domingo, 28 de noviembre de 2010

Entre "árbores vermellas" y rosas robadas


El jueves nos visitaron los chicos y chicas del club de lectura  A árbore vermella, del IES Xesús Taboada Chivite, de Verín. Por lo que me han contado, leyeron "Máikel" y "Entroido", y a Lucía, de 1º ESO, que  me dejó un comentario (no sabéis qué ilusión), le gustó sobre todo "Máikel."

Pero antes, me hicieron una serie de preguntas para que contestara por escrito (ya que no podía estar con ellos en su visita a Robando Rosas, y hacer de anfitriona como ellos merecían), y como fue tan divertido contestar, voy a dejarlas aquí. Como recuerdo de un acontecimiento tan especial para este blog, que es una de las rosas más bonitas que hemos robado:


¿Cómo surgió tu blog?
Mi blog surgió tras aficionarme a leer blogs. Siempre me había gustado escribir (desde pequeña) pero antes no encontraba ni ocasión ni sentido para hacerlo. Un blog es una buena excusa para escribir, guardar algo de lo que vas viviendo según va pasando y atrapar pensamientos e ideas que de otra forma se perderían. Y por eso lo abrí. Bueno, por eso, y porque Dei me animó mucho y siempre ha insistido mucho en que escriba. Pero surgió como algo muy personal, sin pensar nunca que pudiera interesarle realmente a alguien, la verdad. Ni siquiera sabía si llegaría a mantenerlo mucho tiempo o a escribir con regularidad.

(Aclaro que esta respuesta no fue exacta: mi primer blog era otro, que era solo mio, y que abandoné para venirme a este y escribir con Dei... pero es que pensé que era mejor contar por qué empecé a escribir un blog, y no andar con detalles engorrosos, que ya bastante rollo tenían mis respuestas sin ellos).


¿Con qué frecuencia escribes en él, y cuando escribes, por qué?
Soy muy muy irregular. Al principio escribía un post cada tres o cuatro días; ahora no suelo pasar de 10 post al mes, algunos incluso menos (depende del trabajo y el tiempo). También es verdad que a veces me salen unos post larguísimos que tardo varios días en escribir. Escribo cuando sucede algo que sé que en el futuro querré recordar (por ejemplo, cuando me casé, cuando me vine a Zaragoza, cuando mis gatos “llegaron a mí”, los viajes...), o porque algo me suscita una opinión, o porque se me ocurre alguna idea que no quiero dejar que se pierda, o porque me acuerdo de alguna canción, o algún poema, o alguna cita que no quiero que falte en él (de hecho, algunos post no son más que una excusa para subir una canción o un poema... “Credo”, por ejemplo, lo escribí porque quería subir esa canción de K's choice, y “Ahora que no estoy yo”, porque quería subir “Margot” de Pereza). También soy muy fetichista para las fechas, y por eso suelo escribir en cumpleaños, aniversarios personales y “días de “ (el día de la mujer, el día del libro, o fin de año, por ejemplo, son fechas de “post obligado” para mí)

¿A qué perfil de lector van dirigidos tus artúclos, si es que hay un perfil?
No va dirigido a ningún lector. De hecho, es un blog bastante disperso, sin una línea o una idea central clara. Sé que mi lectora más asidua soy yo misma, y a mí misma me dirijo, como cuando escribes un diario (aunque suene egocéntrico, pero de verdad que nunca pensé que pudiera interesarle a nadie). Y es muy curiosa la sensación de leer las cosas que escribiste hace tiempo. Si empezara a pensar en la gente que leerá el blog, o en “captar lectores”, creo que no publicaría nada, porque soy bastante insegura y hay cosas quizás demasiado personales que siempre crees que no van a interesar a nadie, o que pueden parecer una chorrada. Y lo mágico es cuando aparece alguien al que le interesa lo mismo que a ti o se identifica contigo. Es muy bonito.

