viernes, 28 de mayo de 2010

La edad de la inocencia


"... cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor
cómo a nuestro parecer
cualquier tiempo pasado fue mejor"
JORGE MANRIQUE
"Las cosas no son como las vemos, sino como las recordamos"-
DON RAMÓN MARÍA DEL VALLE-INCLÁN

"T...ú que puedes vuélvete
me dijo el río llorando
los cerros que tanto quieres
me dijo
allá te están esperando..."

"al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la huella que nunca
se ha de volver a pisar"
ANTONIO MACHADO



Uno ha crecido defintiva e irremisiblemente cuando descubre su paraíso pasado e irrecuperable, y lo ve por fin a lo lejos.

Uno ha crecido cuando se da cuenta de por qué cualquier tiempo pasado mejor, y por qué la expulsión del Paraíso es mítica, y por qué existe la Edad de Oro, y la Edad de la Inocencia, y por qué los mayores añoran y relatan y comparan.

Y sí, es definitivo he inevitable: yo he crecido. Y me he dado cuenta de que no es que aquella época, ahora por fin tan lejana,  me parezca ahora mejor. Es que ERA mejor. No por ella misma. Sino por la forma en que nos permitía mirar al futuro. O por la forma en que nos permitía no mirar al futuro.

Y ahora, desde el futuro, sí da un poco de dolor mirar al pasado, y descubrir aquel nuestro candor,  aquella nuestra pureza, nuestra autenticidad, nuestra inocencia.

(Tal vez lo bueno de entonces era que no podíamos todavía  mirar al pasado. Seguramente. Pero qué más da. Para el caso, es lo mismo)

Y no es que quiera volver a aquellos años en que las chicas podiamos permitirnos el lujo de solo querer divertirnos. No, no es eso. Es que me siento contenta de tenerlos, y no quiero perderlos jamás. Aunque la memoria en realidad no haga más que inventarlos de nuevo. Aunque sean una recuerdo ficticia o una autobiografía soñada, creada a base de decepciones y nostalgias trasnochadas.

Yo recuerdo, y entonces sé quien soy. Aunque dé dolor. No quiero perderlos, no.

Feliz fin de semana, y preocupaos solo de pasarlo bien. Como sea.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Mujeres ricas (e idiotas)




¿Alguien tiene alguna teoría sobre a qué se debe la evidente proliferación de programas sobre mujeres adineradas subnormales -que, sin perdón, así se muestran- en cadenas supuestamente progres?

¿Se trata de una vil maniobra para poner una zanahoria delante de los burros amarrados que definitivamente somos los pobrecitos mortales sobre la que está cayendo lo que se está cayendo? ¿Quieren que pensemos que si esa subnormal llegó a rica, el sistema no está mal porque tal vez yo también podría llegar? ¿Nos han idiotizado tanto que ya podemos creernos eso? ¿O es para que nos conformemos y digamos,"vale, no soy rica, soy pobre empobrecida pero por lo menos no soy tan subnormal como esa ni quiero serlo"? ¿O para decirnos a las mujeres -porque todos van de mujeres- "volved a casa, bobas, y buscad un braguetazo, que viven mejor estas ricas dependientes que la superwoman independiente curranta dentro y fuera de casa que os empeñasteis en ser"? ¿O para decirnos "no aspires a rica, ¿no ves que son idiotas? ¿O qué, por Dios, qué???


¿Alguna teoría al respecto? ¿A qué burda maniobra manipulativa responde esto?

Porque tiene que ser una burda maniobra manipulativa. Por favor, que no haya otra explicación.

Cada día me da más miedo ver la tele. Informativos anestesiantes, realiys callejeros .españoles/aragoneses/ gallegos/ etc. por el mundo, idiotas bailando o insultándose o escudriñando la mierda ajena con pose o de buitre o de científico, futbol y más fútbol, Bisbal cantando a "la roja" -si es que ni los colores respetan- (seremos pobres y chapuceros, pero ay, que vamos a ganar el mundial), Eurovisión , nostalgia de la Campos y cine de barrio para confirmarnos que cualquier tiempo pasado, hasta el de la Edad de Piedra o la bárbara Edad Media, fue mejor. Circo, circo y más circo, que se acaba el pan.

