jueves, 9 de septiembre de 2010

Psicomagia




Aunque no estoy de acuerdo con muchos de los aspectos de la personalidad del señor Sánchez Dragó, tengo que reconocer que echo de menos su "Negro sobre Blanco" y que me encanta oirle leer, ponderando cada palabra sin caer en la declamación. Pero no es de Dragó del que quiero hablar, sino que lo traigo aquí porque aquí no puede faltar mi admiradísimo Alejandro Jodorowsky, y esta entrevista que le hizo Dragó en su programa se ha convertido en antológica y en una forma estupenda de tomar contacto con el universo propio que ha creado el artista, intelectual, cineasta, dibujante (y etc. etc.) chileno. De hecho, con esta entrevista me acerqué yo y con ella empezó mi entusiasmo.

Jodorosky hablaba en ella de su concepción de la vida, el hombre y el arte, y presentaba su obra Psicomagia (que os recomiendo desde ya), en la que exponía su peculiar y controvertida teoría, que tiene acérrimos, entusiastas e incondicionales defensores y detractores. Como ocurre con todas las genialidades: que no dejan indiferente a nadie. Y eso es lo grande.

Además, ponía en práctica esta teoría de fin terapéutico (él llegará a decir que todo arte debe servir para sanar, que sino no es arte) con dos casos distintos. Práctica que, por cierto, suscita la misma encarnizada (y divertida, y fértil, por qué no) controversia.

(Aviso a los que tengáis interés por verla: desde que cambié el aspecto del blog, los vídeos se ven a trompicones; si os ocurre esto, pinchad dos veces sobre él, y se abrirá la página del youtube donde se ven estupendamente. Qué rabia. Con lo que me gusta a mí poner vídeos en el blog)












