sábado, 31 de diciembre de 2011

Por lo menos... el balance

Como esta es una de las pocas tradiciones que podemos conservar con cierta dignidad en este blog dejado de todas las manos, allá va el balance caótico de lo que ha sido este 2011, aunque muchos de los renglones torcidos que van  a salirme hubieran merecido en tiempos más prolíficos parael noble arte de robar rosas una (y hasta varias) entradas independientes. Pero las crisis son así, y la nuestra como ladrones no iba a ser una excepción.
Porque para mí, este 2011 que de pronto se nos ha quedado viejo, ha sido el año en que...

...vivimos un mayo de acampadas, manifestaciones, aire fresco y esperanza que con el rodar de los meses parecen en haberse quedado en eso, esperar sin atrevernos a desesperar pero intuyendo a nuestro pesar que quizás haya poco más allá de la esperanza... Yo sigo diciendo ojalá, aunque la razón, que no el corazón, se empeñe en hacerme pensar que quizá la esperanza realmente fructifera esté en otra parte.Ya se verá. Espero...

...nos mudamos, justo en los pocos días de verdadero calor de un verano, como el invierno, tardío y descafeinado. Una locura de cajas y cosas, viajes, incidentes y preparativos contra reloj para inaugurar nuestra maravillosa terraza que justufica ella solita todo lo demás.

... me asenté en el mejor instituto del mundo, trabajando con gente maravillosa, vocacional y entregada a pesar de los malos tiempos para la lírica educativa, con los que es imposible olvidar cada día la magia que a veces surge en las aulas si se le da una oportunidad a la chispa.

...nos quedamos sin viaje en verano, por las cosas del dinero y del tiempo, complemetos circunstanciales que a veces determinan el núcleo del predicado, y que nos tienen esperando por un año de estos con un viaje de aquellos. En fin. Ya se verá.

...ratificamos nuestro baztanismo en Semana Santa y en Septiembre, y nuestro lisboetismo en el puente de Diciembre, en un viaje que como el río de Heráclito, a pesar de ser el mismo nunca lo es, porque nosotros nunca lo somos, y que Dei quiere convertir tambien en una tradición llena de dignidad. En fin. Ya se verá.

... llegó Lúa a buscarnos desde las sombras de la noche, la sed y el abandono, y nos hizo sacudirnos la razón, y con las razones poderosas del corazón, que no suelen dejar opciones, decidirnos a convivir con dos gatos, un perro y el futuro. Julieta de momento saca las uñas, Mitch se escabulle buscando refugio en la tranquilidad, y yo me desespero inutilimente. En fin. Ya se verá.

...me he pasado la segunda mitad del año sin beber, sin comer jamón (a no ser congelado) y engordando, rodeada de ilusiones y proyectos alrededor de eso que me han dicho que es un niño, que a veces parece que se mueve, pero que yo no consigo realmente imaginar. Hasta que lo vea. Y, si todo va bien, se verá.

...dejamos ese blog huérfano de rosas resisitiéndonos a rendirnos, y con el proyecto y la intención de devolverle a la vida cualquier día de estos, cuando el tiempo y las cosas y los casos nos dejen los ratos, y la fuerza, y la atención que se merecería y que día tras día no podemos dedicar. En fin. Ya se verá.

Y mientras esperamos y desesperamos, y alargamos el cuello para ver lo bueno en el horizonte, y suspiramos y despotricamos sobre nuestras cervezas por todo lo malo que acecha con sus fauces cada fecha del calendario, brindemos con el corazón e imaginemos amuletos poderosos y rituales para que este 2012 sea feliz y suave, que venga lleno de buen tiempo y que si no viene, que no nos falte nunca la buena cara. Brindo por ello, y por vosotros, los que caigáis sorprendentemente por esta entrada perdida de un blog desangelado. Mil gracias.
Y para vosotros, este 2011 que hoy, de golpe, se nos ha quedado viejo, ha sido el año en que...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Será un año estupendo...Seguro.

Say dijo...

Enhorabuena por ese 2011 tan bueno y por el 2012 que pinta tan bien!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...