Menos mal que todavía voy por la 3ª temporada de Lost. Así puedo refugiarme. Y tener otro motivo para huir de los medios supuestamente informativos de actualidad: que no me cuenten el final. Aunque es inevitable intuirlo.

domingo, 16 de mayo de 2010

El poderoso caballero

Lo que distingue al hombre de los otros animales son las preocupaciones financieras-Jules Renard

No estimes el dinero en más ni en menos de lo que vale, porque es un buen siervo y un mal amo-Alejandro Dumas

Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero.-Voltaire


Al perro que tiene dinero se le llama señor perro.-Proverbio árabe

¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero! ¡Pero cuestan tanto!.-Groucho Marx


Muchos hablan sinceramente cuando dicen que desprecian las riquezas, pero se refieren a las riquezas que poseen los demás.- Charles Caleb Colton

Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener. -Miguel de Cervantes

La riqueza es como el agua salada; cuanto más se bebe, más sed da. -Albert Schopenhauer


En estos tiempos los jóvenes piensan que el dinero lo es todo, algo que comprueban cuando se hacen mayores. Oscar Wilde

Hay algunas personas tan pobres que sólo tienen dinero- Anónimo



No sé si Marilyn fue la primera, pero desde luego creó escuela cuando proclamó aquello de que "los diamantes son los mejores amigos de las chicas", y hasta la actualidad ha dejado una estela de imitaciones, más o menos directas, como el homenaje en el compendio pop que es Moulin Rouge



o las versiones del vozarrón de Beyoncé para la publicidad de ese icono del lujo que es Armani


o de la pequeña Kylie Minogue


...hasta la adaptación de su espíritu que hacía aquella Madonna todavía ochentera, proclamándose una chica materialista en un mundo materialista


Pero el tema del dinero (tan eterno, casi, como el amor) ha sido tratado en el arte en general y en la música  en particular desde muchas ópticas y no siempre tan cínicas como la de las jóvenes de arriba.

Así, también en los ochenta, otra chica rubia (¿por qué será que con dinero siempre viene pegada una rubia?), mucho más gamberra, proclamaba con acento punk que no buscaba dinero, sino amor. Ella era Wendy James, y su banda, Transvision Vamp. Cómo me gustaban.


Bastante antes los Beatles, en los ingenuos sesenta, habían proclamado eso de que el amor es mucho más importante que el dinero, al que dicen despreciar porque no puede comprar amor, afirmación que resulta ingenua hasta para alguien tan espiritual como Hesse, que había hecho decir a su Kamala que "el amor se puede suplicar, comprar, recibir como obsequio, encontrar en la calle, ¡pero no se puede robar!". Y es que la relación entre dinero y amor es mucho más compleja de lo que los Beatles planteaban, sin duda.


A principios de los 90, también Annie Lennox hablaría de las cosas que el dinero no puede comprar y sólo el amor puede conseguir, pero dejando claro al final, en una acertada y elocuente pirueta irónica, que esto lo dice una chica blanca y rica que puede permitirse no poder dormir por cosas como la paz interior.


Mucho antes, en los 70, el maravilloso y merecidamente mítico musical Cabaret presentó un númerito insuperable, con una insustituible Liza Minnelli, dejando claro que es el money el que hace girar el mundo. Claro, era época también de crisis:


Y también en los 70 Roger Waters ironizaba con sus Pink Floyd sobre la hipócrita actitud nuestra ante el dinero (a quién le amarga un lujo, que haya justicia, pero que no toquen mi parte, cómo no querer dinero, con la de cosas que da...)