Sin estar segura de estar de acuerdo con todo lo que dice (de hecho, sigo sin entender esa manía generalizada de tomar cualquier teoría como un lote indisoluble, que o lo tomas o lo dejas, o lo defiendes o lo atacas, pero todo-todo-todo... yo prefiero absorber todo lo bueno que tenga, y no perdérmelo porque incluya algo con lo que no estoy de acuerdo o no termina de convencerme), sí me parecen maravillosas algunas de las ideas que expone en esta entrevista. Por ejemplo:
  • Atreverse a cambiar nuestros hábitos, nuestros círculos viciosos y los moldes en que nos han/ hemos metido. Porque podemos. Ahí empieza el prodigio. La mayoría de las cosas que nos complican la vida y nos impiden "estar bien" o hacer cosas (los miedos, angustias, inseguridades, adicciones, compulsiones, prejuicios, etc.) son cárceles con las puertas abiertas (como reflejaba El ángel exterminador de Buñuel) de las que no salimos porque no nos atrevemos a creer que podemos, o no nos atrevemos a querer, y un solo acto en la dirección contraria nos convencería de lo contrario, Y una vez convencidos, todo es posible. Sí, yo puedo cambiar. Claro que puedo cambiar.Y tú también.
  • La importancia del humor para la sabiduría y la felicidad. Hesse también ponía el acento aquí para el autoconpcimiento y la autoconstrucción.  Fantástica la cita de Wittgenstein: “el saber y la risa se confunden”.
  • La programación inconsciente: muchos tenemos un guión de vida inconsciente que nos condiciona sibilina y poderosamente (qué miedo, ¿verdad?). Y generalmente está marcado por la familia (y sus moldes silenciosos).
  • La importancia y el peso de la familia, que ya he dejado claro en alguna otra ocasión que es un asunto que me ocupa y preocupa. Y en el que creo, claro. Jodoroski le da un papel absolutamente central en toda su teoría.
  • Completamente de acuerdo con que muchas teorías de Freud son “delirios" suyos (la castración femenina, la envida del pene, la necesidad de matar al padre), proyecciones de sus rollos mentales que él creía universales humanos.
  • Todas las edades, nuestras edades, nos acompañan: somos un candelabro con ramas, que son todos los que hemos sido en otro tiempo (el niño, el adolescente, el joven, el adulto...). Y todavía somos. No dejamos de serlo. Nunca dejamos de serlo. No los perdemos. Como decía Quevedo, "soy un fue, y un será, y un es cansado". Pero Jodorowski le quitaría el "cansado", seguro, y es precisamente esta aceptación entusiasta de uno mismo y de la propia realidad "efímera" como enriquecedora, una de las cosas que más admiro de este hombre. Porque sólo asi es posible amar la vida, y solo amando a la vida se puede ser pleno y feliz. Él dice en un momento de la entrevista que "el tiempo disuelve lo superfluo y conserva lo esencial", y que "envejecer es una maravilla".... El que llega al convencimiento pleno de eso (y más en los tiempos que corren, en las que estas ideas son absolutamente insólitas y tienen todo en contra), es que sin duda ha alcanzado algo así como la aceptación total de lo que somos, con su tragedia de tiempo y muerte incluida (y tacho lo de tragedia, porque sería lo que haría Jodorowsky, seguro)
  • Querer cambiar, saber que se puede cambiar, atreverse a cambiar, aceptar los cambios, es lo más difícil y lo más importante.. Ya explicó también Punset (que desde otra perspectiva, la científica, termina así mismo reivindicando lo intuitivo y lo emotivo) que el ser humano es encarnizadamente reacio a cambiar y a aceptar el propio cambio. Y precisamente por eso, el hecho de cambiar obra prodigios, porque superamos nuestra propia naturaleza tozuda reticente al cambio. Y el que supera su propia naturaleza, puede superarlo todo ( como decía Lao- Tsé, "el que vence a los demás es poderoso, pero el que se vence a sí mismo es invencible")
  • Todo es para bien. Al final, todo lo que sucede es para bien. Maravillosa idea para llevar en la mochila y sacarla todos los días. Sobre todo en los peores.
  • La reinvindicación práctica de la imaginación. Me encanta. Y creo en ella. Cada vez que lo he aplicado en mi vida, ha funcionado. La racionalidad estricta es inmovilista y limitadora. Solo los que imaginan avanzan. Porque avanzar es ir hacia lo desconocido. Y adentrarse en lo desconocido, decidirse a ir hacia lo desconocido, necesita de la imaginación. Con lo desconocido, por definición, el conocimiento no sirve. Y la razón, muy poco.
  • El lenguaje tiende trampas en las que estamos sutilmente atrapados, y que Jodorowsky desmonta (fijaos como sustituye expresiones como “quiero ser”, “eterno”, “siempre”, “así eres”, “morir”...) haciendo consciente y neutralizando así ese error lingüístico que nos atrapa, condiciona y entorpece. Porque el lenguaje moldea el pensamiento. Si empleamos una palabra "peligrosa" o equivocada, pensamos indefectiblemente de una manera peligrosa y equivocada.
  • La reivindicación total , entusiasta y convencida de la felicidad como fin último del hombre.

Puede que la parte práctica de la entrevista (la "sanación" de las dos mujeres)  sea un montaje (como muchos comentaristas del Youtube desconfían).. Me da igual . El análisis de la familia por los nombres es sencillamente genial. Y en el casode la chica más joven, queda clar que la herida, el trauma, supone la imposibilidad de cambiar. La niña queda atrapada (en su subconsciente, porque su consciente ni siquiera lo recordaba) en el momento en que la hirieron, y no avanza: primero busca repetirlo, luego busca repararlo proyectándose en los demás (el síndrome del vampiro y del redentor del que hablan los psicólogos para personas que han sufrido algún tipo de trauma, como maltrato o abusos). El traumado, precisamente, no puede avanzar. No puede liberarse del trauma, de su sombra, de su forma, de su condición. Está atrapado. No puede cambiar. 



Jodorowski, partiendo de la distinción freudeana entre inconsciente y consciente, y asumiendo que aquel condiciona a este de forma incontrolada y muchas veces problemática, creó la "psicomagia", peculiar aplicación terapéutica del arte (sus actos tienen mucho de teatrales y de poéticos, no hay duda) que precisamente intenta liberar del trauma, de la herida, y permitir el cambio ¿Cómo? No trayendo el subconsciente al consciente, como intenta hacer el psiconálisis, sino hablándole al subconciente que nos impide cambiar en el único lenguaje que conoce y que le afecta: el de los símbolos, y “desmarcándolo” (o "sanándolo") de la misma forma que fue marcado o "herido", no sólo con palabras (como hacía el psicoanálisis, que es esencialmente discursivo) sino con actos. La idea es maravillosa y genial.


