viernes, 25 de marzo de 2011

... y 39.

"En el fondo de nosotros mismos 
siempre tenemos la misma edad"
GRAHAM GREENE


Me he levantado resacosa y contenta (combinación mágica y talismán).  He ido a trabajar cargada de tarta, gominolas y bombones, he repartido dulces y me han repartido besos, afecto y canciones. Me han enviado un libro con los mejores trucos para el sexo, el ordenador y los teléfonos rebosaban cariño y deseos de felicidad, me he regalado pereza, música y nostalgia mientras se escurría la tarde pensando en la cena con mi churri  en el sitio donde hace nada fuimos, se puede decir, felices, y dándonos cuenta ya en aquel momento de que lo éramos, que es tan raro y tan difícil y tan hermoso, aunque suene cursi, pero es que yo soy así.

Y me han acompañado nostalgias muy dulces, como si el tiempo no fuera una sucesión de instantes sino de espejos, uno que te lleva a otro, uno que te lleva a otro, y este a otro, y este a otro, y así, ahora mismo, rozando las ocho de la tarde de un día que ha sido primavera en esta ciudad de cielo inmenso,pienso en hace 39 años, en la madre que hoy piensa en mí desde lejos aunque esté siempre tan cerca, y en el padre que decidió mi nombre con anécdota ,y en mi hermana que como siempre nunca falla, y en  mi hermano, que siempre vuelve de lejos y siempre está en aquellas tardes de la carretera de Laza, y en mis padrinos, los dos solteros (cuántas vueltas le daba yo a eso de niña, y solteros todavía aunque los años no me dejen ya darle vueltas ni importancia), y en mis abuelos que como soy niña seguro me miran desde el cielo,  y en los amigos que se acuerdan y en los amigos de los que me acuerdo, y en aquellos que tal vez se acuerden pero no lo dirán, y en los que yo tal vez  recuerdo y no lo diré,  y en las tardes que se han ido y ya son mías para siempre,y en las mañanas tan distintas que no lo parecían,  y en las noches aquellas en que todo era luminoso, inevitable e importante. 

Y en ahora, en este momento en que quizás sea feliz, o quizás no, y quizás algún día me dé cuenta, en que sí, que son treinta y todos, y esto se acaba, y que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde, y ese es el único argumento de la obra...

Pero es que ahora no puedo pensar en eso. Estoy demasiado ocupada con tanto por celebrar.


Otros 25 de Marzo en Robando rosas:


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...