Y la música discotequera de Donna Summer cantaba a una mujer que trabajaba duro por dinero, reivindicando su derecho a que la trataran bien. Y es que el dinero fue también la clave para el cambio en la situación de la mujer. Todo lo demás está viniendo detrás.


Más de veinte años después, las chicas de Destiny's Child, también cantaron a esta mujer nueva que ya no quiere que le regalen diamantes, sino que exige respeto porque ella misma se paga todo.


Hasta los suecos Abba dedicaron una canción al tema, pero dándole la vuelta: hablan de una chica que tiene que currar por dinero, pero que sueña con dar un braguetazo, ligarse a un rico y vivir de él. Ya dije que lo de dinero y amor era muuuuy complicado (Por algo dice el saber popular que "cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana", respondiendo al ingenuo "contigo pan y cebolla" y demuestrando que todo refrán tiene su contrario)


Billy Idol mezclaba también amor y dinero, y cantaba a la maravillosa sensación que produce, un poco a lo Woody Allen, que dijo aquello de que "el dinero no da la felicidad, pero produce una sensación tan parecida que sólo un auténtico especialista podría reconocer la diferencia".


En plena movida de los 80, Loquillo declaraba su amor a esas chicas materialistas a las que se conquista con Chanel, Cocaína y Don Perignon


Y los sultanes del swing, los enormes e irrepetibles Dire Straits, criticaban el dinero fácil de, por ejemplo, los artistas de la MTV, en su Money for nothing. Y eso que el fenómeno sólo estaba todavía empezando. Yo hoy siento cierta zozobra cuando veo ciertos personajillos en tv y pienso en cuánto ganan y cómo... pero en fin, ese es un tópico inevitable, hoy más cabreante que nunca ,que debe ser tratado en otro lugar, y, tal vez, en otra ocasión.

Hace un par de años, los hoy omnipresentes Black Eyed Peas hicieron una canción sobre otra de Jack Jonson, titulada Gone going,que habla precisamente del artista que vende su alma para hacer dinero:


Y precisamente uno de los Black Eyed Peas, Will.I.Am, colabora con mi adorada Macy Gray en una canción en la que una de estas "material girls" le pide a su "rich boy" que la trate como a su dinero ("trátame como a tu dinero, ámame, necesítame, deséame, llévame allá adonde vayas, venérame toda tu vida, reza por mí por la noche, trátame mejor que a cualquiera que conozcas")


El dinero es el símbolo por excelencia y la abstracción más pura y arbitraria que existe. Es un papel, un trozo de metal o de plástico, una cifra un extracto de un banco. Y como Dios, es también la evidencia sarcástica de cómo el hombre -sobre todo algunos- termina siendo esclavo de su propia creación.

Y no sé si esto tiene más de absurdo o de trágico. Pero es inevitablemente real. Sobre todo en tiempos como los que corren. Porque a los amigos se les conoce en las ocasiones, y en tiempos de crisis todos y todo -también el dinero; sobre todo el dinero- mostramos y conocemos la verdadera faz.

Que ya Quevedo lo había expresado muy bien en el XVII:  Poderoso caballero es Don dinero

Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.(...)


Es tanta su majestad,
Aunque son sus duelos hartos,
Que aun con estar hecho cuartos
No pierde su calidad.
Pero pues da autoridad
Al gañán y al jornalero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.


Más valen en cualquier tierra
(Mirad si es harto sagaz)
Sus escudos en la paz
Que rodelas en la guerra.
Pues al natural destierra
Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.



Y tres siglos antes, en el XIV, siglo también de crisis tremenda, como el XVII y el actual, aquel cura enigmático y sabio, que era el Arcipreste de Hita hablando del  Buen Amor. Y a ambos los musicó el maestro, en todos los sentidos de la palabra, Paco Ibáñez.

Y es curioso leer este poema y comprobar como hasta en sus afirmaciones más concretas, no ha perdido un ápice de vigencia. Más bien, la ha ganado.