Dice la página de  Jodorowsky que la finalidad de la psicomagia "es sanar los bloqueos materiales-corporales, sexuales, emocionales e intelectuales que nos impiden realizar nuestro destino en la vida."
Según esa misma página,  "la psicomagia se basa en las siguientes premisas fundamentales:
-Fracasar no existe, en cada fracaso, cambiamos de camino.
-Para llegar a lo que eres, debes de ir por donde no eres.
-Llegar a ser lo que uno es, es la más grande felicidad.


En toda enfermedad hay:


-Una prohibición: Te prohiben ser lo que eres.
-Una falta de consciencia: Cuando no te das cuenta de lo que eres.
-Una falta de belleza, cuando pierdes la belleza enfermas."

La Wikipedia, por su parte, dice::
Posiblemente su peculiar creación de una forma de psicoterapia es lo más polémico de toda la obra de Jodorowsky. La Psicomagia es una técnica creada y ejercida por Jodorowsky, que pretende servir de sanación espiritual. Si bien propone resolver conflictos psicológicos y hasta somáticos, no es una técnica científica ni es reproducible. El mismo Jodorowsky reconoce que no se sitúa “en el terreno científico”.De acuerdo con éste, hunde sus raíces en el chamanismo, el tarot, el psicoanálisis y el efecto patético del teatro. "Para mí la psicomagia es como una derivación de la poesía, del teatro... de todo lo que he hecho". Jodorowsky fundamenta su metodología en la premisa de que el inconsciente toma los actos simbólicos como si fuesen hechos reales,de manera que un acto mágico-simbólico-sagrado podría modificar el comportamiento del inconsciente, y por consiguiente, si estuviese bien aplicado, curar ciertos traumas psicológicos. Estos actos son "diseñados a medida" y se prescriben después de que el "psicomago" analice las peculiaridades personales del consultante, e incluso estudie su árbol genealógico. Para esto, Jodorowsky creó la psicogenealogía. Esta parte de la premisa de que determinados traumas y comportamientos inconscientes se transmiten de generación en generación, por lo que, para que un individuo tome consciencia de ellos y pueda desligarse de los mismos, es necesario que estudie y haga actos psicomágicos basados en su árbol genealógico y los patrones que existen en él.


Principios de la psicomagia
Jodorowsky tiene un particular concepto del arte, para él «la finalidad del arte es curar, porque si no cura, no es verdadero».


Según Jodorowsky:


  • El único lenguaje que aumenta el nivel de conciencia es el lenguaje del arte y de la poesía.
  • Al inconsciente le es más fácil comprender el lenguaje onírico que el lenguaje racional.
  • Aquello que atemoriza a un sujeto pierde su fuerza en el momento en que este deja de combatirlo.
  • Una enseñanza no se hace operante, no adquiere toda su fuerza transformadora, hasta el momento en que es aplicada.
  • Una toma de conciencia que no es seguida de un acto resulta completamente estéril.
  • Un acto tiene un carácter más concluyente que cualquier palabra. En resumen, un acto vale más que mil palabras.
  • En todas las culturas se encuentra la idea del poder de la palabra, la certeza de que el deseo expresado en la forma adecuada provoca su realización.
  • Para estar en condiciones de ayudar a una persona, no hay que esperar nada de ella y se tiene que entrar en todos los aspectos de su intimidad.
  • La poesía debe ser una constante en la vida para depurar el ego.
  • La realidad no es científica
  • Todo lo que arrastramos con nosotros tiene que retorcerse hasta sublimarse. Todo lo que hemos recibido es un tesoro. No es necesario eliminar una parte. Hay que fecundar lo que nos viene dado.
El acto psicomágico
Una vez el psicomago detecta cual es la pulsión inconsciente que está entrampando al consultante, le "receta" de manera intuitiva un acto psicomágico, que siempre es una tarea a realizar. Estos actos son performances llevadas a cabo por el consultante y que pueden requerir de la ayuda de otras personas para su ejecución. Lo que se pretende es que el nudo inconsciente que atrapa al consultante se realice en el mundo real metafóricamente. Estos actos pueden resultar chocantes, ridículos, transgresivos, de mal gusto, y a veces incluso chistosos. Pero con el acto también se pretende romper los círculos viciosos del comportamiento, ya sea mental, emocional, sexual o corporal. Cuando se rompe ese nudo gordiano que ataba al sujeto, aparece una nueva dimensión en su personalidad y con ello comienza el camino de la curación.

