme -así, hala, sin ningún pudor ni vergüenza- y felicitar a Dei para animarnos a seguir, y en el 2009 hacía el "donoso escrutinio" con los post que a mí, personal e intransferiblemente, con un criterio arbitrario y subjetivo, me hubiera gustado salvar en caso de quema.

Así que en este cuarto aniversario lo único que quiero es mandar un abrazo gordo y toda mi gratitud a los que leyeron este blog en más de una ocasión, o a los que leyeron solo una pero con atención.

Y esa gratitud se hace más profunda (y asombrada) hacia aquella inmensa minoría que dejaron comentarios o que incluso pusieron un enlace hasta este blog perdido: Liz desde su ático, NoSurrender desde el laberinto, Ubaldo y Ubalda desde el tercero, Observer cambiando siempre de sitio, Entroppia desde la incertidumbre , Germán -no sabes lo que me emocioné cuando vi tu página...¡¡ si  hasta te habías leído alguno de mis post más coñazo!!-, José Antonio, Mateo de Paz, Nandara  y las Ruvis (¿ande andarán? yo las echo mucho de menos).

Dudo que me olvide de alguien, porque creo que nadie más ha escrito aquí más de una vez. Pero por si acaso, para los que han escrito algo y los que han leído sin comentar -si haberlo haylo- también va mi gratitud y mi abrazo.

Porque para alguien que hace un blog ombliguista, desdibujado, demasiado personal y difícilmente transferible, es sorprendente pero muy emocionante sentirse acompañado de pronto, por la generosidad de alguien que dedica su tiempo, su atención, su pensamiento y hasta sus palabras.

Gracias. De verdad. De corazón. Gracias.

Y si unimos cuatro y rosas... además del bourbon, nos sale...

5 comentarios:

Dei dijo...

Felicidades por este blog tan estupendo. Es de los mejores que visito e incluso diría que es el mejor de la red.

:-)

Anónimo dijo...

viva el capital

kamala dijo...

Y tu criterio está fuera de toda duda, Dei, sin duda...

¿Viva? Hum, anónimo, no sé, no sé. Yo esperaré a ver cómo va esto de la crisis antes de afirmar algo así...

Liz dijo...

Llego tarde, muy tarde... lo sé... pero igualmente Felicidades!!!

Lo cierto es que no recuerdo cómo llegué aquí, ni el tiempo que hace de eso, pero sí que me gusta leerte, leeros, y que a pesar de que ahora esa costumbre va cediendo paso a otras, sigue siendo muy agradable hacerlo.

Espero que estéis disfrutando del verano!

Besos

kamala dijo...

´Tù nunca llegas tarde, Liz!! Basta con que llegues para que sea a tiempo.

Yo tb espero que estés disfrutando del verano y de las nuevas costumbres. ¡Gracias por venir!

Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...