¿Qué temas son los que más te interesan?
Bueno, por las etiquetas se ve claro... Me interesa mucho la “filosofía de café”, o sea, el reflexionar sobre los grandes temas de siempre, pero en plan “casero” (la vida y su paso, el tiempo, el aprender el “oficio de vivir”, las relaciones con los demás, los miedos, los recuerdos y sus engaños, cómo ser feliz, el amor...). También me obsesionan mucho los misterios de la personalidad, cómo se forma, cómo se modifica, nuestros fallos, nuestras marcas, nuestros dolores. Luego están mis tres grandes aficiones (libros, cine y música), algunas cosas de actualidad (pero muy puntuales) y la educación , porque es a lo que me dedico, y todavía con ganas. Bueno, y también están las cosas que me pasan, claro. Que como tengo mala memoria, tengo miedo de que si no las escribo, se pierdan, “como lágrimas en la lluvia”.

Vemos que el nombre de tu blog hace referencia a un poema de Bukowski (comienza con unos versos suyos). ¿Qué es lo que más te fascina de este escritor norteamericano?
La capacidad de hacer del sufrimiento poesía. El conectar con esa parte interior que todos llevamos en cierto modo dentro (todos, o casi todos, tenemos dentro algún “dolor”... el suyo era muy intenso) y que no siempre tenemos la ocasión de expresar o encontrar expresado tan vivamente. Y el ser capaz de expresarlo con una lengua poética que surge de la cotidiana, sin “gorgoritos” ni poses literarias . El vivir la vida y sufrirla con una intensidad que roza lo insoportable y se convierte en esa poesía desgarrada, que no está encerrada en los libros sino escondida en todas las cosas que nos rodean, incluso las más pequeñas, las más mezquiinas o a veces hasta las más sórdidas. Esas cosas que de lejos pueden no parecer importantes, y que muchos evitan u obvian, pero que son tantas veces con las que vivimos o por las que vivimos. El oscilar entre la conciencia de la belleza sublime de la existencia y el horror de nuestra propia esencia perecedera... O sea, las rosas en las avenidas de la muerte.

Muchos de tus artículos tratan el tema del sistema educativo de nuestro país. ¿Cómo describirías la evolución de la educación en los últimos 20 años y qué futuro le ves?
La educación secundaria (que es la que yo conozco) se ha ido llenando de “problemas” en los últimos años. Pero en realidad estos “problemas” no son más que realidades nuevas para las que nuestro sistema no estaba preparado, para las que no le han dado nunca demasiados medios para prepararse y a las que todavía está aprendiendo a adaptarse. El cambio de sistema de valores de nuestra sociedad (el consumismo, el interés sólo por lo último y el desprecio de lo pasado, el afán por lo rápido y sin esfuerzo, por ejemplo, el poco valor que se le da al saber, la necesidad de una especialización salvaje, el utilitarismo radical, la sensación de que una formación integral es “inútil”...), las nuevas relaciones familiares y sociales (se pierde el sentido de autoridad y de responsabilidad, por ejemplo), la inmigración, la integración de todo tipo de alumnado para que reciba básicamente la misma enseñanza y del mismo modo, todo eso complica muchísimo nuestro día a día en el aula.

¿Futuro? Un gran interrogante, porque estamos en un período de crisis, es decir, de cambio, y si por una parte la crisis es una amenaza (los recortes de lo público que nos están imponiendo como única solución nos afectarán sin duda) puede ser también una oportunidad (de cambio, de avance, de “espabilar”; por ejemplo, yo sé que en la sociedad habrá un nuevo interés por una enseñanza y por una formación de calidad que en los años de bonanza se había perdido, transformada en “titulitis”). También creo que las nuevas tecnologías son otra gran oportunidad y un reto que afrontar, porque van a suponer cambios profundos y esenciales en la enseñanza (y en toda nuestra realidad). Lo malo es que el sistema educativo no sabe, todavía, cambiar tan rápido como está cambiando el mundo. Y ese será seguramente su gran reto.