O sea, que aunque la psicomagia hunde sus raíces en el psicoanálisis (la existencia de un inconsciente incontrolado por nuestra parte racional, a la que condiciona a veces de forma traumática), se diferencia de él por seguir el camino inverso (el psicoanálisis pretende actuar sobre el inconsciente traduciéndolo al lenguaje racional, o sea, trayéndolo al consciente; la psicomagia pretende actuar sobre él haciendo que el consciente  llegue hasta el inconsciente utilizando su lenguaje simbólico, el de la poesía, los símbolos, los sueños) y por su carácter práctico: el psicoanális es meramente discursivo, la psicomagia considera indispensables los actos como motor y germen del cambio. Es decir, de la sanación.

En cierto modo, todo esto se relaciona con la idea de "incepción" que desarrollaba Nolan en su película... El poder de una idea... La educación, las relaciones familiares -no siempre tan sencillas o idílicas como desearíamos- o un trauma pueden "incepcionar" una idea en tu mente, y eso condicionará lo que eres, cómo piensas, lo que haces. Y esto se resuelve, según la psicomagia, con otra incepción, otro acto simbólico que introduce una idea "liberadora", "sanadora" en nuestro inconsciente.. Es decir, mediante el lenguaje simbólico de los actos, se introduce una idea en el inconsciente (traumática o entorpecedora en un caso, salvadora en el del acto psicomágico). De hecho, la incepción en la película también se hacía mediante actos oníricos que empleaban objetos simbólicos (el molinillo en el caso del heredero, el totem en el caso de Cobb y su esposa). ¿Coincidencia o influencia? Quién sabe. Pero si es coincidencia, y a la misma idea han llegado por separado Jodorowski y Nolan, será que no es tan descabellada.

En la actualidad, Jodorowsky vive en Vincennes, cerca de París, donde da clases de tarot y conferencias sobre sus teorías (la psicomagia y la psicogenealogía) en el Cafe Le Téméraire de la avenida Daumesnil, cerca del Gare de Lyon. Me consta que allì mucha gene le consulta y él les propone actos psicomágico. Creo que no hace falta decir que me encantaría poder acudir.

Mi interés recurrente por estos temas responde a esa sensación de que tengo un nudo dentro que no sé como desatar. Un peso pegajoso que siempre me acompaña y que reconozco cuando me entorpece, pero que no soy capaz de despegar. Conozco muy bien los hábitos mentales negativos, las ideas autodestructivas, la negra sombra, la disconformidad, lo que no me gusta pero no puedo evitar, y puedo atenuarlo u olvidarlo un rato, pero sin poder dar con su origen ni evitar su eco y sus zancadillas.

Eso sí: vivo desde hace mucho tiepocon la esperanza absurda de que un día una idea, una iluminación salvadora se me cruce en el camino, y se acalle el eco y terminen los tropiezos y las grietas ylas fisuras. Leo mucho sobre estos temas, y les doy vueltas de forma casi constante. Y tengo la impresión de seguir igual Quizás no necesite tanta palabra. Quizás necesite un acto. Psicomágico, claro. Por eso (entre otras cosas, que yo tengo mi puntito mitómano). .me encantaría consultar a Jodorowsky. En mi próximo viaje a París quizás lo intente. Aunque no trajera la iluminación salvadora definitiva que seguramente me pasaré la vida soñando, seguro, seguro, que merecería la pena.

Y es que como él dice, todo es para bien. Y vivir con esto me ha ayudado, sobre todo, a aprender y comprender. A mí misma, y a otros, lejanos y cercanos. Cada vez un poco más. Y ahí sigo. En el camino. Siempre en el camino. Porque aunque no llegue nunca, no tiene sentido ni pararse ni ir hacia atrás.




2 comentarios:

J.A. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
J.A. dijo...

Es oír hablar de Sánchez Dragó y venirme a la mente una sóla cosa: 'El milenarismo va a llegaaaaar!'

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...