 Hace mucho el dinero, mucho se le ha de amar;
al torpe hace discreto, hombre de respetar,
hace correr al cojo, al mudo le hace hablar;
el que no tiene manos bien lo quiere tomar.


 Aun el hombre necio y rudo labrador
dineros le convierten en hidalgo doctor;
cuanto más rico es uno, más grande es su valor,
quien no tiene dineros no es de sí señor.


Si tuvieres dinero tendrás consolación,
placeres y alegrías y del Papa ración,
ganarás Paraíso, ganarás salvación:
donde hay mucho dinero hay mucha bendición.


Yo vi en corte de Roma, do está la Santidad,
que todos al dinero tratan con humildad,
con grandes reverencias, con gran solemnidad;
todos a él se humillan como a la Majestad.


Creaba los priores, los obispos, abades,
arzobispos, doctores, patriarcas, potestades;
a los clérigos necios dábales dignidades,
de verdad hace mentiras; de mentiras, verdades.


 Hacía muchos clérigos y muchos ordenados,
muchos monjes y monjas, religiosos sagrados,
el dinero les daba por bien examinados:
a los pobres decían que no eran ilustrados.


 Ganaba los juicios, daba mala sentencia,
es del mal abogado segura mantenencia,
con tener malos pleitos y hacer mala avenencia:
al fin, con los dineros se borra penitencia.


El dinero quebranta las prisiones dañosas,
rompe cepos y grillos, cadenas peligrosas;
al que no da dinero le ponen las esposas.
¡Hace por todo el mundo cosas maravillosas!


He visto maravillas donde mucho se usaba:
al condenado a muerte la vida le otorgaba,
a otros inocentes, muy luego los mataba;
muchas almas perdia, muchas almas salvaba.


Hace perder al pobre su cabaña y su viña,
sus muebles y raíces, todo lo desaliña;
por todo el mundo anda su sarna. y su tiña;
donde el dinero juega allí el ojo guiña.


Él hace caballeros de necios aldeanos,
condes y ricoshombres de unos cuantos villanos,
con el dinero andan los hombres muy lozanos,
cuantos hay en el mundo le besan hoy las manos.


Vi que tiene el dinero las mayores moradas,
altas y muy costosas, hermosas y pintadas;
castillos, heredades y villas torreadas
al dinero servían, por él eran compradas.
(...)
Yo he visto a muchos monjes en sus predicaciones
denostar al dinero y a las sus tentaciones,
pero, al fin, por dinero otorgan los perdones,
absuelven los ayunos y ofrecen oraciones.


Aunque siempre lo insultan los monjes por las plazas,
guárdanlo en el convento, en vasijas y en tazas,
tapan con el dinero agujeros, hilazas;
más escondrijos tienen que tordos y picazas.
(...) 
Toda mujer del mundo, aunque dama de alteza,
págase del dinero y de mucha riqueza,
nunca he visto una hermosa que quisiera pobreza:
donde hay mucho dinero allí está la nobleza.


El dinero es alcalde y juez muy alabado,
es muy buen consejero y sutil abogado,
alguacil y merino, enérgico, esforzado;
de todos los oficios es gran apoderado.


 En resumen lo digo, entiéndelo mejor:
el dinero es del mundo el gran agitador,
hace señor al siervo y siervo hace al señor;
toda cosa del siglo se hace por su amor.


Por dineros se muda el mundo y su manera
toda mujer cuando algo desea es zalamera,
por joyas y dineros andará a la carrera;
el dar quebranta peñas, hiende dura madera.


Deshace fuerte muro y derriba gran torre,
los cuidados y apuros el dinero socorre,
hace que del esclavo la esclavitud se borre;
de aquel que nada tiene, el caballo no corre.