¿Crees que la literatura puede cambiar el mundo en alguna medida o acudes a ella para desahogarte?
Yo acudo a la literatura como a la comida o al agua o al aire fresco: por necesidad, por costumbre, porque forma parte de mi vida; o sea, sin un objetivo conciente. Pero sí, creo que la literatura puede cambiar el mundo, porque la literatura cambia a la gente (Gandhi decia aquello de “si quieres cambiar el mundo, cámbiate a ti mismo”, y él de cambiar el mundo sabía bastante) . Es un cambio lento y profundo, que va del fondo a la forma, y por eso a veces puede perderse la perspectiva de hasta qué punto la literatura (y la cultura en general) puede provocarlo o intensificarlo. La literatura obliga a pensar. Y el pensamiento invita a cambiar. Por eso los que no quieren que el mundo cambien intentan que la gente no piense y no lea, y por eso ha habido siempre libros peligrosos y hasta prohibidos... El que quieran convencernos de que la literatura no sirve para nada puede que no sea más que otra artimaña porque en el fondo, saben que puede ser muy poderosa. La literatura es conocimiento. Y sin conocimiento no hay cambio que merezca la pena.

¿Crees que el Entroido permite actuar a la gente sin complejos, siendo tal como es?
Claro. El entroido es la liberación concentrada de la mejor parte de nosotros mismos: la que no sabe de obligaciones, relaciones formales, apariencias ni malos rollos. Son días dedicados exclusivamente a lo que más nos gusta, a la quintaesencia de la diversión y a reírnos de lo que el resto del año a veces hasta nos amarga. Dedicados a reír, compartir, bailar, soñar, encontrarse, ilusionarse, sin juzgar ni ser juzgado.Y es también una manifestación de la creatividad popular maravillosa. El tiempo y la vida son distintos en el entroido, aunque es muy difícil de explicar, y me temo que solo los entroideiros me van a entender perfectamente (de hecho, explicárselo al que no lo conoce es muy difícil). En el entroido no hay desconocidos, ni extraños, ni extranjeros, ni nada raro, ni nada ridículo, ni nada fuera de lugar, y eso es algo que me encanta.

¿Qué aporta el entroido a un visitante diurno que no sale por la noche, no bebe y no fuma?
Un espectáculo genial y colectivo en el que participan niños, mayores y “supermayores”. La oportunidad de echarle imaginación (o dejarse arrastrar por la del vecino) y echarse a la calle disfrazado , o con una gorra, ropa vieja y gafas de sol, o con una bolsa de harina (yo reivindico la harina, que se va a perder como no la cuidemos), para formar parte también de ese espectáculo en el que todo vale. Disfrutar de la música, los ruidos, la comida, la charla, las bromas, el baile, el ambiente de la calle, ese ambiente de fiesta que lo invade todo y que es tan especial. El sentirse parte de algo que además tiene siglos de historia, que surge espontáneamente sin que nadie lo imponga y que somos nosotros los que lo mantenemos vivo año a año. De hecho, a mí en el Entroido me gusta mucho más el día que la noche, aunque los años cada vez obligan más a elegir. Y más cuando se vive lejos...

¿Qué diferencias ves tú entre el cigarrón y el peliqueiro?
Uy, eso es más para los puristas. Hasta donde yo sé, el peliquiero de Laza (aparte de las diferencias en el traje, que los de Laza te explican hasta el detalle, pero que yo no recuerdo) está más codificado; tiene, por tradición, unas normas de comportamiento mucho más rígidas (los recorridos, la forma de moverse, los lugares en los que aparece, el luto el último día) que respetan tanto el que se disfraza como el resto (por lo menos, hasta donde yo recuerdo, porque hace años que no voy a Laza). El cigarrón de Verín es más libre y espontáneo, para irrumpir en la fiesta o en cualquier lugar como él quiera, aunque los últimos años a veces da pena que a veces se limiten a el salir al día del desfile. Cualquier verinés siente una emoción muy especial al oír las chocas de lejos, acercándose cuando menos te lo esperas... Pero esto lo digo muy intuitivamente; si alguien ve que me equivoco, por favor que me corrija

¿Hay alguna anécdota curiosa relacionada con tu blog? (algún comentario curioso...)
Sí hay algunas curiosidades, pero no demasiado “espectaculares”. No es un blog multitudinario y cada comentario es para mí todo un acontecimiento y un motivo de alegría y emoción. Sí he conocido a gente que empezó a entrar a menudo y dejarme comentarios, hasta convertirse en habituales (por ejemplo, Liz, con la que me he escrito algún correo y a la que espero conocer en persona, o NoSurrender... ).

