sábado, 6 de noviembre de 2010

Rosa entre espinas

Si sumamos esto:


The Delftonics: "Ready or not, here I come (Can't hide from love)"

(o bueno, esto, pero los Delftonics fueron primero:

Jackson Five: Ready or not)

...más esto:

Enya: Boadicea

... nos sale (si somos genios en esto de samplear y hacer cócteles con retales de canciones, y cantamos y hablamos como cantaba y hablaba la gran Lauryn Hill antes de la depre, con su voz en contraste dulce como una trampa para moscas con la de Wycleff, mi adorado Wycleff que convierte en duende todo lo que toca, y a veces con la de Pras Michel, oscura e imprescindible como un subrayado) , nos sale, decía antes del paréntesis -marca de la casa casi más que mi firma-, esto:


The Fugees: Ready or not

Ready or not fue el segundo single de aquel primer, inmenso, discazo de los Fugees en 1996, The Score.  El sample de la canción de Enya lo cogieron sin permiso, y ella estuvo a punto de llevarlos a los tribunales, pero en el último momento, no lo hizo. Barack Obama, que ahora está en horas bajas, dijo en las altas que esta era una de sus canciones preferidas de todos los tiempos. De las mías quizás también. No podría decirlo, porque con ella me pasa lo que nos pasa a veces con los amigos de toda la vida o incluso la persona con la que la compartimos: que los queremos tanto y son ya tan nuestros que no recordamos por qué era exactamente que empezamos a quererlos, ni somos capaces de poner medida ni cifra no comparación al sentimiento.

Esta fue la canción que me hizo comprar aquel álbum, The Score. Uno de mis primeros CDs (llegaría a tener algunos cientos), porque justo era aquel el año en que yo ganaba mi primer sueldo y podía por fin comprarme los carísimos CDs que no tenían todavía la alternativa pirata de la red, sin remordimientos y sin esperar la ocasión de un regalo. Lo escuché cientos de veces, tal vez más, aquel año y los siguientes.

Y hoy, un viernes de tantos años después que no quiero ponerme a contarlos, en que me he quedado en casa por puro cansancio del ajetreo de estas semanas de locos que me paso deambulando entre las cosas (demasiadas) en que me he metido sin más necesidad que el capricho, la MTV me atrapa también, como otra trampa para moscas (y yo soy una mosca de las fáciles, está claro) con un programa de vídeos clásicos que supongo que muchos sienten hoy cubiertos de polvo en el baúl aquel de los recuerdos, pero que yo sigo teniendo conmigo y me parece que era nada, ayer, o antesdeayer como mucho, cuando los requeteescuchaba.

Por lo menos el cansancio y la MTV me han dado el tiempo y la excusa para robar una rosa. Entre tanta espina feroz y apremiante (que con gusto, aunque pique, no admite queja): las espinas que son las cosas que tenemos que hacer hasta cuando no apetece.

Qué gusto robar rosas cuando no estaba previsto. Esto sí que es robar.

(No sé. Quizás deba añadir una nueva etiqueta al blog: "Chorradas")


3 comentarios:

observer dijo...

¡Y yoque nunca he escuchado un disco entero de los fugees,creo! He seguido más sus carrerasensolitario (Lauryn se me hace demasiado soulera, pero Wycleff me gusta más, suena muy jamaicano). Eso sí, el ready or not está muy bien, sobre todo porque el original de enya era la mejor canción del debut de la irlandesa.
Bueno,le dejo al dei un link. Es un documentaca sobre Chavez grabado por periodistas afines en el 2003,cuando era un recién llegado.Lo ponen muy bien y me ha convencido:
http://video.google.com/videoplay?docid=5832390545689805144#

Al parecer los yankis han sacado una réplica al documental diciendo que es todo mentira,pero todavía no lo he visto.Ya lo comentaré. Besos!!!

Teresa L. dijo...

A mí Wyclef me encanta, hace tiempo que quiero poner un post sobre él, pero no tengo tiempo!!

¡Así que eres chavista! :-o ¿Pero no estabas ahí replanteándote la derecha?
A Dei le encantará y te comentará algo, seguro.

Besiños!!

Dei dijo...

Voy a echarle un vistazo. Chávez bebe de la revolución cubana, al igual que Evo, o Correa, cada cuál según las propias condiciones de sus respectivos países. Lo único que les falta es el carisma y la personalidad de Castro. No obstante, son intentos igual de válidos hacia el socialismo.

Saludos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...