Y si alguien quisiere esta concatenación tonta continuar
hágalo presto, sin dudarlo y sin hacerse de rogar...

miércoles, 12 de mayo de 2010

Los nadies

Hoy ha aparecido el presidente de mi país con cara seria. Estaba como compungido. Tenía una noticia que darnos: seremos algo más pobres. Habrá rebaja de prestaciones, de salarios, de obra pública, en definitiva, el Estado gastará menos.

¿Y a los nadies qué? ¿Qué coño les importa? Ellos son la última mierda siempre. Siempre están revolcados en el fango y oliendo perennemente mal. A ellos nadie les mira. Son solo obstáculos que esquivar.

Hoy me dan exactamente igual las medidas que tomen éste país en el que vivo o cualquier otro de los denominados "ricos". Hoy me trae sin cuidado. Hoy en mi ánimo, seré un nadie.

Son 1.200 millones de nadies que mueren todos los días, y que purgan su condena en la tierra por el mero hecho de haber nacido. Son ilegales en todas partes. Son basura, escoria pura y dura. Mierda. Los nadies ya no lloran, ni hoy, ni mañana, ni nunca.

No valen, efectivamente, ni la bala que los mata.

Nosotros jugamos a ser pobres; ellos se matricularon hace tiempo en esa asignatura. Es más, son tan buenos en eso que los padres transmiten a su prole todo lo necesario para que sigan siendo nadies.

Sin embargo, no queremos acabar con ellos, exterminarlos...no. Los necesitamos. Necesitamos de su miseria, de sus lágrimas de niño, de sus uñas negras y su mirada perdida. Necesitamos de su dolor, de su muerte, de sus gritos en silencio, de su deseperación, de sus harapos y de su pan duro....de su pérdida de toda condición humana. Los necesitamos más que a nada en el mundo: ellos nos permiten ser ricos.

Ellos nos permiten, de vez en cuando, jugar a ser pobres.

Nadies del mundo, basura humana. Muchas gracias. 


viernes, 7 de mayo de 2010

Nos quedamos



Hace dos semanas ya que cantaba victoria antes de tiempo (mi especialidad) proclamando que abril nos traía sol, hemos vuelto  a lo más hondo del crudo invierno y resulta que entremedias ni Dei ni yo hemos escrito absolutamente nada. Ni rosas de plástico nos dignamos ya a robar.

Conste que yo tenía alguna en la cabeza (alguna sobre la polémica absurda del pañuelo, que me indigna y me enerva a no poder más, alguna sobre zonas oscuras, alguna concatenando vídeos...), peeeero... mi dedicación absoluta a mis alumnos (hace tiempo que tengo un blog para ellos, aunque le hacen más bien ningún caso),  a un par de cursos sobre aprendizaje colaborativo (sí, en la enseñanza hay también modas, y los que querríamos ser fashion victim, aunque en realidad somos escépticos, sucumbimos) y nuestra hace-un-mes-estrenada adicción a Lost (vamos por la segunda temporada, en rigurosa VOS, qué os creéis) me impiden ponerme a escribir nada, porque yo escribiendo posts soy un coñazo, que se me van de madre de largos, y luego los corrijo y recorrijo hasta la náusea...

En fin, que solo quería decir que no es que hayamos dejado de robar rosas, aunque el feisbuk apriete y quiera dejar sin sentido a esto de la blogosfera. Solo quería decir que nos quedamos, que seguiremos, no sé cuándo, no sé cómo, no sé siquiera si a alguien (aparte de mí y de, a ratos, Dei) le importa, pero que no abandonamos. Que por aquí estamos, aunque no se nos vea. Que volverán los post largos, y cursis, y farragosos, y llenos de tópicos, y las cajitas de recuerdos para que yo pueda recuperar alguno de los momentos que se van, que se pierden como lágrimas en la lluvia aunque a mí me dé tanta rabia.

Eso, y desearos buen fin de semana con una canción alegre, sorprendente y distinta.

Hasta más ver, y que el fin de semana sea generoso y dulce con todos nosotros.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...