Una vez me escribió un investigador peruano sobre la obra de César Vallejo. Y un señor de Albacete se ofendió mucho porque puse el poema de Lorca, “Reyerta” (...”las navajas de Albacete bellas de sangre contraria relucen como los peces”) con una foto “sangrienta”, y se lo tomó como un ataque a Albacete.

Lo más bonito es cuando a veces pones algo y ves que la gente se identifica, o se emociona, o te agradece que escribas (eso es realmente precioso). A modo de curiosidad, ha habido temas que yo creía que solo me interesaban a mí, y que he descubierto que mucha gente busca, como la distinción entre dionisíaco o apolíneo, la información sobre las “manzanas de Tántalo” o sobre las canciones de Marc Parrot. .

Bueno, y hay un post que se titula “Mal tiempo”, que tiene decenas de comentarios, todos spam (no sé por qué todos los spam dan con ese post, es muy curioso).

También fue muy emocionante cuando descubrí un blog de un chico argentino, Germán, lleno de enlaces al nuestro. Y ahora con el sistema de estadísticas, ves las búsquedas de google que llevaron a gente a tu blog, y descubres que hay gente que ha llegado a él buscando cosas como “versos de amor para los que se examinan del carnet de conducir” o “como robar braguitas” (mira que busca cosas raras la gente... había muchas más, pero como tengo tan mala memoria, se me han olividado).

Pero la verdad, lo más curioso que le ha pasado a Robando rosas es, con diferencia, que el Club de lectura “A árbore vermella” decidiera dedicarle una sesión. Más que curioso, alucinante y muy muy emocionante (así que aprovecho para agradecéroslo de todo corazón).

¿Por qué tu nombre en el blog es Kamala?
Cuando abri el blog ni me planteaba hacerlo con mi nombre real, no sé bien por qué, así que elegi uno que me gustara por la forma y por el fondo. Kamala es un personaje de Siddartha, la novela de Hermann Hesse, personaje maravilloso, porque le enseña al protagonista la verdadera esencia del amor puro y desinteresado (paradójicamente, siendo una prostituta), que solo da sin esperar recibir nada a cambio. Es un personaje muy tierno y muy sabio, que dice frases maravillosas, pero con una sabiduría espontánea, inconsciente, sin pretensiones (que es como yo creo que es la verdadera sabiduría, la que yo más admiro). Aparte de eso, el nombre me sonaba muy bien, pero a modo de curiosidad os diré que he descubierto que hay un luchador de wrestling (una modalidad de lucha bastante salvaje) que se llama así... Un señor de más de cien kilos con la cara pintada, que está en las antípodas de lo que a mí me sugiere “kamala” (y si pones “kamala” en google buscando imágenes, es lo primero que sale).

Vemos que te gusta mucho la música y que sabes mucho de música. Una sesión del club va a estar dedicada a escuchar nuestras piezas favoritas. ¿Podrías decirnos cuál es la tuya y por qué te gusta tanto? (será sin duda una de las que escuchemos)
Puffffff Tengo cientos de canciones favoritas, así que una es muy complicado... No sé mucho de música, porque solo me preocupo de la música que a mí me gusta, y mis gustos son muy personales, porque me gusta de todo un poco, incluso lo más comercial y populachero. Pero ya que estamos, como de otra forma no sabría por dónde empezar, os voy a recomendar lo último que he descubierto en música pop: Russian red, jovencísima compositora de sus propias canciones, que canta maravillosamente y hace versiones también preciosas (podéis escuchar Cigarettes, o They don´t believe, o la versión que hace de Girls just wanna have fun y compararla con la de Cindy Lauper).

O quizás sea mejor recomendaros algo de música clásica (que es la que el mundo menos os invita a descubrir), aunque no voy a a ser nada original, y os recomendaría lo que gusta a todos los que no tenemos demasiada idea, pero que para inciarse está muy bien: el Canon de Pachelbel, el Aria de Bach y el fragmento más famoso del Lago de los cisnes de Tchaikovski .

También me encanta la banda sonora de Amelie (el Vals de Amelie, por ejemplo) y la de Los chicos del coro (me encanta como suenan los coros). Y bueno, últimamente estoy maravillada con la banda sonora de Inception.

Y una de mis canciones favoritas en castellano, que no me cansaré jamás de escuchar, es Moriría por vos, de Amaral (y paro ya, que si no no sé cómo puede terminar esto)

Vamos, que yo no puedo elegir, así que tendréis que hacerlo vosotros.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola soi marta del club de lectura del ies Xesús Taboasa Chivite me encantaron todos tus textos pero en especial el del carnaval. Año tras año nos mandan escribir una redacción del carnaval pero, tu forma de expresarte es muy especial todas las palabras expresaban cosas muy bonitas. Estoi encantada de poder leer tus textos¡¡¡ adiós besoss (te ecribo desde anonimo porque sino no me deja enviarlo)

kamala dijo...

¡Hola, Marta! ¡Qué sorpresa y qué alegría! Seguro que tú también eres muy carnavalera... Este año, cuando te manden la redacción sobre el carnaval, cierra los ojos, piensa en los mejores momentos que hayas pasado en él, y ponle palabras. Seguro que te sale algo precioso! (y si quieres, me lo enseñas, que me haría mucha ilusión).

Me alegro muchísimo de que te hayan gustado. Muchísimas gracias por leer mis textos, y sobre todo, por entrar aquí para decírmelo. Me ha hecho mucha ilusión. Un beso enorme!!

Anónimo dijo...

Hola soi María del club de lectura del ies Xesus Taboada Chivite.
tus textos me gustan mucho..pero el que mas me gusto fue el de el entroido,me encanta la forma k tienes de descrivir el entroido,con tus palabras creo que a muchos casi nos haces soltar unas lagrimas,pero de alegria =).adios,besos

kamala dijo...

¡Hola, María!

No sabes la alegría que me da leerte y que te gusten mis textos... sobre todo el del entroido. Y si casi se te salen lágrimas de alegría es porque eres muy entroideira, seguro. Y los enroideiros nos entendemos muy bien entre nosotros ;-)

Muchísimas gracias por leer y por venir y dejarme un comentario, de verdad. Ni te imaginas la ilusión que me hace. Un beso muy muy fuerte.

Isabel dijo...

Teresa, te transcribo el comentario que nos ha pasado Juan:
" Ola, chámome Juan, estou en 1º ESO, estou moi contento por ler o que escribiches no teu blog. Gustoume moito o do neno que ten dificultades. Tes un corazón moi grande, cheo de ilusión e paixón pola xente que queres. Eres moi sensible e cariñosa. Explícaste moi ben, levas os problemas da xente ao positivo, ao bo. Eu tiven e teño problemas tanto na casa coma no colexio e déchesme ánimos para vivir, para sorrir... Acendiches a miña alma e o meu corazón. Un bico e un abrazo moi forte."

kamala dijo...

¡Ola, Juan!

Estou moi emocioada polas túas palabras, de verdade. Nunca penséi que o que eu escribía no blog puidera facer que alguen mirara de outro xeito os seus problemas.

Espero de todo corazón que os problemas se vaian solucionando, e que non deixes que poidan máis ca ti, porque si o consegues, faránte máis forte e con máis capacidade para comprender ós demais...

E desexo que xamáis perdas eses ánimos para vivir e para sorrir, porque ti vales máis que calquera problema. Iso seguro.

O teu corazón e a túa alma estaban encendidos dende fai tempo, e seí que ti non vas deixar que nada os apague.

Moitísimas, moitisimas grazas por lerme e por deixarme este comentario tan fermoso, Juan.

E a seguir lendo, porque eu sempre encontréi en cousas que leía por aquí e por alá ánimo para vivir e para sorrir, mesmo cando as cousas non son tan doadas coma nos gustaría. E ti tamén os vas a seguir encontrando. Seguro.

Un bico e unha aperta forte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...